eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Desenmascaran los lobbies del tráfico legal de especies a través del portal LaManoDetrasDelZoo.org

Zoo de Barcelona

Las asociaciones internacionales de zoos y acuarios, encabezadas principalmente por la World Association of Zoos and Aquariums (WAZA) y por la European Association of Zoos and Aquariums (EAZA), han enviado recientemente sus cartas abiertas al Ayuntamiento de Barcelona instándole a votar en contra de la Iniciativa Ciudadana ZOOXXI, que se encuentra actualmente en trámite y espera ser votada el próximo 3 de mayo.

Hoy la Plataforma ZOOXXI ha hecho público el dossier online lamanodetrasdelzoo.org, un portal desde el que quieren mostrar a los partidos políticos y a la ciudadanía quiénes son estas asociaciones, cómo funcionan y cuáles son sus intereses, desenmascarando un conjunto de actitudes y prácticas que quedan lejos de la protección de los animales y la naturaleza.

A menos de un mes de la votación final de la Iniciativa Ciudadana ZOOXXI, la plataforma animalista responde a las cartas de los lobbies internacionales de zoos y acuarios creando un portal online donde, a través de cartas, artículos e investigaciones hablan por primera vez de estas asociaciones y su funcionamiento, que rige sobre cientos de zoológicos en el mundo.

Seguir leyendo »

Australia: protestas masivas y sin precedentes por los derechos de los animales

Protestas en Australia por los derechos de los animales.

Nunca antes se vivió algo similar en Australia. Activistas por los derechos de los animales salieron el lunes a las calles de las principales ciudades del país para reivindicar el veganismo y clamar contra la explotación animal. Lo han hecho en el marco de una campaña orquestada por diversas organizaciones, en nueve protestas coordinadas y con un objetivo claro: que fuera "la manifestación por los derechos de los animales más grande del mundo".

Una de las principales protestas tuvo lugar en Melbourne, donde fueron arrestadas 38 personas tras cortar la principal intersección de la ciudad, el cruce entre las calles Flinders y Swanston, por la que cada día circulan decenas de miles de vehículos. Entre ellas, tres adolescentes de solo 15 años que se habían encadenado a sendas furgonetas que bloqueaban el paso del tráfico. En otro punto de la ciudad, varios activistas hicieron lo propio a las puertas del acuario de Melbourne. En Nueva Gales del Sur fueron detenidas otras 9 personas por encadenarse a las puertas de un matadero.

Las protestas se han producido con motivo del primer aniversario del estreno de una de las películas que más impacto han causado en la sociedad australiana, Dominion. Dirigida por Chris Delforce, el documental utilizó drones y cámaras ocultas para mostrar a la sociedad la realidad tras los muros de los mataderos, y puso en tela de juicio la brutal relación de explotación que el ser humano ejerce sobre el resto de los animales.

Seguir leyendo »

El síndrome de fatiga por compasión

RUTH MONTIEL ARIAS

Niebla, mi camarada, / aunque tú no lo sabes, / nos queda todavía en medio de esta heroica pena bombardeada, / la fe, que es alegría, alegría, alegría.

Estos versos son el final del poema 'A Niebla, mi perro', escrito por Rafael Alberti en 1938. No se ponen de acuerdo quienes documentan la historia, porque algunos dicen que en realidad era una perra. En cualquier caso, Alberti compartió penurias, hambre y miseria, pero también alegrías, fe y esperanza con este ser vagabundo en uno de los periodos más difíciles de nuestra historia.

Algo de alegría, fe y esperanza es lo que necesitan muchas de las personas que pasan su vida cuidando de los demás, haciendo activismo político o que se dedican a alguna actividad relacionada con el trato a colectivos vulnerables.

Seguir leyendo »

'Mastín', una novela juvenil solidaria con los animales sin hogar

Ilustración de cubierta de 'Mastín', novela juvenil de la periodista Melisa Tuya

En 2015, el blog de protección animal de la periodista Melisa Tuya, En busca de una segunda oportunidad, que yo seguía con interés desde hacía muchos años, dio súbitamente un giro estilístico. Hasta ese momento, había tratado cada semana asuntos relacionados con los distintos aspectos, tanto enriquecedores como problemáticos, de la convivencia con los animales no humanos.

A partir de entonces, comenzó una auténtica novela por entregas al más puro estilo de los folletines decimonónicos. De un viernes a otro, durante más de un año, las semanas se hicieron demasiado largas y los capítulos demasiado cortos para saciar la curiosidad de saber qué iba a ocurrir con Martín, con la chica del galgo y con su entorno.

