La oposición de izquierdas y Vox fuerzan un pleno extraordinario para que el Gobierno andaluz rinda cuentas de su gestión de la pandemia

La parlamentaria de Cs y presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet.

La Diputación Permanente del Parlamento andaluz, órgano que vela por los poderes de la Cámara legislativa en periodos inhábiles (como el mes de enero), aprueba este miércoles la convocatoria de un Pleno extraordinario para que el Gobierno de Juan Manuel Moreno Bonilla rinda cuentas de su gestión de la pandemia, en plena tercera ola y con el número de contagios diarios y hospitalizaciones disparado.

El pleno, que se celebrará el próximo jueves, lo han solicitado los partidos de izquierda en la oposición (PSOE y Adelante Andalucía) -la iniciativa necesita la firma de dos grupos para prosperar en periodos inhábiles- y a las 24 horas de ser registrada recibió el apoyo explícito de Vox, la formación que sustenta al Ejecutivo andaluz. Acto seguido, PP y Ciudadanos registraron su propia solicitud de un pleno extraordinario, ampliando las comparecencias que había demandado la izquierda para que, además del consejero de Salud, también intervenga el responsable de Presidencia (a petición de Vox, que exige explicaciones por el cese del jefe de informativos de Canal Sur Televisión), y el consejero de Hacienda, que hablará del reparto de los fondos europeos.

El partido de Santiago Abascal en Andalucía acumula una larga lista de "agravios" del Gobierno andaluz, al que sostiene con sus votos y con el que ha firmado un acuerdo de investidura, dos acuerdos con una treintena de compromisos políticos y tres pactos presupuestarios. Vox ha arrancado el año tomando distancias de PP y Cs, con una posición más crítica y disconforme con las decisiones que está adoptando la Junta, y en esa estrategia de distanciamiento ha empezado por suscribir la ofensiva de los grupos de izquierda en el Parlamento para cuestionar la gestión de la pandemia en Andalucía.

PP y Cs han logrado en el último momento amortiguar el golpe registrando su propia solicitud de un pleno extraordinario, sumando la comparecencia de Elías Bendodo -titular de Presidencia- al que sus socios de la ultraderecha quieren preguntar sobre la destitución del jefe de informativos de Canal Sur Televisión, Álvaro Zancajo, tras la huelga de trabajadores que llevó la cadena a negro el día de la Lotería de Navidad y el de la aprobación de los Presupuestos Andaluces de 2021. El portavoz de Vox en la Cámara, Alejandro Hernández, acusa a la Junta de haber cedido al "chantaje pseudomafioso" de los sindicatos "de izquierdas" que representan a los trabajadores del ente público, y que respaldaron la huelga en protesta por el recorte presupuestario a la RTVA pactado por PP, Cs y Vox (además de afear a Zancajo "su intervencionismo político en las noticias").

El portavoz del PP en el Parlamento, José Antonio Nieto, ha recordado que su partido siempre defendió que enero fuera un mes hábil y con actividad parlamentaria cuando estaban en la oposición, y que la solicitud del Pleno extraordinario que han registrado junto a Ciudadanos demuestra su "coherencia", frente a un PSOE "que siempre se negó" cuando gobernaba.

La idea de los grupos de izquierda al solicitar un pleno extraordinario es que el Gobierno andaluz informe del desarrollo de la campaña de vacunaciones contra la Covid-19, que han criticado duramente, y de las medidas previstas frente a la tercera ola de la pandemia, que este mismo miércoles ha registrado un récord de contagios diarios: casi 7.000 infectados en 24 horas y una incidencia de 360 contagios por cada 100.000 habitantes.

Además, los dos grupos parlamentarios han pedido la celebración de una sesión extraordinaria de la Comisión de Salud del Parlamento para que informe de la accesibilidad de la población a los servicios sanitarios.

Etiquetas
Publicado el
13 de enero de 2021 - 13:02 h

Descubre nuestras apps

stats