eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Brunete mediática en acción

Quien analice qué falló en la democracia española, además de su origen posfranquista tendrá que atribuirle gran responsabilidad a las cabeceras de prensa madrileñas y las emisoras de televisión

39 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Que si la política española es una picadora de carne... Basta ver el banquete caníbal que se dieron hace unos días con las propuestas económicas que presentaron los de Podemos.

Es un deber de la prensa informar críticamente, pero la fruición con que mordían el cuello a las propuestas económicas de ese recién nacido daba miedo. Las empresas de comunicación fueron unánimes, no se trataba de un examen sino de una ejecución sumaria. Todo se resumió al final en que "si gobernasen estos acabarían con todo y nos moriríamos entre horribles sufrimientos".

Conviene aclarar que no hay que ser miembro, simpatizante o posible votante de Podemos, es mi caso, ni tampoco catalán que quiere decidir su futuro, también es mi caso, ni siquiera catalán a secas, es mi caso también, para señalar la actuación políticamente homicida de la mayoría de los medios de comunicación. Basta con creer en la democracia para hacerlo.

Denunciamos la utilización que hace el Gobierno de la policía como instrumento partidario, un día no lejano Fernández Díaz será juzgado por  crear una policía política secreta, actualmente encargada de investigar a los políticos catalanistas y cualquier miembro destacado de la sociedad catalana. Si algo así no es noticia destacada para las grandes empresas de comunicación y no hace caer a un Gobierno se debe única y exclusivamente a que, tras dos años de Gobierno Rajoy, no vivimos ya en un régimen democrático. E igualemente denunciamos la persecución iniciada ya contra los dirigentes de Podemos y sus familiares directos. En ambos casos se trata de una inquisición contra quienes cuestionen las reglas del juego.

Hace años un político vasco, disculpen, Iñaki Anasagasti, denunció la existencia de la Brunete mediática. La violencia de las empresas de comunicación españolas, un arma destructora de quien cuestionase los consensos de hierro del sistema político. Su modo de actuar era ,y sigue siendo, invisibilizar a los disidentes y si no lo consiguen destruirlos con la ridiculización y la mentira. Quien analice qué falló en la democracia española, además de su origen posfranquista tendrá que atribuirle gran responsabilidad a las cabeceras de prensa madrileñas y las emisoras de televisión.

Qué puede decir cualquier observador desinteresado sobre las informaciones sesgadas, sobre el muro a los políticos catalanistas que no aparecen nunca directamente sino a través de imágenes y voz en off de la redacción que les atribuye esto o aquello. Basta decir que únicamente un canal, la Sexta, emitió una entrevista con el presidente Mas o con otro político significado, Oriol Junqueras. Los motivos de ese comportamiento: la república catalana cuestiona de raíz la estructura del Estado, tanto la integridad territorial como la Corona.

Hemos leído en medios madrileños acusaciones sobre el sectarismo en TV3, aunque no somos espectadores de ese canal y no podemos atestiguarlo, es posible dar crédito a esas acusaciones, pero los televidentes catalanes tienen la ventaja sobre los del resto del estado de que pueden escoger entre esa emisora y el resto de los canales de televisión españoles. Si no les gusta TV3 siempre pueden ver las otras televisiones.

Pero el Gobierno, por si hubiese duda y para evitar que nadie se mueva, les retuerce el brazo con la amenaza de que TVE vuelva a emitir publicidad. Repartir esa tarta publicitaria con otro canal restaría ingresos a las cadenas privadas, y éstas comprenden inmediatamente la amenaza. No hay que explicar más.

¿Y los motivos de la actuación contra Podemos? Porque cuestiona todos los consensos. Podemos se nutre básicamente del descontento social por la política económica y lo que los carga de fuerza moral es la corrupción que está aflorando. Más que una crítica política a las estructuras económicas del sistema lo que realmente representan es una crítica moral, pero lógicamente están obligados a presentar alternativas a las políticas más injustas que por fuerza o de buen grado han firmado los gobiernos de los dos grandes partidos. Podemos está obligado a alterar las políticas actuales que obedecen al capital alemán y, particularmente, a las grandes empresas españolas. Ése es el motivo para el ensañamiento, las burlas y los denuestos sobre las medidas económicas que nos han regalado los medios que forman parte del sistema.

Todo lo que hace este Gobierno nos parecería increíble hace pocos años, todo son cosas enormes y gravísimas que lanzan al estado contra las sociedad, porque lo que han hecho con TVE es usarla como un arma política contra la ciudadanía. Tras llegar al Gobierno cabaron inmediatamente con la independencia de RTVE que había garantizado el Gobierno anterior y la tranformaron en un plató del PP. El sectarismo ideológico tan extremo lo resume un dato al azar: un fin de semana cinco semanas antes del 9 de noviembre, pasaron por TVE 50 opinadores, y todos ellos eran contrarios a la consulta catalana. O, si lo prefieren, otro dato: el nuevo delegado de TVE en Catalunya es el que acaba de ser jefe de prensa de Alicia Sánchez Camacho. ¿Una entrevista en un horario de audiencia a los líderes de Podemos? "El año que viene, si Dios quiere"...

Se trata de eso, de la existencia de la Brunete mediática. No es raro que Anasagasti haya nacido en el exilio, la mirada del exiliado es la que lo ve todo desde fuera con lucidez.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha