Aragón recurre a la Compra Pública de Innovación para solucionar el problema del lindano

Jornada de Consulta Preliminar al Mercado.
  • 43 años después de que Inquinosa comenzara a elaborar lindano en su fábrica de Sabiñánigo, todavía no se ha encontrado la solución para uno de los casos de contaminación más importantes de Europa

Más de 40 años (1974) desde que Inquinosa comenzara a elaborar lindano en su fábrica de Sabiñánigo. Casi 30 (1989) desde que cerró la fábrica -ergo, 15 extendiendo residuos químicos por el Pirineo-. Unos cuantos buscando soluciones que, hasta ahora, se antojan inanes. En resumen: 120.000 toneladas de restos tóxicos que se traducen en uno de los casos de contaminación más importantes de Europa.

El gran problema del lindano "es la exposición continuada de la población”

El gran problema del lindano "es la exposición continuada de la población”

La postrera intentona del Gobierno de Aragón para solucionar un problema que se dilata hasta cuestionables extremos es acudir a la Compra Pública de Innovación (CPI): “Una actuación administrativa de fomento de la innovación orientada a potenciar el desarrollo de nuevos mercados innovadores desde el lado de la demanda, a través del instrumento de la contratación pública”, según se explica en la Guía sobre Compra Pública Innovadora del Gobierno de España.

O, sin exornar el lenguaje, un mecanismo al que se recurre cuando no se hallan otras medidas, como aseguró la directora de Gestión del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, María Bezunartea: “La condición básica y primordial de cualquier proceso de compra pública innovadora es no tener una solución clara al problema y en el caso del lindano así ocurre”. Lo que discrepa con la información dada por el Ejecutivo el pasado mes de febrero acerca del ensayo ISCO –anterior probatura–.

Los principales objetivos de la CPI, según la comentada guía, “son la mejora de los servicios públicos mediante la incorporación de bienes o servicios innovadores, fomentar la innovación empresarial e impulsar la internacionalización de la innovación empleando el mercado público local como cliente de lanzamiento o referencia”.

Diez entidades presentaron sus propuestas

El pasado martes tuvo lugar la Consulta Preliminar al Mercado, con el propósito de obtener información sobre la capacidad del mercado, el estado de la ciencia o de la tecnología, e informar a los operadores económicos sobre los proyectos que, en este caso, el Gobierno de Aragón desea emprender en el marco de la Compra Pública de Innovación.

En el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud se llevó a cabo una jornada informativa en la que se explicó la problemática de la contaminación, el proyecto piloto en la búsqueda de soluciones y se dio la oportunidad de presentar su propuesta a las empresas, instituciones y entidades interesadas.

Intervinieron APRIA Systems S. L.; Consejo Superior de Investigaciones Científicas; DEKONTA A. S.; ERM Iberia S. A.; Grupo Gimeno; Nanotex SL; S.Y.T MICROBIOLOGIA VALENCIA; SLOGA Ingenieros S. L.; Universidad de A Coruña, Sarpi Constantí S. L. U. Aunque estuvieron presentes más de 40 empresas

En la actualidad, el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón “tiene identificadas siete áreas de actuación para la descontaminación del barranco de Bailín, a nivel de los distintos tipos de suelos y aguas del emplazamiento, y solicita a las empresas y centros de investigación información respecto a la búsqueda de soluciones desde el punto de vista de la innovación y la sostenibilidad”, comentaron desde el Ejecutivo

La directora general de Sostenibilidad, Pilar Gómez, explicó que se habían presentado “propuestas muy interesantes que han sido probadas con éxito en otros países de la Unión Europea, Estados Unidos y el Sudeste Asiático”. Como resultado de esta Consulta Preliminar al Mercado, indicaron, pueden surgir, “bien expedientes de contratación ordinaria, si se identifican soluciones ya comercializadas, o bien expediente de Compra Pública de Innovación, si existen soluciones en desarrollo y que les falta un último empujón para definirse”.

También se mostró optimista Bezunartea, que espera que, “una vez acabe el proceso, podamos o bien adquirir un servicio de investigación o, lo ideal, conseguir que, además de investigar, se desarrolle un producto que el Gobierno de Aragón pueda comprar para atajar el problema”.

La previsión para poder efectuar la ejecución del contrato y cumplir la necesidad funcional tiene un valor estimado de 20 millones de euros. No obstante, en el procedimiento de Consulta Preliminar al Mercado se admiten propuestas que superen el valor estimado.

Otros proyectos de CPI

En 2016 se puso en marcha el Plan para el impulso y consolidación de la Compra Pública de Innovación en Aragón, gracias a un convenio entre la Dirección General de Innovación e Investigación de la Administración autonómica y el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS).

Hasta febrero de 2017, se habían celebrado siete seminarios, un curso técnico y una jornada sobre consultas preliminares al mercado. Este plan resultó premiado como la mejor iniciativa de CPI en el Congreso Nacional de Innovación y Servicios Públicos.

El problema del lindano no es el único cuya solución se busca con este novedoso sistema. Ya se recurrió a él para la mejora del proceso farmacoterapeútico de los pacientes a los que se dispensan medicamentos desde la Unidad de Atención Farmacéutica de Pacientes Externos (UAX-PEX) del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, a través de la utilización de nuevas tecnologías.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats