eldiario.es

9

Catalunya amenaza a los activistas que accedan a instalaciones de explotación animal

Documento distribuido por el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat de Catalunya para llamar a la represión del movimiento de liberación animal

Documentar y denunciar el sufrimiento de los animales vulnera la ley de bienestar animal. Es el paradójico argumento que esgrime el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat de Catalunya, que ha distribuido un documento en el que explica el procedimiento a seguir en caso de que los ganaderos se enfrenten a la presencia de activistas en sus instalaciones. Al mismo tiempo, los Agentes Rurales ultiman un protocolo con los Mossos d’Esquadra para, cuando se produzcan dichas acciones, poder levantar actas por infracción de la Ley de Bienestar Animal, lo que conllevaría sanciones que oscilan entre los 6.000 y los 100.000 euros.

Documento distribuido por el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat de Catalunya para llamar a la represión del movimiento de liberación animal

Documento distribuido por el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat de Catalunya para llamar a la represión del movimiento de liberación animal

Según la Generalitat, este tipo activismo “vulnera la ley de bienestar animal, al suponer un elevado estrés para los animales” y “pone en riesgo la bioseguridad de las granjas”. Y para luchar contra él lanza una serie de recomendaciones: desde las que tienen una naturaleza preventiva, como “instalar una valla perimetral alrededor de toda la instalación” o “cerrar los accesos en todo momento, incluso cuando haya personal trabajando en el interior” a las que han de acometer en caso de que los activistas accedan al interior de las granjas. Si se produce esa situación, se recomienda avisar al 112, “evitar enfrentamientos" e interponer la pertinente denuncia ante los Mossos d’Esquadra. De cara a formalizar la denuncia, se aconseja detallar “el número aproximado de personas” que forman parte de la protesta e “identificar sus vehículos”, así como informar en caso de que los activistas se lleven algún animal o tomen fotografías o vídeos del interior de las instalaciones. 

Seguir leyendo »

El encierro de quien no quiere mirar

26 Comentarios

Algunas veces, cuando cae la noche, todavía oigo en mi mente el sonido del cencerro  del toro que no sabe que va a morir al día siguiente. Vuelvo a oler el nauseabundo aroma que deja el rojo de la sangre al ser derramada sobre la arena gualda de la plaza; huelo la pestilencia del camión, de los corrales y del mismo coso taurino. Los llevo grabados a fuego. Es mi recuerdo particular de cada mes de agosto en Bilbao, cuando llegaba la 'Aste Nagusia' (la Semana Grande bilbaína).

Viví frente a la plaza de toros de Vistalegre durante mis años de estudiante. Entre estudio y estudio, solía fijar la mirada en la superficie circular desde la ventana e irónicamente pensaba que un lugar así para nada podía ser nunca una vista alegre. Es lo que pienso cada vez que veo una plaza de toros.

Me prometí que nunca visitaría una, pero, gajes del oficio, la casualidad me ha llevado a recordar esto que creía olvidado: siguiendo el instinto periodístico, he visitado el tendido improvisado de San Rafael (El Espinar, Segovia), donde, desde hace 103 años, los vecinos han banderilleado, apuñalado y acabado con la vida de animales de entre uno y dos años: las becerradas. Era mi deber contarlo y lo tenía que ver por mí mismo.

Seguir leyendo »

El lío de Naciones Unidas con la carne

22 Comentarios

Vacas explotadas por la agricultura animal.

Asistir a las discusiones de la UNFCCC (la Conferencia Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático) en Bonn o en cualquiera de sus distintos destinos anuales (las llamadas COP) es una enorme oportunidad para captar de primera mano en qué dedicamos los enormes y, por ahora, tan infructuosos esfuerzos puestos en discutir cómo actuar contra el cambio climático antropogénico. En el caso de las reuniones anuales que tienen lugar todas las primaveras en Bonn, el interés es mayor porque se realizan en la sede de la UNFCCC en esta ciudad, y por lo tanto el anfitrión es directamente Naciones Unidas, lo que permite no solo asistir a las discusiones y demás actos organizados por la misma organización y los grupos de interés y las partes, sino también observar si Naciones Unidas se toma el tema en serio en su propia casa.

En este artículo pretendo compartir con las lectoras y lectores de El Caballo de Nietzsche mi experiencia de observadora en el SB50 de Bonn, que tuvo lugar del 17 al 27 de junio pasado, y a cuya primera semana asistí en gran medida motivada por conocer mejor la posición del secretariado de la UNFCCC con respecto a la dieta basada en animales.

Si bien el tema del impacto de la explotación animal en el calentamiento global en modo alguno se ha incorporado formalmente a las discusiones políticas (a nivel político solo se discute el impacto del cambio climático en la agricultura), el secretariado de la UNFCCC ha empezado por fin a reconocer la importancia del problema que supone para el clima la dieta basada en productos animales (carne, pescado, lácteos y huevos). Lo que no debería sorprender a nadie, pues otros organismos vinculados a Naciones Unidas –IPCCC, FAO, PNUMA– hace tiempo que han documentado el impacto de la alimentación humana en el clima y, muy especialmente, de la producción de alimentos basados en la explotación animal, así como lo han hecho numerosas investigaciones independientes.

Seguir leyendo »

Los Sanfermines como paradigma de la normalización del maltrato animal

Toro herido durante una corrida en los Sanfermines de Pamplona.

Los Sanfermines del 2019 han acabado con un balance de 35 personas atendidas en el Complejo Hospitalario de Navarra, con heridas de diversa consideración. Ha habido ocho corredores heridos de gravedad por asta de toro. Y 56 toros asesinados.

Después de saber estos datos, chocan las declaraciones de Enrique Maya, alcalde de Pamplona/Iruña, quien destaca la "normalidad" y el buen ambiente con el que han transcurrido estos Sanfermines. Lo que deducimos de estas declaraciones es que lo normal en estas fiestas es que haya personas corneadas, personas que hayan expuesto sus vidas ante unos animales acosados que solo corren para poner a salvo las suyas. Es más, si no fuera así ya no sería normal, podríamos concluir. La tortura y muerte de los toros ya va programada. ¿Acaso alguien puede imaginarse unos encierros en Pamplona sin, por lo menos, heridos graves? Quizás esta pregunta subyace bajo ese discurso del sr. alcalde.

En esta línea de naturalización del maltrato animal y el enaltecimiento del peligro mortal de los humanos, también tienen importancia los eufemismos: cuando un encierro ha sido peligroso para los corredores, e incluso ha habido corredores corneados, se dice que ha sido un encierro "emocionante". Estas situaciones se dan cuando un toro queda rezagado de la manada por una caída u otra causa. En estos casos el animal se siente desprotegido por estar solo, e intenta defenderse de lo que él percibe como otros animales agresores, los humanos (y está en lo cierto).

Seguir leyendo »

Rafael Doctor: "El primer paso es apartar a los librepensadores, a los feministas, a los antitaurinos, a los antiespecistas, a los activistas"

Rafa, Antón y Paco Doctor

El trabajo del historiador y comisario de arte Rafael Doctor Roncero (Calzada de Calatrava, Ciudad Real, 1966) se denomina 'gestión cultural', pero lo que Rafa Doctor lleva a cabo debería llamarse 'creación cultural'. Rafa Doctor crea cultura. A su alrededor, bulle en constante crecimiento un universo de artistas y prácticas artísticas, de proyectos y propuestas culturales alimentadas, con rigor, por su pasión.

Frente al mercantilista, arrogante, elitista y tantas veces agónico mundillo del arte, el de Rafa Doctor es un mundo vivo de encuentros y sinergias, deslumbrante de planes y programas que se hacen realidad, desbordante de acciones que agitan el debate y las conciencias, subversivo de un orden establecido que escamotea a la sociedad un arte y una cultura que le conciernen.

Desarrolla esa tarea de creación de cultura desde una profesionalidad que le ha llevado a sucesivas direcciones y cargos de responsabilidad en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, la Casa de América y La Noche en Blanco en Madrid, el MUSAC - Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León o la Fundación Santander 2016. Coleccionista y experto en fotografía, en 2017 logró por concurso público la dirección del CAF - Centro Andaluz de Fotografía, del que ha sido cesado de manera fulminante tras la llegada a Andalucía del gobierno del PP, Ciudadanos y Vox, y el consiguiente nombramiento de Fernando Francés como Secretario General de Innovación Cultural y Museos. Durante los dos años que Rafael Doctor Roncero ha estado al frente del CAF, además de las numerosas exposiciones, se han programado más actividades que en los diez años anteriores de la institución y las visitas del público aumentaron en un 67%.

Seguir leyendo »

Floc, el perro de los Gallimard, tercera y olvidada víctima en la muerte de Albert Camus

Floc, el perro de Janine y de Anne Gallimard

Con motivo del 60 aniversario en 2017 de la concesión del Premio Nobel de Literatura al escritor Albert Camus, llevamos dos o tres años evocando, con numerosos artículos y ensayos, su muerte, producida a los 47 años tras el fatal accidente de automóvil del 4 de enero de 1960, en Sens, cerca de Villeblevin, en la Borgoña francesa, a unos 100 kilómetros al sur de París. A bordo y al volante del vehículo siniestrado iba Michel Gallimard, director de colección La Pléiade; de copiloto iba el todavía reciente Premio Nobel del 57, Camus; y en los asientos traseros viajaban otros dos miembros de la familia Gallimard: Janine, esposa del editor y sobrina de Gaston Gallimard, el dueño de la editorial, y Anne, la hija de ambos, Anushka para Camus. Pero en el auto había otro ocupante, que aquí nos interesa mucho, olvidado por las crónicas literarias y mundanas.

Los cinco ocupantes viajaban en un exclusivo modelo Facel-Vega Excellence, vehículo de lujo de cuatro puertas, de más de cinco metros de largo y con motor de ocho cilindros Chrysler, del cual solo se harían poco más de 150 vehículos, dado su alto precio. Se trataba de una auténtica berlina de la época, que debía impresionar por las carreteras regionales de Francia. Aquel día de enero, en el que regresaban de las vacaciones de Navidad que habían pasado en la Provenza, en la casa que había adquirido Camus, debía viajar con ellos el poeta René Char, que al final decidió regresar en tren. Dicen que su envergadura le salvó, ya que, al ser tal alto, era difícil su acomodo junto al resto de la partida de amigos. También regresaban en tren los dos hijos de Camus y su mujer.

Albert Camus

Albert Camus © The Nobel Prize Foundation. www.nobelprize.org

Seguir leyendo »

Rubén Martínez: "Espero que mi reto deportivo haya servido para concienciar sobre los derechos animales"

Rubén Martínez durante su reto en los Pirineos por los animales.

"Vegetariano, apasionado del deporte, de los animales y de la naturaleza. Ultra runner y triatleta. Una de las cosas que me lleva a realizar este reto es juntar la larga distancia con la naturaleza, buscando un equilibrio entre días y kilómetros".

Así se definía Rubén Martínez en la página web creada para su reto '10 días 10 maratones'. No come animales desde hace un año y sigue entrenando a un nivel exigente que le ha permitido, aún sin ser profesional, enfrentar uno de los objetivos más ambiciosos de su historia como corredor de alta montaña amateur. Con la intención clara de que nos replanteemos nuestra relación con los otros animales y de recaudar fondos para el madrileño Santuario Vegan, ha logrado atraer la atención de los medios de comunicación y de personas no familiarizadas con la causa antiespecista. Tras culminar con éxito su reto, cuenta a El caballo de Nietzsche cómo ha sido atravesar, corriendo, en poco más de una semana, la etapa catalana del GR11 o la Senda Pirenaica.

¿Cuál es tu profesión?

Seguir leyendo »

Pumba, el perro que sobrevivió a un apedreamiento y cuyo agresor pisará la cárcel

Pumba

Era el 27 de diciembre de 2016, dos días después de Navidad. Según su microchip, Pumba tenía 9 meses, y el otro perro con quien vivía 4 años, cuando un hombre los llevó a rastras hasta una nave abandonada en Mérida. El hombre iba acompañado de su hijo, un pequeño de 10 años. Al llegar a la nave, y siempre en presencia del niño, lanzó a los dos perros dentro de un foso de 2 metros de profundidad, asegurándose de que no pudieran escapar, y los apedreó hasta acabar con la vida del mayor de ellos.

Sé que duele, pero imaginen por un momento la situación. Visualicen a los dos animales en estado de pánico, tratando de trepar por las paredes y resbalando por ellas. Imaginen las piedras golpeándoles en la cabeza, los lomos, las patas. Piensen en sus miradas desconcertadas, suplicando que cese el dolor. Imaginen ahora al chaval, acompañando a su padre, su persona de referencia, y siendo testigo de tal acto brutal, de crueldad infinita, contra dos víctimas indefensas.

El cachorro Pumba sobrevivió al ataque. Pudo hacerlo gracias a la intervención de personas que sospecharon de la actitud del agresor y decidieron avisar a la policía. El animal fue rescatado y trasladado al veterinario, que atendió sus heridas físicas, teniendo que ser operado varias veces durante las siguientes semanas por las múltiples lesiones sufridas.

Seguir leyendo »

Anticapitalismo, un posicionamiento indispensable para la liberación animal

Manifestación antiespecista celebrada en Madrid el 4 de noviembre de 2018

Es de dominio popular que la respuesta del capitalismo ante el surgimiento de cualquier movimiento social es siempre la misma: la asimilación. El feminismo es un claro ejemplo de ello, siglos de lucha y reivindicaciones que han ido cambiando según el momento histórico, han sido apropiadas por el sistema capitalista para convertir la demanda de las mujeres en algo inofensivo para el capital. Así encontramos prendas de Inditex con frases como 'Yes, I am Feminist' o 'Girl Power' o 'Females of the Future', o colecciones de ropa como 'Women in Art' basadas en ilustraciones realizadas sólo por artistas mujeres. Estos artículos copan los escaparates de las tiendas y promueven la popularidad del feminismo, mientras son confeccionados y manufacturados en condiciones laborales de explotación, muy cercanas a la esclavitud, mayoritariamente por mujeres, adolescentes y niñas en Bangladesh, Marruecos, India y Camboya .

El veganismo no es la excepción. Basta despolitizarlo, higienizarlo de toda ética animal, convertirlo en una dieta, en un estilo de vida más "saludable" o simplemente en un placebo, para aminorar la irresponsabilidad con que asumimos nuestro impacto ecológico, y así, aprovechar el nicho de mercado que generamos quienes buscamos proveernos de productos que no deriven de la muerte y explotación animal. Por ejemplo, Danone, empresa transnacional líder de la industria de los lácteos, hace alrededor de dos años compró WhiteWave Foods y, con ello, Alpro es ahora de Danone y es comercializada por Central Lechera Asturiana. Lo que significa que el 43% de la cuota de mercado de las leches vegetales está en manos de la industria de la leche de vaca.

La economía de mercado o libre mercado se rige por la oferta y la demanda de determinados productos o servicios. El poder adquisitivo y los hábitos de consumo de quien lo posee es la base de sus reformas y flujos. Dentro de este marco capitalista, es posible generar políticas que apunten a una mayor oferta y demanda de productos libres de explotación animal. De hecho, actualmente lo hacemos cada vez que vamos al supermercado, pero nuestra apuesta política no puede focalizarse en este rol que asumimos como consumidores. Las activistas por la liberación animal podemos ser más ambiciosas, y establecer una estrategia frontal contra el capitalismo.

Seguir leyendo »

5 razones por las que las luchas antiespecista y LGBTQIA+ deben ir juntas

36 Comentarios

“Las dos cosas favoritas de mí son que soy vegana y lesbiana”, dijo, con orgullo, hace tiempo, Jasmine Singer, activista LGBTQIA+ y por los derechos de los animales. A muches nos resonarán estas palabras. Si el orgullo tiene sentido, no parece haber nada de lo que estar más orgulloses que formar parte de una comunidad de gente que ha reaccionado ante la enormidad de sufrimiento que hay en el mundo y que lucha para convertirlo en un lugar mejor. Pero, aunque eso sea cierto del activismo LGBTQIA+ y por los derechos de los animales, ¿no será demasiado rebuscado pretender que hay una conexión más profunda entre ambos? Como veremos, no solo no hay nada de artificioso en tal idea, sino que hay, al menos, 5 razones por las que la lucha antiespecista y la lucha LGBTQIA+ deben ir, necesariamente, juntas.

La opresión es una forma de discriminación que consiste en la consideración injusta de un grupo de individuos frente a otro, establecida por una relación jerárquica de poder. A la discriminación basada en la sexualidad de los individuos se la conoce por 'heterosexismo', que afecta a quienes no se conforman a la heteronormatividad. Por su parte, la heteronormatividad es la creencia y expectativa social según la cual, por defecto, todo el mundo en la sociedad es heterosexual (‘la norma’), por lo que quienes no lo son importan menos, siendo, por ello, marginades, excluides y, a menudo, sujetes a violencia.

De forma similar, los animales no humanos son un grupo oprimido por la mayoría de seres humanos y sus instituciones. También ellos, sistemáticamente marginados, excluidos y sujetos a niveles de violencia inconcebibles para muches. A la discriminación basada en la especie de los individuos se le llama especismo, que se manifiesta en la desconsideración de los demás animales tanto a la hora de explotarlos como de no ayudarlos cuando lo necesitan. Un movimiento de liberación debería pues asumir el heterosexismo y el especismo como instancias de una misma lógica opresiva y discriminatoria, y reconocer que la lucha antiespecista y la lucha LGBTQIA+ tienen un objetivo común: liberar a quienes quieren disfrutar de sus vidas de un sistema injusto que afecta tanto a humanos como a no humanos.

Seguir leyendo »