Un juez de Sevilla abre una investigación penal por un desalojo que ejecutó una empresa de 'desokupación'

El operativo policial, el pasado jueves, en el edificio número 13 de la calle Luis Cadarso

Un juzgado de Sevilla ha decidido abrir una investigación por "la posible existencia de una infracción penal" en los hechos ocurridos el pasado jueves cuando una empresa de 'desokupación' echó de unas viviendas en los pisos de Pinillos a varias personas jóvenes, de los que informó este periódico. En un auto al que ha tenido acceso elDiario.es Andalucía, el juez dispone incoar diligencias previas y dar cuenta de lo sucedido al Ministerio Fiscal, librando asimismo un oficio a la Policía Nacional para que practique las gestiones necesarias "para el esclarecimiento de los hechos denunciados" por parte de seis personas ocupantes, relativos a posibles delitos de lesiones, amenazas y allanamiento de morada.

Según la abogada Ana Castaño, que representa a las denunciantes, el juez hizo "lo que se tiene que hacer en estos casos". "Cuando no hay previamente una resolución penal o civil que respalde el desalojo, procede la entrada a la vivienda porque estas personas ostentaban la posesión de la misma, como vivienda habitual", si bien se trata de "un título de posesión poco frecuente porque es un acuerdo verbal con la anterior propietaria", según han hecho constar en su denuncia.

"Cuando no hay escritura de propiedad, y se sobreentiende que hay una ocupación de hecho, normalmente no se dictan autos como este, pero realmente y legalmente esto es lo que hay que hacer". La letrada se muestra "satisfecha" de que se haya "respetado la legalidad" y también comenta su "sorpresa" por el contenido del auto que ahora ha trascendido en su integridad.

Contra la inmobiliaria y la empresa

En la resolución, el juez abre una investigación en una causa en la que cita como denunciadas a "Maben Itálica SL" y a la "empresa de desalojo express (DSKE)". En el auto, fechado el pasado jueves, se libraba además otro oficio a la Policía Nacional "a fin de que, en la medida de lo posible, procedan a restaurar a los denunciantes en la situación en la que estaban y, si no es posible, les permitan recoger sus enseres", como así ocurrió el jueves por la noche cuando las inquilinas regresaron a las viviendas.

Según la letrada, que aún no está personada en la causa, la inmobiliaria contrató los servicios de Desokupa Expres (DSKE) para proceder al desalojo, que llevaron a cabo "cinco integrantes" de la citada empresa con "bates de beisbol y machotas".

Esas personas, según también fuentes presenciales, utilizaron la técnica del butrón para poder entrar en el bloque del número 13 de la calle Luis Cadarso. En su interior, seis personas fueron echadas a la fuerza, desahuciadas a la calle sin orden judicial que sustentara el lanzamiento, y acudieron a instancias de la propia Policía Nacional al juzgado de guardia de Sevilla. Según pudo saber este periódico, la inmobiliaria había también contratado a un mediador para que intercediera entre las inquilinas, pero el acuerdo no había sido posible.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats