eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Top 10 de políticos machistas

Una lista de los representantes públicos más machistas de 2016 y algunos ejemplos de sus declaraciones y actitudes sexistas

229 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Hemos confeccionado un top 10 de políticos machistas para finalizar este 2016. Ha sido muy fácil encontrar ejemplos, no tanto el decidir cuáles de todos ellos merecían estar en el ranking. Pero, sin duda, lo que más me ha costado es ordenarlos: si por misoginia, por incoherencia con el resto de su discurso o por orden cronológico. Finalmente, me he decidido por el daño potencial que su machismo puede hacer. 

10. El exlíder de Ciudadanos en León,  Sadat Maraña

Se marcó un Cantó este año y dijo que "la violencia machista no existe", además de tuitear que "no hay mujeres feas, hay copas de menos". Si ocupa el último puesto es sólo porque tuvo que dimitir y, de momento, poco va a decidir sobre la vida de nadie.

9. El expresidente de la Comunidad de Madrid por el PSOE, Joaquín Leguina

No contento con demostrar públicamente su ignorancia con respecto a las denuncias por violencia de género, insistió en enero de este año en su particular tarea llamando "puta" a Pilar Rahola.

Va en el puesto noveno porque ya no tiene autoridad para lanzar ningún tipo de política; del insulto en platós ya no puede pasar.

8. El líder de VOX, Santiago Abascal

En fin, se comenta solo este hombre. Es una de las pocas personas imparodiables que existen, da igual cómo se te ocurra caricaturizarlo, él siempre va a superarte.

El día 8 de marzo, Día de la Mujer, tuiteó esto otro:

Ocupa el puesto número 8 pero también podría haber ocupado el undécimo, a nivel político es inofensivo.

7. Pablo Iglesias, líder de Podemos

A pesar de que públicamente intenta cuidar su discurso, a poca gente se le escapa que Pablo Iglesias es muy machista. No hace falta irnos a mensajes privados donde fantasea con azotar a mujeres, Iglesias ya era machista de antes. El apodo de "Macho Alfa" siempre le vino como anillo al dedo, y no sólo se desprende de su actitud y lenguaje corporal, sino de frases como aquel alegato en Salvados donde explicó que en su equipo había mujeres porque nosotras trabajamos "mejor". 

Pero el daño potencial aquí no son sus declaraciones -como pasa con el resto de invitados a este ranking- sino su particular defensa del feminismo o de la necesidad de "feminizar la política" mientras hace justo lo contrario. Aquel discurso que hizo enfadar a tanta gente -una vez la SER lo hubo manipulado- no tenía mucho de extravagante, simplemente debió predicar con el ejemplo y dar espacio a las feministas de sus filas para que fueran ellas quienes lo emitieran. Si es que de verdad te estás creyendo lo que estás diciendo, si no, es sólo un mansplaining mientras posas de aliado. Porque no puedes hablar de feminizar la política mientras estás ocupando los espacios como un machuno  hasta cuando te sientas, o estás alabando en tus redes sociales un vídeo producido por un prostíbulo.

Obviamente, si el discurso de Iglesias lo tuviera alguien de Ciudadanos, no estaría en esta lista. De hecho, sería hasta loable si eso pasara, ya que es un partido profundamente machista y significaría que alguien ahí dentro está yendo a contracorriente y está haciendo autocrítica. Pero cuando esta incoherencia en la práctica viene del líder de un partido como Podemos, la cosa se vuelve intolerable. Si este liderazgo es el del partido con el que tenemos que comulgar las feministas, apaga y vámonos.

6.  El alcalde de Campo de Criptana, Antonio Lucas-Torres (PP)

Decidió unilateralmente que el Ayuntamiento no colgaría ninguna pancarta en contra de la violencia de género, tal y como se había decidido en pleno el año pasado. Porque 106 mujeres asesinadas sólo en 2016 a manos de hombres no merece ni una pancarta el día contra las violencias contra la mujer. La población, de menos de 15.000 habitantes, tiene en su historial de los últimos 5 años a dos mujeres asesinadas por sus parejas. El Partido Popular fue votado en Campo de Criptana  con casi el 48% de los votos.

5. Dolors Montserrat, actual ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de España

Ya me gustaría poder haber hecho una lista sólo con hombres, que son al fin y al cabo los que se benefician del machismo, pero el PP ha colocado este año como Ministra de Igualdad a una mujer colaboradora del machismo que está en contra de las cuotas. Porque dar más oportunidades a quienes se les quita por su género, al parecer, es humillante.

4. David Pérez, el alcalde de Alcorcón por el Partido Popular

Porque no sólo es un machista que dijo barbaridades, sino que a día de hoy, sigue sin entender a qué se debió tanto revuelo y aún cree que todo fue un malentendido porque cortaron su vídeo. Está el 4º no sólo por todo el daño que ya habrá hecho desde que está en política, sino porque no dimitió y sigue al frente de un Ayuntamiento, con todo lo que eso conlleva para las mujeres de su ciudad.

3. Albert Rivera, líder de Ciudadanos

Mientras hablaba en campaña de la importancia de la conciliación y a felicidad, su jefa de prensa  ha confesado que la acosó laboralmente y la humilló desde su reincorporación tras su permiso maternal hasta que acabó despidiéndola. El partido ha desembolsado 153.000 euros para evitar ir a juicio. 

Está el 3º pero perfectamente puede colocarse el 1º en clasificaciones posteriores si obtiene más poder sobre la ciudadanía del que tiene ahora, sólo hay que recordar su programa con respecto a la ley de violencia de género. En mi opinión, Rivera haría bueno a Rajoy, espero que no podamos comprobarlo nunca.

2. Jorge Fernández Díaz, ministro de Interior

"Deseo que, en ningún caso, afecte a la selección española". Éstas fueron las únicas declaraciones que hizo el buen señor sobre el Caso Torbe. Obviamente, cómo pudiera afectarle a las menores implicadas era lo de menos si en breve la selección jugaba un partido. 

1. Mariano Rajoy, presidente del Gobierno

Sin duda, el mayor peligro machista en España es este señor, último responsable de los recortes en los presupuestos de Igualdad. Porque el dinero que destina el Gobierno ha pasado -en 6 años- de los 34,3 millones de 2010 a 25,2 millones en 2016. Y no sólo eso, el Partido Popular también tumbó el mes pasado -gracias a sus 140 senadores- la moción presentada por Unidos Podemos, que pedía recuperar el presupuesto de 2010 para violencia de género e igualdad.

El rechazo a la moción se produjo sólo seis días después del 25N, día que el propio Partido Popular se unió al minuto de silencio en el Congreso por los feminicidios en España. Los minutos de silencio y los tuits los ve mucha gente, un recorte de casi un 25% en un presupuesto ya menos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha