eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

¿Mujer, 8 de Marzo? Esta historia ya me la conozco

43 Comentarios

Imagen de archivo: "Somos el grito de las que ya no tienen voz", manifestación del 8M 2016.

Se diría que cada 8 de Marzo sirve, desde hace algún tiempo, para constatar los retrocesos de la mujer en la sociedad. Llegados a este 2017 son tan evidentes que se ha levantado una nueva ola reivindicativa, un "Basta ya" inapelable. No ha faltado más que situar al frente del país más poderoso de la tierra, Estados Unidos, a un misógino de manual, líder idóneo de esa mayoría masculina, blanca e inculta que lo ha encumbrado, junto a un nutrido sector de mujeres de los mismos parámetros mentales. La protesta de las mujeres, otras mujeres, contra Trump fue, desde el primer día, una de las más numerosas de los últimos tiempos. Cuando el mamut está en la puerta no hay otra que reaccionar.

Vamos para atrás, a la carrera. Los hombres siguen copando las Consejos de Administración y todo centro para la toma de decisiones. Nada ha cambiado para el 60% de licenciadas –tanto en Europa como en España– que no ven reflejado ese porcentaje en los puestos de decisión. Seguimos sin dirigir periódicos. De aquel 70% de mujeres periodistas del que hablábamos hace un año, vimos acceder a tres a ese cargo de mayor responsabilidad y ya ha quedado una en el camino. La presencia de las periodistas en las tertulias espectáculo de la televisión permanece en mínimos.

Las mujeres siguen cobrando menos salario, de forma oficial o por medio de incentivos y pluses que la discrimina. Siguen estando a la cabeza de los trabajos temporales y precarios. La mayoría de las administraciones no han arbitrado medidas para la conciliación de la vida personal y laboral, cuyo mayor peso sigue recayendo en ellas. Permanecen como las grandes paganas de la crisis y las primeras en quitarse la comida si falta dinero en casa. Ese extremo que ignoran deliberadamente las cifras oficiales del Gobierno y de sus medios de apoyo.

Seguir leyendo »

Hijas víctimas de la violencia machista

Imagen de archivo: protesta contra la violencia machista.

Como si de una fatalidad impuesta por la ley de la gravedad se tratara, sabemos ya que al acabar el año unas cuarenta niñas se habrán quedado huérfanas porque su padre ha tenido la brillante idea de asesinar a su madre.

Es también estadísticamente probable que buena parte de esos huérfanos haya presenciado cómo su padre asesinaba a su madre. Únicos testigos.

Un buen trabajo periodístico/ciudadano nos obligaría a preguntar a estas menudas víctimas de la violencia machista qué ha sido de sus vidas dentro de, pongamos, veinte años. Cómo han crecido, cómo han incorporado, o no, el asesinato de su madre a su forma de estar en la vida. Después de semejante destrozo cualquier evolución será entendible.

Seguir leyendo »

Venga, seamos honestos sobre el periodismo

129 Comentarios

Comparecencia ante la prensa de Mariano Rajoy en un televisor.

Desde que empecé en este oficio en los años 90 he visto cómo se aparta de su puesto a periodistas a petición de un político, cómo se castiga a reporteros por haber denunciado el asesinato de compañeros de profesión (como José Couso), cómo se condena a "hacer pasillos" a los periodistas que no demuestran fidelidad inquebrantable hacia ministros o presidentes.

He recibido órdenes para dejar de cubrir asuntos que repentinamente resultaban "molestos". Me ha quedado claro que ciertas empresas –anunciantes– son intocables. He recibido amenazas de jefes de prensa. He visto cómo integrantes de diversos gobiernos telefonean diariamente a los directivos de los medios para influir, dictar, regañar, amedrentar o manipular. Y cómo muchos de estos ceden, aceptan, asienten. 

¿Quién no ha visto a algún jefe acordar estrategias comunicativas con políticos?

Seguir leyendo »

¡Qué escándalo! ¡Hay un partido que presiona a los periodistas!

68 Comentarios

Cartel de la serie 'The Newsroom'.

"Niña, ¿pero tú sabes de quién es tu periódico?". La frase y el tono de mi interlocutor habrían hecho temblar al más osado reportero de guerra. Pero yo tenía veintipocos años, acababa de poner los pies en  mi primera redacción y apenas me sonaba el nombre del iracundo señor que estaba al otro lado del teléfono. Ni que decir tiene que no tenía la más mínima idea de quién o quiénes eran dueños del periódico para el que trabajaba. El señor en cuestión, un reputado empresario y directivo de la patronal, ocupa aún hoy puestos relevantes en varias empresas.

Luego vinieron las llamadas a mis sucesivos jefes porque titulaba de tal o cual manera, las bromas al final de la rueda de prensa (" creo que hoy íbamos a mandar un burofax a tu director…") o las invitaciones a suavizar el enfoque de un reportaje porque, al fin y al cabo, somos buenos amigos, ¿verdad?

Cuando no era un banco era una discográfica, y cuando no un fabricante de coches, una editorial, un partido político o una mayorista de viajes. A veces era el título, a veces el enfoque, a veces el tono. No es mi historia. Es la de todos y todas las periodistas que tienen la suerte de trabajar en redacciones en las que se produce y publica información relevante para la ciudadanía.

Seguir leyendo »

¿Quién acosa al periodismo?

97 Comentarios

Pablo Iglesias ha demostrado en múltiples ocasiones ser un bocazas. Ha interpelado en público a periodistas, les ha acusado de escribir mentiras para medrar en su trabajo o ha hecho comentarios impresentables sobre su manera de vestir. Sin duda, ni él, ni algunos de sus colegas de Podemos, pueden dar lecciones de elegancia en su trato con los medios. Pero al menos una cosa es cierta, ni Iglesias, ni Errejón, Echenique, Montero o Maestre han ocultado nunca su posición crítica ante el trabajo periodístico. Hace ya dos años, en el Congreso de Periodismo Huesca, tuve la oportunidad de preguntarle durante un debate a Echenique por este asunto. Y sí, sus opiniones podían ser inquietantes, pero no se escondió y, la verdad, en algunas cuestiones relativas al rigor, a las televisiones públicas y a la influencia del poder económico tenía razón.

Viene esto a cuento de la  nota que la Asociación de la Prensa de Madrid (a la que pertenezco desde hace más de 30 años) emitió ayer para quejarse del acoso de Podemos a un grupo de periodistas que al parecer han pedido amparo a la citada asociación. Sorprende el tono lastimero y llorón del comunicado. También que no se dé ni un solo dato, ni un solo nombre, ni una pista de a qué asuntos tan graves y preocupantes se están refiriendo. Y más que sorprender, sonroja, que algún ilustre medio con ínfulas globales abra durante horas su portada digital reproduciendo la nota sin añadir ni contexto, ni enfoque ni reacciones.

Y también llama mucho la atención que los periodistas que se sientan representados por esa nota –yo, desde luego no– tengan la piel tan fina. Este no es un oficio cómodo. Y si no que se lo pregunten a nuestros colegas de México, El Salvador, Honduras, Guatemala, Colombia, Perú... Ellos, que se juegan la vida en cada párrafo, sí tienen motivos para estar preocupados. Pero, sinceramente, creo que lo que nos debería ocupar a los periodistas españoles tienen más que ver con la decencia y el rigor a la hora de ejercer nuestro trabajo que con Podemos o Pablo Iglesias.

Seguir leyendo »

Este artículo no es ni machista ni feminista

115 Comentarios

Imagen de archivo del Día Internacional de la Mujer.

Como cada año, este 8 de marzo "feminismo" será la palabra más repetida en España. Escucharemos una vez más a todos los portavoces políticos, de izquierda a derecha, de Irene Montero a Rafael Hernando, reivindicar el feminismo en sus ruedas de prensa. El presidente del Gobierno anunciará nuevas políticas feministas. El rey aprovechará un acto institucional para expresar enfáticamente su compromiso con la causa histórica del feminismo. Los grandes empresarios mostrarán su voluntad de aplicar medidas feministas en sus plantillas. Todos los medios publicarán editoriales feministas; los telediarios abrirán con llamamientos a favor del feminismo, y no habrá famoso, comunicador, deportista o peatón al que ese día le acerquen un micrófono y no diga con entusiasmo "por supuesto, soy feminista".

Vale, no, que me he despistado. En el anterior párrafo cambien "feminismo" por "igualdad", y ahora sí cuadra todo: este 8 de marzo todos los portavoces políticos reivindicarán la igualdad (incluido Rafael Hernando), el presidente del Gobierno anunciará nuevas políticas de igualdad, el rey (o la reina) declarará su compromiso con la causa histórica de la igualdad, los grandes empresarios propondrán medidas igualitarias en sus empresas, leeremos editoriales por la igualdad hasta en el ABC, el telediario hará campaña por la igualdad, y todo el que tenga un micro cerca dirá que "por supuesto, defiendo la igualdad".

En este país hemos superado el machismo a tal velocidad que en el mismo salto superamos el feminismo, y así hemos llegado a las verdes praderas de la igualdad. No extrañe que cada vez más gente diga eso de "Yo ni machismo ni feminismo: yo igualdad". En este país somos así, no nos van los extremos. En su día dejamos de ser fascistas pero no caímos en el antifascismo, nos convertimos en demócratas a secas, sin necesidad de integrar la memoria antifascista como en otros países. Igualmente, nos libramos del franquismo, pero lejos de nosotros la tentación de practicar el antifranquismo, pudiendo dejar a los muertos en paz.

Seguir leyendo »

La lente rota de El Objetivo

384 Comentarios

El domingo, en El Objetivo de La Sexta, las feministas volvimos a ver un programa sobre feminismo donde la mitad de las invitadas a debatir no eran siquiera feministas. Eran mujeres, algo es algo: Francina Armengol (presidenta del Gobierno de las Islas Baleares por PSIB-PSOE), Uxue Barkos (Geroa Bai, presidenta del Gobierno de Navarra), Mónica Oltra (Compromís), la jefa de la oposición en Cataluña, Inés Arrimadas (Ciudadanos) y la alcaldesa de Logroño por el PP, Cuca Gamarra. El denominador común de estas, además de su género, fue que todas eran políticas. A lo mejor estoy muy loca por esperar que lo que tuvieran en común quienes asisten a un programa sobre un tema sean expertas en dicho tema.

El feminismo, una vez más, se vio representado en la tele por personas que apenas saben el significado de la palabra. El feminismo como espectador, nunca como protagonista. Esto no es nuevo, por supuesto. Estamos harta de verlo.

Pierde una las esperanzas cada vez que se sienta delante de la televisión para ver un programa sobre feminismo con el que aprender e inspirarse, porque todos se resumen a lo mismo: invitados que opinan sin saber, que tergiversan y usan palabras sin saber su significado. Como fue el caso de la miembro del PP, Cuca Gamarra, que dijo literalmente: "Tenemos que conciliar en lo profesional pero también en lo personal". Que una política del partido de Gobierno no sepa que la conciliación se refiere a conciliar la vida profesional con la personal refleja bastante bien el nivel del debate. Hacen políticas sobre conciliación sin saber qué es la conciliación. Bien, sigamos.

Seguir leyendo »

Si el caballo vive, la historia muere

Duke y Chris.

¿Dónde van los reportajes fracasados? Me hago esta pregunta desde que conocí el caso de una historia que murió, fue enterrada y sigue teniendo pulso. Quiero contarla hoy por primera vez. Va de un caballo llamado Duke y de un joven fotoperiodista en Estados Unidos.

El octubre pasado Guillem no podía creer que le hubieran becado para el Missouri Photo Workshop, el mítico curso que lleva celebrándose desde 1949 y que fundó el profesor de periodismo Cliff Edom. De Edom se dice que fue el padre del fotoperiodismo porque inventó la palabra fotoperiodismo. Antes de él, a estos profesionales se les llamaba reporteros gráficos o simplemente, fotógrafos. 

Más que una clase magistral o un congreso, el Missouri Photo Workshop es un campamento de supervivencia en el que los participantes se enfrentan a la América rural. Allí donde aparentemente reina el tedio y no ocurre nada, los fotoperiodistas deben encontrar buenas historias y contarlas en imágenes. Las reglas, además, son las mismas que en 1949.

Seguir leyendo »

¡Menos lobos, caperucitas!

53 Comentarios

¡Menos lobos, caperucitas!, parece decir el Juzgado de 1ª Instancia nº 6 de Zamora a la asociación Lobo Marley, que defiende al lobo ibérico de la masacre que sufre en el territorio español. Es lo que parece decir también la Fiscalía, que en nombre de la Junta de Castilla y León y de un particular (gestor de actividades cinegéticas al que en  el auto incluso se le ha reconocido lucro cesante) ha llevado a cinco activistas ante los tribunales: sois unas miserables caperucitas y os vamos a crujir.

Es lo que se deduce del hecho de que pidan para los acusados dos años y seis meses de prisión por llevar a cabo en 2014, en la sierra de Culebra (Zamora),  una acción directa que conllevó el derribo de unas casetas desde las que los pistoleros no solo matan lobos sino que lo hacen con las peores artes: bajo techado y atrayéndolos con carroña. Unas casetas que son ilegales según la Ley de Caza de Castilla y León (no se puede aguardar a la presa en una construcción) y desde las que se cometen ilegalidades consentidas –y se podría decir promovidas- por la propia Junta (el uso de atrayentes como la carroña está también prohibido). ¡Menos lobos, caperucitas! es el mensaje que se deduce del hecho de que, en libertad provisional a espera del juicio oral, el juzgado exija que entre los cinco depositen 50.000 euros de fianza.

Una fianza que es muy elevada para los de Lobo Marley, activistas que no son ricos y destinan al compromiso muchos de sus recursos personales, cometieron su presunto delito con la conciencia de estar ejerciendo el derecho ciudadano a proteger el patrimonio natural de todos. Conclusión: a quienes defienden el patrimonio de todos se les cruje ( ¡menos lobos, caperucitas!), cuando tantas veces se protege a quienes roban el patrimonio de todos (no es casualidad que entre los ladrones y sus allegados haya mucho amante de la escopeta).

Seguir leyendo »

El Ministerio de Justicia absorbe al Ministerio Fiscal

Catalá asegura que "nunca" y "en ningún caso" ha ordenado nada a la Fiscalía

Vivimos en un mundo de apariencias. La que logra calar en la sociedad como si se tratase de una realidad, aunque no coincida con esta, es lo que se impone. Y no hay nada peor que cuando esa imagen es negativa y además… coincide con la realidad.

Comprendo que muchos periodistas escriban sobre lo acontecido el día anterior. Pero como son tantas noticias lamentables casi en cascada las que en este país suceden, una información u opinión acaba tapando la anterior noticia. Como no soy del gremio, mi enfoque es muchas veces volver y reflexionar algo grave acontecido pero que sigue produciendo efectos y no debemos olvidar.

Me quiero referir a lo que desde hace un tiempo está sucediendo en España con la creciente y alarmante sumisión del Ministerio Fiscal al poder ejecutivo. Lo grave es que no sólo se esté dando ahora una vuelta de tuerca a una concepción totalizadora del poder en el Ejecutivo sino que en este sentido, coincida la opinión del ciudadano medio con la realidad de lo que esta sucediendo.

Seguir leyendo »