La Audiencia ordena el ingreso en prisión del expresidente de la empresa de capital de riesgo de la Junta de Andalucía

El expresidente de Invercaria, Tomás Pérez-Sauquillo

La Audiencia de Sevilla ha ordenado el “inmediato ingreso voluntario en prisión” de Tomás Pérez-Sauquillo, expresidente de la entidad pública de la Junta Invercaria, para cumplir la pena de tres años y medio de cárcel por prevaricación y malversación que confirmó el Tribunal Supremo el pasado mes de octubre por la concesión ilegal de un crédito de 100.000 euros a una empresa en 2009, en concreto Aceitunas Tatis S.L., con domicilio social en la localidad jiennense de La Carolina, según ha adelantado ABC e informa el TSJA.

Absueltos Pérez-Sauquillo y el presidente del Cádiz por el préstamo de Invercaria a Own&Spa

Absueltos Pérez-Sauquillo y el presidente del Cádiz por el préstamo de Invercaria a Own&Spa

Cabe recordar que Pérez-Sauquillo entró en contacto con la dueña de la empresa Aceitunas Tatis, una empresa que posteriormente fue declarada en concurso de acreedores. Poco después le fue concedido, por decisión del presidente de Invercaria, un crédito de 100.000 euros sin ningún tipo de análisis, informe y sin ningún trámite o estudio previo.

El Tribunal Supremo ya explicó que la resolución que derivó en la concesión del crédito fue “contraria a derecho, ya que fue adoptada con total y absoluta ausencia del más mínimo o escueto procedimiento, y sin soporte documental alguno”. El dinero, destacan los jueces, no fue devuelto y no consta qué destino le dieron en la empresa jienense. La sentencia hace máximo responsable al entonces presidente de Invercaria: “Decidió dar un préstamo a Aceitunas Tatis SL, sin comprobar mínimamente ex ante su situación económica y contable, la viabilidad para acometer un proyecto o proyectos acordes con la finalidad del préstamo que se concedía, y ex post si el dinero recibido había sido invertido en algún proyecto de interés público”, reprochan los jueces.

Este “apartamiento definitivo del caudal público del patrimonio público” se traduce, para la sala de lo penal del Tribunal Supremo, en un delito de prevaricación en concurso medial con otro de malversación para Pérez-Sauquillo, porque dispuso según los jueces “del dinero público como si fuera propio”.

No es el único proceso judicial al que se ha enfrentado Tomás Pérez-Sauquillo por supuestas irregularidades al frente de esta empresa pública andaluza. La Audiencia Provincial de Sevilla le absolvió tras estudiar la concesión de otro de estos préstamos participativos, éste de 150.000 euros, y a finales de 2021 la misma Audiencia le condenó por irregularidades en los gastos de personal de Invercaria.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats