Agosto soñado: Andalucía estrena mes con un descenso de las máximas de entre 6 y 8 grados

Gente paseando con buen tiempo

Otro punto más para el poniente. Este verano la batalla entre los dos grandes flujos de viento parece decantarse por el que llega desde el Atlántico. El poniente, salvo disparar puntualmente el terral en la costa malagueña, permite templar la atmósfera andaluza con la entrada de viento fresco y húmedo desde latitudes septentrionales. La canícula, el periodo más caluroso del año, se está salvando en 2021 con temperaturas relativamente contenidas. Con algún episodio muy puntual, el flujo de poniente ha permitido que las temperaturas medias en Andalucía se encuentren en sus valores medios.

El cierre de julio y el estreno de agosto lo hará, además, muy por debajo de lo habitual. El paso de una nueva vaguada por la Península Ibérica a partir de la tarde del viernes inyectará aire fresco desde el Atlántico. El flujo de poniente barrerá el aire cálido peninsular, que quedará desplazado de nuevo hacia el interior del Mediterráneo. En superficie la entrada de ese aire fresco se traducirá en un descenso generalizado de las temperaturas de entre 6 y 8 grados.

Máximas de 30 grados para estrenar agosto

La bajada más brusca se producirá durante el sábado 31, cuando las máximas quedarán por debajo de los 35 grados en la mayor parte del territorio andaluz.  Algo que contrasta con unas jornadas previas en las que, en buena parte del interior, especialmente en el centro y el tercio oriental de la región, se ha estado coqueteando con la frontera de los 40 grados. Así, capitales como Granada, Córdoba o Sevilla pasarán de rondar los 38 a 39 grados durante la tarde del viernes a los 32 a 34 grados que se esperan para la jornada del sábado.

Otras zonas de la mitad occidental vivirán para entonces un cierre de mes donde el termómetro no llegará a superar los 30 grados. Para el sábado se esperan máximas de tan solo 26 a 28 grados en amplias áreas de Sierra Morena, por debajo incluso de las que se registren en el litoral mediterráneo que aún rondarán los 30 a 34 grados por efecto del terral en la Costa del Sol, y de 35 a 37 en el valle del Almanzora almeriense debido al calor en altura que aún resistirá sobre el levante peninsular.

También llegará la bajada a las temperaturas mínimas, que volverán a quedar de manera generalizada por debajo de los 20 grados en casi toda la Comunidad a partir de la mañana del sábado. Jornada de fuerte contraste entre el extremo noroccidental y la costa mediterránea. Mientras que el primero vivirá desde el sábado amaneceres próximos a los 10 grados, el litoral levantino aún mantendrá mínimas de entre 21 a 23 grados.

Temperaturas “frescas” en el comienzo de mes

El descenso se hará extensivo a toda la región a partir del domingo. El estreno de mes mantendrá las temperaturas unos 2 a 4 grados por debajo de los valores medios para estas fechas. La persistencia del flujo de poniente que se espera para los primeros días de agosto dibuja un panorama de ensueño en el que el calor no será protagonista. Desde el domingo y al menos hasta mediados de la próxima semana las máximas oscilarán entre los 26 a 29 grados del litoral y áreas serranas de la mitad occidental, y los 30 a 34 grados del resto de la región. El valle del Guadalquivir, que acostumbra a batirse con máximas por encima de los 40 grados en el comienzo de agosto, convivirá durante estos días con temperaturas de entre 30 a 33 grados.

El descenso de las temperaturas vendrá además acompañado de un aumento considerable de la nubosidad de tipo medio y alto en todo el territorio. Nubosidad en todo caso que no dejará precipitaciones y que solo de cara a mediados de la próxima semana podría dejar chubascos aislados de diversa intensidad en la mitad oriental.

Etiquetas
Publicado el
29 de julio de 2021 - 17:54 h

Descubre nuestras apps