Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

El agua que Andalucía pide a Portugal es de una presa que se abastece con el recorte al regadío extremeño y castellano

La presa de Alqueva acumula más agua que todos los embalses de Andalucía juntos.

Antonio Morente

10

Andalucía quiere que a los agricultores de Huelva les llegue agua de Portugal, concretamente de la presa de Alqueva, y así lo ha reclamado formalmente hasta el Parlamento andaluz. Al tratarse de una solicitud a otro Estado, el Gobierno andaluz ha instado a ello al Ejecutivo central, que ya ha avanzado que no la ha tramitado al interpretar que no está amparada por el convenio de Albufeira, rubricado en 1998 entre ambos países y que estipula la gestión de los ríos fronterizos. A todo esto hay que añadir otra cuestión no menor: el Guadiana es el que provee de recursos a Alqueva, que de esta manera se alimenta en parte gracias a los recortes que sufren los regantes de Castilla-La Mancha y Extremadura, que llevan ya tiempo quejándose por ello, lo que dificulta aún más esta gestión.

“La petición no se ajusta al convenio, ya que el Guadiana también se encuentra en una situación de excepción” por la sequía, es el argumento formal que esgrime el Ministerio de Transición Ecológica para no atender la solicitud andaluza. De hecho, no se descartan nuevas restricciones a los regantes extremeños y manchegos para que así España cumpla con los caudales mínimos que le impone el pacto de Albufeira.

Lo cierto es que es muy goloso mirar a Alqueva desde Andalucía, porque hablamos de una de las presas más grandes de Europa –su capacidad es de 4.150 hectómetros cúbicos– y en la actualidad está al 70%, lo que supone que alberga 2.915 hectómetros tras ganar agua en las últimas semanas. Esto significa que tiene más recursos que la suma de todos los embalses andaluces, que a fecha de 27 de noviembre cuentan con 2.113 hectómetros, el 19% de su capacidad. Y todo ello, con cerca de 3,5 millones de personas sufriendo algún tipo de restricción en Andalucía y con el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno (PP), anunciando nuevas medidas de emergencia por la sequía y que se van a preparar los puertos para recibir barcos cisterna cargados de agua.

Agua que se ahorra en un lado y se gasta en otro

De los recortes tampoco se libran los agricultores de Extremadura y Castilla-La Mancha, que ejecuta la Confederación Hidrográfica del Guadiana y que reciben cada vez más críticas por unos regantes que consideran que Portugal se está beneficiando porque el embalse de Alqueva recoge las escorrentías de buena parte del trazado del Guadiana. A esto suman que el convenio de Albufeira no contemplaba este pantano, que se inauguró en 2002, por lo que reclaman la modificación de este acuerdo para redefinir las reglas del juego.

Esto implica, a su vez, que el trasvase que demanda Andalucía podría tener contestación en estas otras dos comunidades autónomas que sufren restricciones en el tramo español del Guadiana para garantizarle a Portugal los volúmenes pactados. Esto a su vez implica que, en caso de avalarse la petición de Andalucía, los regantes castellanos y extremeños se encontrarían con la paradoja de que el agua que ellos ahorran acaban usándola los regadíos onubenses.

A esto se suma que podrían esgrimir el argumento de que, si Portugal transfiere estos recursos, ¿significa que está recibiendo agua de más y que, por tanto, no es necesario el recorte que sufren en sus dotaciones? La cuestión es especialmente sensible en Extremadura, y es que 33 de los 250 kilómetros cuadrados de la presa de Alqueva se adentran en territorio de la provincia de Badajoz.

¿Más agua de la cuenta?

Todo ello, en un contexto en el que la impresión popular en el país vecino es que en España hay una sobreexplotación del regadío que empeora el problema provocado por la sequía. De hecho, hay voces que recuerdan que Andalucía ya recibe del Guadiana más agua de la que le corresponde, porque ha hecho permanentes las extracciones del Bocachanza que, en teoría, eran temporales hasta que se construyese la presa del Andévalo... que se inauguró en enero de 2014.

En este sentido, la intención de España es que en el próximo plenario del convenio de Albufeira (que se celebrará ahora en diciembre) se debata la consolidación definitiva de este sistema de bombeo, mientras que Portugal en lo que está interesada es en acordar un nuevo régimen hídrico en el tramo Pomarão, aguas arriba del Alqueva. Los dos proyectos han sido criticados por la organización ecologista WWF, ya que ambas actuaciones al fin y al cabo lo que implican es aumentar las extracciones de agua en el estuario del Guadiana.

Etiquetas
stats