La portada de mañana
Acceder
El estigma por la viruela del mono: ni es ETS ni se transmite solo entre hombres
Opinión - 'El circo de los borbones', por Esther Palomera
Feijóo acelera su aterrizaje en Madrid
Sobre este blog

El caballo de Nietzsche es el espacio en eldiario.es para los derechos animales, permanentemente vulnerados por razón de su especie. Somos la voz de quienes no la tienen y nos comprometemos con su defensa. Porque los animales no humanos no son objetos sino individuos que sienten, como el caballo al que Nietzsche se abrazó llorando.

Editamos Ruth Toledano y Concha López.

En ruta ciclista por los derechos de los animales

Paolo Barbon y Pedro Jesús López Toribio, ciclistas de Bike for Animals.

Bike for Animals: deporte para visibilizar la situación de los animales

El italiano Paolo Barbon practica el ciclismo desde 1994. Este deportista entusiasta, vegano hace más de diez años, empezó a participar activamente en el movimiento animalista en el año 2007. Pero no fue hasta 2011 cuando comenzó a idear un proyecto en el que pudiera utilizar su gran pasión, el ciclismo, para llamar la atención sobre la realidad de los animales y promover la lucha contra su maltrato.

Y por fin, en verano de 2012, hizo realidad su iniciativa: viajar hasta España en bicicleta, desde su Turín natal, para atraer la atención de los medios de comunicación y de la opinión pública, especialmente sobre la tauromaquia y el sacrificio de animales abandonados en las perreras de nuestro país.

“Hay pocas cosas que me enfurezcan de verdad, pero una de ellas son las corridas de toros. El abanico de maldades del hombre es muy amplio y no parece tener límites ni fondo, pero si puede tener sentido hablar de un ranking de crueldad, las corridas de toros, por lo menos para mí, se llevan la palma. Cristalizan en sí lo peor que la especie humana supo y sabe expresar. Las aborrezco desde que era niño con todo mi corazón”, fueron las palabras de Paolo expresando una las razones que le impulsaron a realizar aquel primer tour, que se llamó Bike for Pets.

En él, junto con otros dos compañeros -Cristiano Masi y Paolo Balestrazzi- recorrió un total de 2.200 km bajo el sol abrasador de agosto para denunciar el martirio que sufren en España los toros y otros animales. Atravesaron cuatro ciudades del sur de Francia: Claviere, Veynes, Lunel (donde fueron recibidos por Christophe Thomas, el rescatador y compañero del famoso toro Fadjen) y Port Vendres, y después hicieron escala en varias localidades de nuestra costa mediterránea (Barcelona, Amposta, