El invierno se adelanta: se mantiene el ambiente frío y lluvioso para despedir noviembre

Una persona se resguarda de la lluvia con un paraguas  bajo un cielo negro en Córdoba. EFE/Salas

El cambio radical del tiempo que hemos tenido en Andalucía se ha traducido en un descenso generalizado de las temperaturas máximas de unos 10 grados y la expansión del ambiente lluvioso a toda la región. Pocos rincones andaluces han superado la barrera de los 20 grados desde el inicio de semana al tiempo que se registraban las primeras heladas del otoño en algunas localidades de las provincias de Granada, Jaén y Córdoba. La entrada primero de viento de componente norte y la llegada posterior de una extensa borrasca hasta las cercanías del Cabo de San Vicente han marcado el paso del ambiente primaveral de la primera mitad de noviembre al casi invernal de la recta final de mes. Un cambio que se antoja como definitivo al menos hasta el próximo puente de la Constitución, y que con altibajos mantendrá el tiempo frío e inestable en toda la región.

Baile de borrascas en el sur peninsular

El fin de semana marcará la primera transición entre episodios, donde las precipitaciones continuarán a lo largo y ancho del sur peninsular, pero con importantes matices. Desde el viernes 27 el centro de la borrasca comenzará su desplazamiento hasta aguas mediterráneas, concentrándose la mayor inestabilidad durante la jornada en las provincias orientales. Será el litoral granadino y almeriense donde se experimenten los mayores registros de la jornada, con acumulados que podrán superar los 50 litros en menos de 24 horas, y con picos torrenciales de hasta 25 litros en una hora, y ante los que la Agencia Estatal de Meteorología tiene activos avisos meteorológicos.

Durante la jornada del sábado 28 se descolgará una nueva borrasca atlántica frente al litoral gallego que quedará aislada de nuevo en el entorno del Cabo de San Vicente. Algo más alejada que la anterior, volverá a canalizar bandas de precipitación hasta la mitad occidental andaluza ya a últimas horas del día, donde irá concentrándose la inestabilidad hasta el inicio de la nueva semana. Todo al mismo tiempo que la borrasca mediterránea continúe su deriva y debilitamiento hasta el Mediterráneo oriental, permitiendo una notable mejoría en las provincias de Almería, Granada, Málaga y Jaén.

Este baile de bajas presiones localizado en el sur peninsular mantendrá las temperaturas relativamente frías en toda la Comunidad durante el fin de semana. Incluso el litoral quedará por debajo de la barrera de los 20 grados hasta la tarde del domingo, siendo la tónica general en el interior andaluz que las máximas queden contenidas en el entorno de los 15 °C. Fin de semana frío en toda la región con mínimas que podrán volver a la helada en cotas medias y altas del interior oriental, y que quedarán rondando los 5 a 10 grados en el resto del territorio.

¿Un diciembre de frío y lluvia?

La nueva semana traerá el comienzo de diciembre de 2020, un mes que acostumbra a regar el campo y llenar pantanos, al tiempo que suele dejar las primeras nieves en cotas medias de la temporada. Un escenario que quiere darse a lo largo de la segunda mitad de la semana, cuando la llegada de una nueva borrasca fría deje un ambiente puramente invernal en toda la Península Ibérica.

Pero antes que eso, el inicio de semana vendrá marcado por la estabilización atmosférica en la mayor parte de la región. La borrasca atlántica se mantendrá a la deriva al suroeste del Cabo de San Vicente, desde donde seguirá canalizando humedad atlántica hasta el extremo suroccidental de la Península. Las lluvias en este caso quedarán muy limitadas a la provincia de Huelva y las costas gaditanas, pudiendo extenderse en menor consideración también a otros puntos del litoral mediterráneo.

En el resto del territorio andaluz el ambiente, aunque con la presencia de nubosidad, quedará marcado por la estabilidad a la espera del siguiente episodio de lluvias generalizadas. Éste llegaría ya a partir del próximo jueves 3 de diciembre con el descuelgue de una masa fría de origen polar, dejando el que sería primer episodio de nevadas generalizadas en cotas medias de la temporada. Escenario aún por definir pero que sí permite intuir que la puerta de entrada de borrascas atlánticas quedará abierta en la primera mitad de diciembre. Un buen cambio de tendencia en el cierre de este atípico 2020.

Etiquetas
Publicado el
26 de noviembre de 2020 - 20:49 h

Descubre nuestras apps

stats