La concejala de Feminismos de Cádiz: "En nuestro mural feminista contaremos con la gente de Ciudad Lineal de Madrid"

Lorena Garrón. Concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Cádiz

El mural feminista del barrio Ciudad Lineal de Madrid ha estado en el foco de la polémica en los últimos días por la decisión política de eliminarlo. En Cádiz han decidido replicar a Madrid y han abierto un proceso participativo para que haya no uno, sino varios, en la ciudad con la idea de dar visibilidad a los valores del feminismo.

El Ayuntamiento de Cádiz replica a Madrid y abre un proceso participativo para un mural feminista en la ciudad

El Ayuntamiento de Cádiz replica a Madrid y abre un proceso participativo para un mural feminista en la ciudad

Al frente del proyecto está Lorena Garrón, concejala de Feminismos, LGTBIQ+ y Juventud, que explica los detalles de un movimiento que, asegura, va en la línea que propugna un Ayuntamiento.

Mientras que en Madrid se ha intentado tapar un mural feminista, Cádiz se lanza con un proyecto participativo al respecto. ¿Orgullosa de ir en otra dirección?

Frente los ataques de la derecha y la extrema derecha por borrar la historia de las mujeres y de la lucha feminista, nosotras reivindicamos lo contrario. Queremos dar pasos hacia adelante y que se visibilicen a las mujeres y la lucha feminista, con toda esa historia que llevamos detrás y que ha hecho que podamos vivir en un mundo libre y con más derechos. Frente a ese borrado de la historia y de las mujeres, nosotras reivindicamos que haya más murales donde se puedan plasmar ese tipo de ideas y no sólo en Cádiz, sino que en todos los pueblos y ciudades pueda haberlos.

¿Le consta que haya proyectos similares a nivel nacional?

En algunos sitios sí se han estado haciendo. Hablando de sitios cercanos a Cádiz, en San Fernando hay uno, algunos hechos desde el Ayuntamiento y otros desde colectivos feministas. En algunos sitios plasmando la idea de Madrid con caras de mujeres conocidas y también en otros con ideas más alegóricas con respecto al feminismo y a la igualdad. Algunos están hechos por niños y niñas y en ese sentido es hacia donde queremos ir. Colaborar con los centros docentes para que ellas y ellos sean quienes plasmen esas ideas de feminismo, de igualdad, de la diversidad afectivo-sexual y que sea una cosa participativa.

¿Cómo va a ser el proceso participativo?

Lo estamos configurando, no está todo cerrado. La idea es hacerlo a través de un concurso con los colegios y los institutos de la ciudad. Será de una forma muy abierta para que los chavales y las chavalas puedan utilizar cualquier técnica, desde las más clásicas de dibujo o pintura, a la fotografía o la gráfica. También podrán ser tanto individuales como grupales y con los temas muy abiertos: el feminismo, la igualdad, la no violencia de género... Estará abierto a que puedan representar lo que quieran y la idea es que esos murales después puedan estar tanto en los centros educativos que quieran como en muros de la ciudad que están libres y con los permisos adecuados.

El proceso participativo para el cambio de nombre del estadio Ramón de Carranza presentó deficiencias. ¿No se repetirán en este caso?

Es verdad que muchas veces choca nuestra idea de participación con algunas líneas burocráticas o administrativas y hay que tener cuidado. En este caso es un concurso, como se ha hecho otras veces, con unas bases preestablecidas donde todo el mundo va a saber cuáles son las normas. Va a estar más que medido.

¿Cuándo tiene previsto que vea la luz este proyecto?

Hay un primer plazo, el del concurso de los bocetos, que querríamos que saliera para el 8 de marzo como reivindicación del día de la mujer trabajadora. La plasmación de los bocetos en los murales va a depender mucho de la situación del COVID porque si queremos que sea participativo no nos podemos arriesgar a que mucha gente esté en un mismo espacio, aunque sea al aire libre. Una vez que tengamos esos bocetos ganadores iremos viendo cómo se desarrollan las medidas para mantener las condiciones sanitarias.

¿Recibirán propuestas externas?

La escuela de arte también nos ha aportado su colaboración y, si es posible, queremos contar con la gente del mural de Ciudad Lineal. Ya estamos poniéndonos en contacto con ellos, al igual que con otros grupos de grafiteros de renombre.

¿Tendrá cabida el reconocimiento a las mujeres anónimas en este proyecto?

Sí. En el concurso también daremos ese tipo de ideas, que los chavales y chavalas puedan representar a mujeres de la ciudad. Muchas veces nos vamos a mujeres que han sido importantes en todo el mundo, figuras que conoce mucha gente. Pero también hay que tener presente a las referentes que tenemos cerca y hay muchas personas y asociaciones que tenemos cerca y que se merecen este reconocimiento.

¿Va este proyecto en la línea de otras actuaciones del Ayuntamiento, como el cambio de nombre de la Avenida Juan Carlos I?

Para nosotros, el reconocimiento a los nuestros no de un modo partidista, sino a los nuestros en cuanto a ser gente del pueblo, es muy importante. Y no ocultamos el rechazo al que no ha construido colectivo como es el caso de Ramón de Carranza, que participó en un golpe de estado, y los que han querido llevarse lo público para ellos. Ponemos en el centro los derechos sociales, que nos parecen muy importantes.

¿Cómo valora la colaboración de la Junta de Andalucía en éste y otros proyectos?

Por una parte vemos que este año han vuelto a recortar subvenciones a las asociaciones que luchan contra la violencia de género. Y también necesitamos mirar la vivienda o el empleo, que son competencia de la Junta y nos encontramos con que en Servicio Sociales, de cientos de solicitudes para la vivienda, sólo tres fueron aceptadas. Está más que demostrado que muchas de las solicitantes son mujeres porque son ellas las que afrontan el tema de la vivienda en solitario o con sus hijos. Es fundamental para luchar contra la violencia de género que las mujeres tengan independencia económica y de vivienda para poder aislarse de su agresor. Esto depende directamente de la Junta y desde el Ayuntamiento de Cádiz hacemos lo imposible para que el tema de la vivienda vaya mejor y también el del empleo, pero no son nuestras competencias.

Pero esta semana han sido mujeres de Cádiz las que han reclamado al Ayuntamiento por los retrasos en el pago de los alquileres que pueden derivar en desahucios. ¿Qué responde a esto?

Esos casos son algo delicados porque son mujeres que tanto Servicios Sociales como Procasa (empresa municipal de la vivienda) están muy pendientes de sus solicitudes. No se está dando ningún caso de desahucio en la ciudad. Llevamos años sin que se produzcan porque una de nuestras líneas de trabajo es que eso no suceda. Nuestra política va por ahí, que nadie se vea en la calle.

¿Qué balance hace de la labor que viene realizando la Fundación Municipal de la Mujer?

Estamos muy contentas porque, por una parte, en el mandato anterior ya se dejaron funcionando algunos programas. Se aprobó el plan contra la violencia de género, contra la LGTBIfobia y fue una buena base para trabajar. En los dos años que llevo al frente de la Fundación, se están sacando muchos programas, muchas líneas de trabajo: abrimos un segundo equipo multidisciplinar contra la violencia de género, se han sacado talleres como el de defensa personal y empoderamiento femenino, que está dando buenos resultados. La formación en feminismo se ha afianzado mucho y también hemos dado ayudas para la conciliación por la COVID, algo que es imprescindible y que otras administraciones deberían hacer.

Etiquetas
Publicado el
29 de enero de 2021 - 10:13 h

Descubre nuestras apps

stats