La ausencia de lluvias y las altas temperaturas marcan el paso del otoño andaluz

Pantano de Iznájar

A falta de medio mes, el de 2021 podría terminar siendo uno de los octubres más secos registrados jamás en Andalucía. Hasta el momento la región solo ha contado con una jornada de lluvias relativamente generalizadas, el pasado 3 de octubre, cuando un frente frío atravesaba la Península Ibérica dejando precipitaciones débiles en buena parte del territorio. Desde entonces el ambiente seco y cálido se ha adueñado de la atmósfera andaluza en una dinámica más propia del verano que no tiene visos de cambiar, al menos en el corto y medio plazo.

Feragua se muestra "preocupada" por "la falta de agua" y dice que la cuenca del Guadalquivir acabará en "emergencia"

Feragua se muestra "preocupada" por "la falta de agua" y dice que la cuenca del Guadalquivir acabará en "emergencia"

Bloqueo atlántico hasta finales de mes

Las previsiones a largo plazo que maneja la Agencia Estatal de Meteorología tampoco invitan al optimismo. El potente bloqueo anticiclónico que sufre buena parte de la fachada atlántica europea parece prolongar sine die una sequía que llevará irremediablemente a activar restricciones en el consumo en la mayor de las cuencas hidrográficas con que cuenta la región, la del Guadalquivir. Y es que las altas presiones seguirán teniendo el control de la atmósfera peninsular durante los próximos días, sin que se observe siquiera ningún cambio significativo al menos hasta finales de mes.

Con este panorama tanto el fin de semana como las siguientes jornadas estarán protagonizadas por el ambiente estable y cálido en la mayor parte de la región. Solo el tránsito entre las jornadas del sábado 16 y el domingo 17 de octubre vivirán una mayor inestabilidad en la mitad oriental andaluza. Para entonces el paso de una vaguada muy poco pronunciada por el cuadrante nororiental provocará un aumento de la nubosidad desde el centro hacia el este de la Comunidad. Serán las provincias orientales, en especial Jaén y Granada, las que tendrán un mayor contraste con las jornadas previas, y en las que incluso podría terminar apareciendo algún chubasco de muy escasa importancia.

Máximas entre dos y tres grados por encima de la media

Al ambiente soleado y estable de comienzos del fin de semana le acompañarán unas temperaturas impropias para la época. De media, las máximas se mantendrán entre 2 a 3 grados por encima de lo habitual para la época del año. Dicha anomalía, lejos de remitir, se acrecentará con el paso de los días gracias al refuerzo del aire cálido en altura a comienzos de la próxima semana. Así, mientras que el valle del Guadalquivir seguirá con máximas que rondarán los 30 grados, el resto del interior andaluz, en especial en cotas medias de áreas de sierra del norte y el este seguirán oscilando entre los 26 a 28 grados en las horas centrales del día. Algo más bajas serán las temperaturas que se registren en el litoral, en especial en el Mediterráneo, donde el termómetro seguirá rondando los 25 grados durante los próximos días.

Solo durante la jornada del domingo las temperaturas podrán caer un par de grados en el interior oriental gracias al aumento de nubosidad que se espera para el cierre del fin de semana. Bajada que en todo caso será leve y muy breve, para recuperar el terreno perdido desde la jornada del lunes 18. Para entonces los cielos andaluces volverán a quedar muy poco nubosos o despejados, lo que ayudará a elevar de nuevo el termómetro en la mitad oriental. El aumento de las temperaturas, en especial de las máximas, continuará durante las siguientes jornadas en toda la región, elevándose el termómetro hasta los 32 grados en amplias zonas del valle del Guadalquivir.

La vaguada apacigua el levante

La nota positiva de los próximos días se dará en el área del Estrecho. La costa gaditana, en especial la vertiente atlántica, podrá al fin descansar del viento de levante que de manera insistente ha estado soplando durante los últimos días. El paso de la vaguada durante el fin de semana provocará un role del viento en superficie a componente noroeste, lo que calmará la fuerza de las rachas de viento a lo largo del litoral. La tregua sin embargo será breve, y es que con el regreso de la dorsal anticiclónica volverá también el levante a partir de la mañana del lunes. Para entonces el área del Estrecho podrá registrar rachas de entre 70 y 80 km/h, lo que volvería a activar avisos por viento y oleaje a comienzos de la próxima semana.

Etiquetas
Publicado el
14 de octubre de 2021 - 16:49 h

Descubre nuestras apps

stats