Andalucía hace frente común para que Granada sea la sede nacional de la inteligencia artificial

La unidad es total por parte de instituciones y empresas

Álvaro López


0

Granada y la inteligencia artificial (IA) están condenadas a encontrarse. Desde hace más de 30 años, la ciudad de la Alhambra es uno de los puntos neurálgicos a nivel internacional en el desarrollo de esta disciplina desde diferentes ámbitos. Cuando los ordenadores personales apenas eran una quimera, en Granada ya se trabajaba para dotar de contenido a esta rama de las ciencias de la computación. Ahora, más de tres décadas después, Andalucía hace frente común para que el Gobierno ubique la Agencia Estatal de Inteligencia Artificial en la capital granadina.

El Gobierno proyecta el reparto de una quincena de nuevas instituciones para descentralizar el Estado

El Gobierno proyecta el reparto de una quincena de nuevas instituciones para descentralizar el Estado

Desde la Junta de Andalucía, hasta las administraciones locales de Granada, pasando por las universidades públicas andaluzas, todos los implicados, públicos y privados, consideran que esta agencia tiene que estar situada en la tierra de Boabdil. No será una empresa fácil porque a esta carrera por ser sede de la inteligencia nacional de nuestro país se han unido ciudades gallegas como Ourense o Santiago de Compostela, pero aún hay plazo para que puedan presentarse otras candidaturas.

No obstante, Granada parte con algunas ventajas. La Universidad de Granada (UGR) es la principal impulsora del proyecto para atraer la sede, respaldada por toda clase de instituciones y entidades. Lleva tiempo trabajando no solo en inteligencia artificial, sino en crear un ecosistema propicio para la investigación en diferentes ámbitos. De hecho, varios investigadores granadinos están entre los mejores del mundo en esta materia y la ambición es que la lista se amplíe con la implantación de agencia.

aiMPULSA

El citado ecosistema, potenciado por la UGR, se llama aiMPULSA y busca generar sinergias entre las distintas ramas del conocimiento a las que da respuesta la universidad granadina. No solo en cuanto a la investigación enfocada al campo informático, sino también a la ética y a la filosofía, que serán parte esencial para el desarrollo de la normativa que regule la inteligencia artificial. En este sentido, Granada también cuenta con expertos reputados a nivel internacional.

Francisco Herrera es una de las cabezas visibles del proyecto. Matemático y experto en computación, forma parte del núcleo que comenzó el desarrollo de la inteligencia artificial en la UGR a mediados de la década de los 80. Muy vinculado al mundo académico, desde hace un año es también concejal de Ciencia en el Ayuntamiento de Granada y forma parte del consejo asesor del Gobierno de España en cuanto a IA. Por eso, todo el ecosistema que se está generando pasa por sus manos y es una de las personas que mejor pueden explicar cuál es el concepto que quiere trasladar Granada al mundo.

“La IA es una tecnología que permite automatizar procesos. Actualmente, a partir de los datos y del conocimiento, permite automatizar todo. La IA está en nuestra vida, desde el simple robot que limpia nuestra casa con un mapa virtual hasta un coche con su limpiaparabrisas automático. Todo eso es automatización”, explica a este medio. De ahí que sea tan importante que Granada se convierta en sede nacional de esta disciplina. Por tres pilares fundamentales: la investigación, el ecosistema que ya existe y la cohesión social.

En cuanto a la investigación, la UGR es referente en varios ámbitos. En cuanto al ecosistema alrededor de la inteligencia artificial, la ciudad de la Alhambra lleva tiempo dando pasos en firme para atraer talento. Empresas tan importantes como Google o Indra ya se han instalado en tierras granadinas y hay más de 400 pymes en el sector que generan sinergias para que el desarrollo de esta tecnología no se frene. “La IA es fundamental y estamos en un proceso en el que la era de la economía digital debe situarnos ahí. Forma parte de la cuarta revolución industrial y nosotros deberíamos ser motor”.

Una candidatura “ejemplar”

Francisco Herrera entiende además que, si el objetivo que busca el Gobierno con este tipo de sedes es la “descentralización” de las instituciones, Granada cumple con creces los requisitos. “Tenemos una candidatura muy buena porque los problemas de Granada son de Granada, pero este proyecto viene a impulsarnos. Necesitamos impulsar las comunicaciones. Somos un ejemplo de esa España a la que se quiere ayudar. Tenemos las limitaciones de cualquier ciudad pequeña, pero tenemos una calidad de vida muy grande. Tenemos una vivienda asequible, un rico patrimonio cultural, así como servicios, playa y montaña a media hora”.

Todas las capitales andaluzas, así como las universidades públicas de la comunidad y la propia Junta de Andalucía, caminan de la mano para que Granada sea la sede nacional de la IA. Antonio Granados, delegado del Gobierno de la Junta en tierras granadinas, considera que “acoger la sede de la Agencia de Inteligencia Artificial sería un auténtico revulsivo para la potenciación de Granada como ciudad referente de desarrollo, investigación, tecnología puntera”. “La Junta respalda a Granada como sede de la Agencia Española de Supervisión de la Inteligencia Artificial, como así lo reafirmó el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía del pasado 7 de junio, donde se acordó apoyar la candidatura de Granada para la Agencia Española de Supervisión de la Inteligencia Artificial”.

Por supuesto, el Ayuntamiento de Granada y la Diputación provincial también están detrás de la UGR para dar soporte a la agencia. Mientras que el Consistorio ha ofrecido un edificio municipal como es el antiguo Hospital de la Salud, el ente provincial insiste en la idea de que Granada lleva “tiempo trabajando” para poder albergar el centro nacional de la IA. Francisco Cuenca, alcalde de la ciudad, considera que esta posibilidad situaría a la capital granadina “en el mapa europeo de la regulación en materia de ética, de filosofía, derecho y tecnología en el ámbito de la inteligencia artificial”.

Según cifras de la UGR, la agencia crearía alrededor de 15.000 puestos de trabajo y podría llegar a suponer el 7% del Producto Interior Bruto (PIB) de la ciudad. De ahí que la rectora, Pilar Aranda, asegure que “el tejido empresarial y muy especialmente las pymes son una pieza clave de la candidatura”. Sin ir más lejos, la pasada semana hubo un encuentro institucional en el que además de estar representadas todas las administraciones, hubo más de una decena de empresas participando.

Para saber si Granada será sede de la Agencia Estatal de Inteligencia Artificial aún habrá que esperar algunos meses. Fuentes de la candidatura explican que el Gobierno central, a través del Consejo de Ministros, pretende resolver la incógnita a final de año, aunque antes ha de estudiar todas las candidaturas que se presentarán y cuyo plazo para inscribirse terminará a finales de octubre. En función del volumen de opciones, el Ejecutivo podrá demorarse más o menos, pero desde Granada confían en que su opción es tan “potente” que parte como principal aspirante a ser sede de la inteligencia artificial española.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats