Arrimadas utiliza "el milagro" de las políticas neoliberales para reivindicar el papel de Ciudadanos en Andalucía

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, durante el acto del inicio curso político en Andalucía

1

La presidenta de Ciudadanos (Cs), Inés Arrimadas, ha defendido el "poder transformador" de su partido en Andalucía durante la clausura este domingo en Sevilla del acto de inicio del curso político en la comunidad autónoma. "El milagro andaluz son las políticas neoliberales de Ciudadanos", ha dicho ante la plana mayor del partido en Andalucía que ha estado también arropada por el vicesecretario general de Ciudadanos, Edmundo Bal, y de su líder en Catalunya, Carlos Carrizosa.

Arrimadas, durante su intervención, ha resaltado las iniciativas políticas que su partido ha impulsado desde el Gobierno andaluz. "¿Por qué teniéndolo todo teníamos que estar a la cola en educación y en empleo? ¿Qué le pasaba a Andalucía?", se ha preguntado antes de culpabilizar a los anteriores gobiernos del PSOE de los males de la región. "Andalucía no ha despegado porque durante casi 40 años ha tenido una losa que no nos ha dejado". Y ha añadido: "Le hemos quitado la bandera de las políticas sociales a los socialistas. No hay bandera que le quede al PSOE".

Y de esos 37 años de mandatos socialistas a los dos y medio desde que Ciudadanos entró a formar parte de lo que llaman el "gobierno del cambio" junto al Partido Popular. "Estoy sorprendida del cambio tan rápido que hemos sido capaces de lograr en esta región", ha dicho Arrimadas, que ha recalcado "la que Ciudadanos está liando en Andalucía" para poner en valor el proyecto político que lidera Juan Marín.

'Cumpliendo con Andalucía' ha sido el lema de un acto al que han acudido medio centenar de personas entre los que se encontraban la mayoría de cargos públicos de la comunidad autónoma. Ante ellos, su coordinador autonómico y vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, ha pedido un "esfuerzo más" para seguir siendo el "muro de contención a las políticas de los extremos en nuestra comunidad autónoma". Marín ha invitado a los presentes a "sacar pecho" ante las políticas económicas, de empleo, de educación y de igualdad puestas en marcha por su partido -Cs cuenta con cinco consejerías en el Gobierno andaluz- . "Somos sinónimo de confianza, de progreso y de compromiso", ha zanjado.

Distintos miembros del partido, como el secretario autonómico de Organización, Andrés Reche, el secretario autonómico de Acción Institucional, Javier Loscertales o la secretaria autonómica de Programas y Áreas Sectoriales, han tirado de argumentario durante sus intervenciones: "somos la regeneración de la política", "no tenemos casos de corrupción", "el partido de la transparencia", "el que baja los impuestos", "el que quita las trabas burocráticas"... "Ciudadanos se compromete y cumple con Andalucía", ha rematado Marín que encara este nuevo curso político con "más ilusión que nunca".

"Nos jugamos el partido"

El acto ha servido también para disipar las dudas en torno a un partido en entredicho y para coger "fuerzas". La presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet, ha resaltado el papel "útil" de Ciudadanos dentro del Gobierno andaluz. "Somos clave para gobernabilidad la de Andalucía", ha dicho en la misma línea el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda.

Ambos han animado a todos los presentes a "alejarse de los tristes". Imbroda, en un papel más de coach que de político, ha apelado a la "mentalidad ganadora" para "luchar" por mantener los actuales 21 diputados parlamentarios. "Salimos a ganar. A por ellos". Pero Marín ha apostado más alto desoyendo los sondeos: "No tememos techo".

Cs fue la tercera fuerza más votada en los comicios de 2018. Consiguió 21 escaños y un 18% de los votos (631.030). Ahora las encuestas no son tan favorables para un partido que no consigue capitalizar su papel dentro del Ejecutivo andaluz -el último Barómetro de Opinión Pública de Andalucía realizado por la Fundación Centro de Estudios Andaluces (CENTRA) le otorga entre 7 y 8 y un 8,7% de respaldo-.

Marín no piensa en resignarse -"no llevo en el ADN rendirme"- e Imbroda ha señalado la importancia de "aunar sentimientos es la esencia de un equipo". "Nos estamos jugando el partido aquí [en Andalucía] y somos muy consciente de ello", ha apuntado.

"Juntos somos imparables"

Marín es consciente de que la legislatura llega a su fin y por ello ha lanzado un mensaje de "fuerza" y de "ánimo". También ha pedido unidad: "Cuando estamos juntos somos imparables". Es consciente de que hay recelos sobre su liderazgo por parte de una corriente crítica que se apoya en la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruíz.

Ruíz ha asistido aunque no ha intervenido desde el escenario. "Estoy orgullosa de las políticas eficaces que mejoran la vida de los andaluces", ha dicho a elDiario.es/Andalucía. No era un día para la confrontación aunque sigue mostrándose a favor de un proceso de primarias que muchos de sus compañeros rechazan. Dentro del partido hay un frente que presiona para iniciar un proceso orgánico que de manera oficiosa ya se pide en las redes sociales. "Hay que escuchar a los afiliados. El debate es sano", ha señalado Ruíz antes de recalcar que Cs en Andalucía es un "proyecto muy bonito". "Somos necesarios".

La receta de Cs en Andalucía es "pensar a lo grande". Más allá de las fugas de sus representantes públicos al PP -"nos han traicionado"-, de las encuestas, de "los tristes", el partido se muestra convencido de su función para "seguir transformando Andalucía contra viento y marea". Ante los agoreros, el secretario autonómico de comunicación, Guillermo Díaz, ha recordado al personaje histórico de William Wallace que defendió la libertad de Escocia. "No se vino abajo. No podían vencer a quien nunca se rendía". La película Braveheart marca el camino a Ciudadanos en Andalucía

Etiquetas
Publicado el
12 de septiembre de 2021 - 16:00 h

Descubre nuestras apps

stats