Era Cultura en Puerto Real: donde los niños aprenden jugando en una aldea prehistórica

Era Cultura

Mª Ángeles Robles

Un angosto túnel de plantas invita al visitante a viajar en el tiempo. Tras cruzarlo, nos encontramos en el pasado. Allí conoceremos al niño prehistórico Tam-Tam, al fenicio Tamel o al romano Claudio. Ellos son los encargados de explicar a los muchos niños que acuden a las instalaciones de Era en Puerto Real (Cádiz) cómo era su vida en sus respectivas épocas. También les enseñan cómo eran sus casas y cómo cazaban, cómo hacían sus piezas de cerámica, cómo eran sus bailes o cómo fabricaban sus ungüentos y perfumes.

Era nació como laboratorio de arqueología experimental de la mano de Rita Benítez Mota, que acaba de ser galardonada con el premio “Mujer imparable”. Desde hace unos años, su hija Carmen Ruiz Benítez ha recogido el testigo al frente de una empresa comprometida con el entorno que persigue enseñar entreteniendo, porque, como explica Rita Benítez, “el rigor no está reñido con la diversión”.

El espacio principal de Era reproduce una aldea prehistórica rodeada de encinas, acebuches y algarrobos. Alrededor de su gran patio central se disponen distintas dependencias: una gran cabaña donde se recibe a los visitantes y se les da una pequeña charla sobre la época elegida y otras más pequeñas en las que se imparten los distintos talleres. Como comenta Rita Benítez, a veces “el campamento es un bullir de actividad en el que se escucha música, se trabaja curtiendo pieles o se modelan piezas de alfarería”.

La empresa oferta más de sesenta actividades dirigidas a escolares que aprenden “a través del juego y la emoción”. Los grupos de niños pasan el día en un entorno natural en el que también pueden disfrutar de una pequeña granja y del huerto que cultiva la agricultora y ganadera ecológica Rosita, o conocer los secretos de la arqueología de la mano de la arqueóloga Rita.

Para Rita y Carmen es fundamental que todos los talleres sean prácticos y divertidos, por esos todos los participantes se llevan a casa algún producto que ellos mismos hacen durante la jornada. Para su elaboración se utilizan pigmentos naturales, piedras, barro, fibras vegetales, pieles o huesos y se reproducen las técnicas utilizadas en cada época.

Era oferta también talleres dirigidos a mayores en los que se aprende a teñir telas como lo hacían los fenicios o a fabricar piezas de alfarería amazigh de la mano de una artesana del norte de Marruecos. También se organizan cursos “a la carta” y se celebran encuentros gastronómicos y espectáculos bajo las estrellas. El sello de la empresa es la fidelidad histórica, por eso todas las actividades que se realizan están perfectamente documentadas por un equipo multidisciplinar “muy implicado, que funciona como una verdadera familia”.

La actividad de esta empresa se extiende además fuera de sus instalaciones, ya que también realiza visitas guiadas para grupos a enclaves de referencia como la ciudad romana de Baleo Claudia y recorridos patrimoniales teatralizados, como la Ruta por Gades que este año formará parte de las Jornadas Europeas del Patrimonio que organiza la Junta de Andalucía.

Era Cultura es una empresa referente en la arqueología andaluza y mantiene una estrecha colaboración con universidades como las de Cádiz o Sevilla. Durante el curso, recibe en sus instalaciones a alumnos de la UCA que realizan allí prácticas de excavación. Además está especializada en reproducciones arqueológicas de gran calidad para museos y particulares, que también se pueden adquirir durante las visitas.

Etiquetas
Publicado el
20 de octubre de 2019 - 20:51 h

Descubre nuestras apps

stats