Andalucía Blogs y opinión

Sobre este blog

Desdeelsur es un espacio de expresión de opinión sobre y desde Andalucía. Un depósito de ideas para compartir y de reflexiones en las que participar

SOS, izquierda sur al desastre

Teresa Rodríguez, de Podemos Andalucía, y Toni Valero, de IU, en una manifestación.

3

Pensaba escribir un artículo titulado “¡TACHÁN: Al rey ahora le pagamos más!” sobre la tomadura de pelo de que justo el año de la huida de Juan Carlos y la brutal crisis del coronavirus un Gobierno de izquierdas con republicanos suba el sueldo a la Casa Real un 6,9% (frente al 0,56 y 0,87% previos) y también quería denunciar que el Gobierno de progreso impide mostrar la migración a Canarias como acusan Reporteros sin Fronteras o el Pulitzer Javier Bauluz, quien habla de la peor censura en 25 años. Conviene estar alerta a los goles en propia puerta mientras cruzamos los dedos porque Trump ni gane, ni dé un golpe de Estado. Pero un estallido se me impone. La izquierda andaluza se ha auto-dinamitado. El desastre exige reaccionar.

Se veía venir el harakiri en la órbita de Unidas Podemos que, de Despeñaperros para abajo, se llama Adelante Andalucía. No necesité ser una lince para escribir en junio el artículo "El petardazo anunciado que sorprenderá" alertando de la debacle que sería para los andaluces progresistas el choque de trenes al que iban, de un lado los anticapitalistas liderados por Teresa Rodríguez y, de otro, el sector Podemos de Pablo Iglesias y el de Izquierda Unida que, aquí, capitanea Toni Valero. Pero la gravedad, la bajeza a la que se está llegando (y en la que parecen dispuestos a ahondar) me mueve a escribir estas líneas como un llamamiento a la cordura.

Una debacle andaluza afectará a España

Es demasiado lo que una pelea personalista pone en riesgo, no solo en Andalucía sino en toda España. Nosotros, el sur, como hicimos en la Transición, debemos jugar un papel clave en la articulación justa y solidaria del país, donde Madrid deje de hacer competencia fiscal desleal atrayendo a los ricos de todas las regiones a su terreno con leyes en que tributan menos.

Además, nosotros podemos aportar un modelo de mundo rural no vaciado, podemos impulsar un autonomismo federal desde una tierra cuya identidad se afirma en sí misma, sin lengua propia ni afán independentista, estamos abocados a liderar el cambio productivo tanto para liberarnos de la dependencia del turismo como por las condiciones naturales, eólicas y solares y, además, por nuestro enclave geoestratégico, debemos ser pioneros en medidas ante el cambio climático, de cooperación exterior y migración. El silencio y postración de Andalucía a escala nacional, perjudica al país entero.

Políticas nacidas del 15M para escuchar y servir a la calle

Hay que aclarar, a quien alucinada vea a dos políticas como Teresa Rodríguez y la ministra de Igualdad Irene Montero enzarzadas en las redes sociales como vulgares participantes de Sálvame, que aunque quizá ellas lo hayan olvidado, lo que las distancia es una legítima discrepancia estratégica. Esto no va de los tipos de casas, las formas de ejercer la maternidad, lo auténtica que sea o haya dejado de ser cada cual, sino de que Unidas Podemos, a nivel nacional, llegó a un pacto y gobierna con el PSOE de Pedro Sánchez y es un grupo de tendencia centralista y Adelante Andalucía defiende más voz para lo andaluz, en la senda del En Comú Podem de Ada Colau y, sobre todo, se cierra en banda a toda alianza con los socialistas.

Conviene volver la vista atrás, de vez en cuando, a ese 15M del que no hace ni diez años y que tanto bueno ha traído (no solo desengaños). Ni entonces eran todos tan puros, ni hoy están tan podridos como hace pensar el vergonzoso espectáculo que están dando ahora que el grupo parlamentario Adelante Andalucía ha expulsado, con el apoyo de PSOE, PP y Vox, a 8 de sus 17 miembros, incluida la líder Teresa Rodríguez. Los acusa de transfuguismo, aunque permite seguir en el grupo a 3 diputadas regionales, alucinadas pues están en iguales circunstancias que los 8 echados. Todo esto en reacción a la maniobra del sector expulsado para quedarse en exclusiva con la marca, las cuentas bancarias y los accesos a redes sociales del partido.

Pugnan unos y otros para ganar la batalla de la deslealtad. Haciéndolo todo, sufrir traición y traicionar, en la baja maternal de Teresa Rodríguez y manoseando luego, unas y otras, la causa feminista para encubrir sus manejos.

No veníais para eso, no se os votó para eso, decíais y aún repetís que no seréis profesionales de la política y estáis de paso para volver a vuestros trabajos. Pues bien, considerad el daño que ya habéis hecho y escuchad el clamor de la calle porque eso eran los círculos al comienzo, no el grupúsculo de acólitos que rodean al cabecilla para regalarle los oídos. Hago un llamamiento por la dignidad y necesidad popular. O los responsables del desastre son capaces de revertirlo o que se hagan oír las segundas, terceros, cuartas de abordo y den un paso al frente para reconstruir.

Andalucía que tantas posibilidades tiene, afronta un desolador panorama, sanitario, educativo, económico y social con un paro desbocado y gente pasando necesidad. Quedan tres años para las próximas autonómicas. El PSOE está dilapidando el tiempo sin sustituir a Susana Díaz y el susanismo, responsables de la abstención masiva que, en 2019, llevó a las derechas a gobernar la Junta de Andalucía por primera vez en 37 años. Tanto si los socialistas no reaccionan, como si lo hacen, pero Adelante Andalucía sigue empeñada en la autodestrucción y es la nueva causante de una enorme abstención, volverán a gobernar las derechas.

Y puede ser aún peor que ahora porque todo apunta al desplome de Ciudadanos y, entonces, Vox, pasaría de apoyo externo a parte del gobierno.

¿Eso es lo que queréis? ¿Que tengamos fascistas de consejeros? Me niego a creerlo.

Sobre este blog

Desdeelsur es un espacio de expresión de opinión sobre y desde Andalucía. Un depósito de ideas para compartir y de reflexiones en las que participar

Etiquetas
Publicado el
2 de noviembre de 2020 - 22:13 h

Descubre nuestras apps

stats