El Ayuntamiento de Zaragoza aprueba modificar el PGOU para permitir la apertura de Torre Village

Víctor Serrano (Cs), consejero de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza

La Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, con los votos favorables de PP y Ciudadanos (socios de gobierno), Vox (que apoyó la investidura del alcalde Azcón) y PSOE, ha mostrado esta mañana su predisposición a modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para permitir la apertura del 'outlet' Torre Village, cuya construcción ya está muy avanzada sobre los terrenos de la antigua factoría de Pikolín.

Este paso es necesario para regularizar este macrocentro comercial, puesto que el Plan Especial urbanístico que lo desarrollaba fue declarado nulo de pleno derecho por parte del Tribunal Superior de Justicia de Aragón. La justicia dictaminó que este plan, aprobado en 2016 con los votos a favor de PP, PSOE y Ciudadanos y el rechazo de Zaragoza en Común y CHA, va en contra del Plan General de Ordenación Urbana y que se extralimita al alterar los usos de los terrenos. Iberebro recurrió al Tribunal Supremo, donde se encuentra actualmente la causa.

El consejero de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Víctor Serrano, ha explicado esta mañana en la rueda de prensa posterior a la Comisión de Urbanismo que este expediente se ha tramitado tras haber sido solicitado por la promotora de Torre Village, Iberebro (sociedad patrimonial de la familia Solans, propietaria de Pikolín), en un escrito presentado el pasado 6 de junio donde instaba a conocer si se iba a producir ese pronunciamiento favorable.

Serrano ha recordado que este paso dado hoy se deriva del pleno de la pasada legislatura, en marzo, en el que PSOE, PP y Cs votaron a favor de abrir este cauce de modificación del PGOU. Sobre cuándo ocurrirá esto, el consejero ha explicado que le resultaba “imposible establecer unos plazos concretos”, ya que es Iberebro quien tiene que presentar la modificación para regularizar el 'outlet', cosa que todavía no ha hecho.

Obras al 98%

Las obras del 'outlet' Torre Village, uno de los proyectos urbanísticos más polémicos durante la pasada legislatura, se encuentran al 98% de ejecución y la promotora planea abrir la próxima primavera. Esta es una de las razones que se aducen para modificar el PGOU, ya que en caso de no abrir Iberebro podría solicitar una indemnización millonaria por perjuicio económico.

Tanto Zaragoza en Común como Podemos-Equo han votado contra la modificación en la Comisión de Urbanismo. Además, el edil de la formación morada, Fernando Rivarés, ha anunciado que presentará medidas cautelarísimas para tratar de frenar el proyecto.

Rivarés ha aprovechado la Comisión para cuestionar a Serrano sobre la petición de licencia de derribo del Convento de Jerusalén, con el supuesto objetivo de construir una torre de 35 pisos junto al estadio de la Romareda. Serrano ha dicho desconocer esta circunstancia, y en todo caso la ha desvinculado el proyecto del campo de fútbol.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats