La portada de mañana
Acceder
Exclusiva - Amazon utilizó a un hombre de Villarejo para espiar a sindicalistas
Buscar la vacuna sin cobrar por ello: "Lo fácil sería dejarlo todo"
Opinión - Cuatro estúpidos y la ilustrada de Ayuso, por Esther Palomera

El reloj solar más grande del mundo cuesta 700.000 euros y está inacabado en Zaragoza

Reloj solar de Vadorrey

En el barrio zaragozano de Vadorrey, entre el parque de Oriente y el río Ebro, existe un reloj de sol que bate todos los récords. Los de tamaño y precisión los certifica el Libro Guinness, los de tiempo de ejecución y coste, el sentido común. La infraestructura comenzó a instalarse en 2009 y, seis años después, aún no está completa. El coste inicial era de 700.000 euros, 400.000 de ellos aportados por Bantierra y el resto por el Ayuntamiento de Zaragoza, pero el montante ha seguido subiendo.  

El reloj solar de Vadorrey lleva el nombre de su patrocinador, Bantierra Zaragoza, y consiste en un mástil de acero que pesa 50 toneladas y mide 46 metros de largo. Se alza a una altura de 31 metros sobre una plaza semicircular donde figuran las marcas horarias necesarias para que el minutero gigante (puede llegar a proyectar una sombra de 500 metros de longitud) cumpla su función. El pavimento de hormigón con dichas marcas tardó dos años en colocarse, de modo que durante todo ese tiempo el reloj no sirvió para nada. Ahora que el mecanismo funciona, el terreno que ocupa aún debe ser acondicionado para convertirlo en el parque astronómico que contempla el proyecto.

La última intervención, realizada esta primavera, ha consistido en colocar una pieza decorativa bautizada como ‘Asteroide’ por su autor, el ingeniero y artista Juan Antonio Ros. Ros es además el diseñador de todo el conjunto. Se trata de una esfera de dos metros de diámetro, con cinco cráteres de diversos tamaños, que hace las veces de panel explicativo acerca del uso del reloj.

Sobre la esfera de acero y latón están grabadas las mismas palabras que  lucen en la base del mástil del reloj. Palabras como tierra, desarrollo, sol, hombre, vida, sostenible o ahorro. Según Ros, “el parque en su conjunto tiene dimensión internacional y se quiere que los elementos principales guarden armonía entre sí y realcen la calidad del espacio. Por ello, el panel interpretativo es una pieza plástica de estética meditada”.

La reciente obra, junto con el acondicionamiento del espacio y la colocación de una placa gigante del título de récord Guinness, costó otros 28.000 euros a las arcas municipales. Y es que los terrenos donde se ha proyectado el parque solar ocupan una superficie de más de 3.300 metros cuadrados entre las calles Marqués de la Cadena, Balbino Orensanz y Paseo de la Ribera. Si el proyecto llega a culminarse por completo incorporaría una plaza del tiempo con espacios ajardinados que marcarán los solsticios y equinoccios.

Dos apuntes más. El reloj solar zaragozano figura en el Libro Guinness de los récords desde 2013 y ha desbancado con su descomunal tamaño al Disney's Giant Sundial, ubicado en Florida, y también al de Jaipur, en India.

Etiquetas
Publicado el
10 de julio de 2015 - 22:21 h

Descubre nuestras apps

stats