Alrededor de la relación cambiante entre un adolescente y una joven que ya está más cerca de los treinta que de los veinte, la autora, Melisa Tuya, compone una filigrana que es reflejo de la realidad cotidiana de una familia madrileña del siglo XXI: una familia monoparental compuesta por la madre viuda (que está pensando en rehacer su vida de pareja), un chico de diecisiete años (que, como apunta María Gonzalez en su prólogo, está en "esa época cambiante en la que el mundo te queda tan grande y tan pequeño al mismo tiempo"), la presencia imborrable del padre fallecido y Logan, el perro pitbull.

Seguir leyendo »

14.000 metros cuadrados de armas y animales muertos

Feria Cinegética 2019

Entre el 21 al 24 de marzo pasados se celebró en Ifema, Madrid, la Feria Cinegética 2019. En los 14.000 metros cuadrados del pabellón, más de 290 expositores servían de punto de venta y propaganda de empresas, asociaciones y profesionales relacionados con el mundo de la caza y la pesca. Nada más entrar al recinto, varias cabezas de animales disecados recibían al visitante. A primera vista, era difícil encontrar un punto dónde no estuviesen expuestos restos de animales o fotografías de cazadores posando con sus víctimas. En ellas, sonreían junto a los individuos que acababan de matar, satisfechos, felices. Otros tenían colocada su arma sobre el cadáver, un recuerdo no sólo del asesinato, si no de cómo se produjo.

Feria Cinegética 2019

Feria Cinegética 2019 Aitor Garmendia - Tras los Muros

Ese pabellón se convirtió por unos días en un culto a la muerte animal. Jabalíes, leones, tigres, corzos, osos… Sus restos, recuperados por la taxidermia, la práctica de disecar animales, se mostraban por toda la feria, recreando escenas de la vida salvaje. Unos tigres, a dos patas, se retaban y combatían; un oso, imponente, mostraba orgulloso un pez entre sus fauces; un león, desafiante, parecía rugir al paso de los visitantes. Toda esa épica contrastaba con las imágenes de cacerías que se proyectaban en varias pantallas, en las que animales aterrorizados huían hasta que una bala les reventaba las costillas o el cráneo. Ni siquiera la música de película de acción conseguía rebajar el patetismo de los vídeos.

Seguir leyendo »

Ética, ciencia y cautividad: el debate de los zoos

León cautivo

¿En qué debe basarse la relación que establecemos los humanos con el resto de animales? La relación que hemos establecido históricamente con el resto de animales con los que compartimos el planeta se ha basado en la premisa de la superioridad humana. Sin embargo, las evidencias de los datos científicos nos demuestran que estas barreras que hemos construido no se justifican de ningún modo. Que quizás no somos tan diferentes como creíamos al resto de animales.

“En nuestra prisa por destacar que los animales no son personas, nos hemos olvidado de que las personas también son animales”. Frans de Waal, primatólogo

Sabiendo esto, ¿qué responsabilidades éticas se derivan de nuestra relación con los demás animales? La relación que establecemos con el resto de animales debería seguir el criterio de la sintiencia. “Un individuo sintiente es aquel que tiene la capacidad de tener experiencias positivas o negativas. Es aquel individuo que puede sufrir o disfrutar; por tanto, aquel que tiene una vida que puede ser beneficiada o puede ser dañada”, afirma Adrià Voltes, doctor en Neurociencia y miembro del comité científico de ZOOXXI.

Seguir leyendo »

'Lo que no te cuentan del veganismo': responden con un vídeo viral a los tertulianos de 'Cuatro al día'

96 Comentarios

El pasado 20 de febrero el programa 'Cuatro al día', emitido por Cuatro y conducido por Carme Chaparro, analizó junto a varios de sus colaboradores las llamadas "vigilias veganas", un movimiento nacido en Canadá y que se ha extendido en todo el mundo de la mano de Save Movement para visibilizar la realidad de los animales que llegan al matadero.

Seguir leyendo »

Carniceros contra la matanza de animales: "Me arrepiento de no haberme hecho vegano antes"

87 Comentarios

Phil Hörmann, carnicero alemán que ahora es vegano y activista en defensa de los animales

El pasado enero, y bajo el lema Si Yo He Podido, Tú También Puedes, Tom, Phil, Riccardo, Peter y Thomas decidieron recopilar sus testimonios en un breve vídeo y colgarlos en las redes sociales. En pocos días, tenían más de 100.000 visitas, cientos de comentarios y unas cuantas llamadas de los medios de comunicación locales

El mensaje caló porque estos cinco alemanes saben de lo que hablan y conocen, de primera mano, la industria de la explotación y el sufrimiento animal. Fueron carniceros, matarifes, cazadores y ganaderos y ahora son veganos y activistas por la defensa de los animales

Hemos hablado con Phil Hörmann, responsable de esta iniciativa. Nacido en Allgäu, preciosa región del sur de Alemania, Phil tiene 35 años y es vegano desde 2016.

Seguir leyendo »

La caza: más allá del debate institucional

Cazador y su víctima

El pasado mes de febrero, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJ) suspendió cautelarmente el Decreto 10/2018, de 26 de abril, que modifica algunos preceptos del Decreto 32/2015, de 30 de abril, por el que se regula la conservación de las especies cinegéticas de Castilla y León, su aprovechamiento sostenible y el control poblacional de la fauna silvestre. La suspensión se dio a raíz de una solicitud de PACMA que argumentaba que las medidas incluidas en el Decreto no estaban avaladas por los estudios científicos precisos.

Ante esta decisión del TSJ, el lobby de la caza reacciona para defender los intereses de los propietarios cinegéticos y de los cazadores, de manera que los grupos políticos dejan un paisaje lamentable en el Parlamento: PP, PSOE, Ciudadanos y UPL, que ocupan 72 asientos (más 1 del grupo mixto) de los 84 que llenan las Cortes, se ponen de acuerdo para blindar la caza, mientras que Podemos se abstiene, situándose así muy cerca de las posiciones defendidas por la derecha y el partido socialista. Solo el grupo Izquierda Unida-Equo vota en contra. Este cierre de filas de los partidos políticos en torno a la cuestión de la caza es un acto contra la diversidad de pensamiento; explícitamente, constituye un silenciamiento institucional de otras sensibilidades existentes en la Comunidad.

Castilla y León cuenta con alrededor de 100.000 licencias de caza entre una población de casi 2,5 millones de habitantes. El 90% del territorio de la Comunidad está declarado cinegético. Es decir, el 90% de la superficie sirve a una actividad que practica menos del 4% de la gente. Y no olvidemos que es una actividad excluyente, que impide el desarrollo de otras también populares, como algunos deportes o la recolección de setas y plantas medicinales, entre otras.

Seguir leyendo »

La sensibilidad no nace, se hace

103 Comentarios

Hace años, mi concepto de las personas que no consumían animales era muy diferente al que es hoy. Recuerdo pensar que se trataba de gente extremadamente sensible, incapaces por naturaleza de desvincular un filete del animal del que provenía.

Para mí aquello era marciano, porque a mí siempre me habían descrito como una persona sensible, y si yo era efectivamente sensible, ¿cómo no tendrían que ser entonces esas personas que comían sólo verde? Pues hechas casi de otro material. Ni me planteaba seguir su ejemplo, jamás lo hice. Nos diferenciaba algo más allá de la voluntad: nos distanciaba la biología y, en definitiva, no se podía luchar contra eso.

Por supuesto, mi información sobre el tema era nula. Ni siquiera diferenciaba lo que llamaban entonces “ovolacteovegetariano” de “vegetariano”. Marcianadas de nuevo. ¿Huevo sí pero carne no pero leche sí pero peces no? En mi opinión aquello rozaba ya el delirio.

Un día, porque siempre hay un primer día de muchos que vendrán luego en cualquier despertar, alguien puso una semilla en mi cabeza. Y fue en Twitter. Andaba yo protestando contra la tauromaquia, lamentándome porque Izquierda Unida (aún Podemos no existía) no llevaba en su programa abolir esa práctica, sino simplemente dejar de subvencionarla con dinero público hasta hacerla desaparecer. Me parecía TAN injusto. Yo quería que propusieran su abolición. Mientras, me metía entre pecho y espalda tremendos filetes de buey, poco hechos, con sangrencita, que es como me gustaba a mí la carne.

Entonces alguien, no recuerdo quién, me preguntó: “¿Eres vegana?” Yo no veía relación alguna entre mi reclamación antitaurina y aquella pregunta. Ninguna es ninguna. ¿Qué tiene que ver eso? No soy vegana. Algo así respondí. Aquella persona me explicó que la tauromaquia sólo era otro tipo de abuso, y que mi alimentación estaba llena de sufrimiento animal.

Algo quedó en mí aquel día. Seguí comiendo carne, por supuesto. Sin culpa, sin nada. Simplemente fue una conversación a la que volvería una y otra vez, a lo largo de mi proceso de conciencia sobre este tema.

Leí algunas cosas de forma casual sobre la industria cárnica, escuché algo en la radio sobre que las sufragistas eran veganas, pregunté cuando tenía oportunidad a gente vegetariana sobre su alimentación y sus motivos para hacerlo. Cosas esporádicas, semillas salpicándome de vez en cuando, a lo largo del tiempo. El feminismo y la opresión a las mujeres hizo que entrara de lleno en el antiespecismo y la opresión sobre el resto de animales. Pasé de leer sobre el tema cuando me lo encontraba a buscar información y documentarme voluntariamente. Y seguía comiendo carne.

Temía que jamás fuera a dejar de consumir animales, que me faltara la sensibilidad y la empatía necesarias. Pero algo había cambiado: ya tenía la suficiente información como para darme cuenta de que prefería tener esa supuesta “sensibilidad extra” a no tenerla, prefería no disfrutar con la carne que disfrutar como lo hacía.

Los meses o años que duró mi proceso no los conté, pasa un poco como con la conciencia feminista. ¿Cuándo te diste cuenta de que tenías perspectiva de género? No hay un día, no hay un momento en el que ves la luz. Es un aprendizaje constante y no se le puede poner fecha.

Lo que sí sé es que paulatinamente fui entendiendo que no me separaba nada biológico, ninguna aptitud me diferenciaba de las personas que optaban por una alimentación sin animales. Entendía también que en el pasado me había separado la falta de información, y luego tan solo el egoísmo: ese saber conscientemente que no me hacían falta los animales para mantener una dieta perfectamente sana, pero aún así gustarme su sabor.

Poco a poco, fui sensibilizándome más y más, porque cuando empiezas a indagar ya no hay marcha atrás, es como ponerte las gafas moradas. Pero cuando decidí que podría prescindir del placer y la comodidad de la alimentación omnívora, me puse a mí misma la excusa de “no hay opciones fuera de casa para mantener este tipo de decisión sobre mi alimentación”. A resistencia no me ganaba nadie, el problema luego eran los bares y sus nulas opciones sin sufrimiento animal.

Pero el proceso seguía adelante en mi cabeza, y la contradicción no se sostenía ya dentro de mí. Cada vez se me hacía más difícil hacer la compra sin culpa. Cada paquete de pavo cocido o lata de atún que incluía en el carrito me revolvía más. Las excusas que me había construido me sonaban tan hipócritas que, casi por puro egoísmo, por vivir en paz, dejé de comprar todas esas cosas en el supermercado.

Tampoco quería pedirlo ya en lo bares. No quería cadáveres -porque así lo veo ahora- en mi plato. No quería pagar para que mataran animales para mí. Tardé mucho tiempo en darme cuenta de que la sensibilidad no te nace, la haces. Aquella frase de Simone de Beauvoir sobre las mujeres servía para describir muchas otras formas de opresión y de creación de conciencia sobre dichas opresiones.

Desde mi punto de vista, las feministas tenemos que luchar por nuestra liberación, pero, por pura coherencia, no ejercer opresión sobre otros seres sintientes. Nadie duda de que el sujeto del feminismo debe ser únicamente la mujer, nadie dice (a pesar de lo que he leído por ahí a veces) que el feminismo deba incluir “a la vaca” como sujeto del feminismo. Estas son lecturas reaccionarias de lo que significa el antiespecismo. Simplemente se trata de ser coherente, y de la misma forma que no queremos ser abusadas y oprimidas, tenemos que querer lo mismo para el resto de animales, aunque no sean humanos como nosotras. Porque nosotras somos animales también, con voz, pero animales con capacidad de sufrir y sentir como el resto.

Los animales jamás harán su propia revolución, tenemos que hacerla por ellos. Que no nos expliquen más que con chillidos en el matadero que están sufriendo, no significa que su causa no tenga legitimidad. Y depende de todas y de todos que las grandes industrias que fuerzan sistemáticamente embarazos y partos de las hembras para que nos den la carne de sus crías, entre otra multitud de formas de abuso, paren. Paren de abusar, de enriquecerse, de contaminar, de contribuir masivamente al cambio climático.

La sensibilidad puede o no nacer dentro de un individuo, pero hacerla crecer es perfectamente posible, y es nuestra responsabilidad.

Escucha el último programa de Radiojaputa

Cada lunes, una nueva entrega de Radiojaputa, en eldiario.es 

Seguir leyendo »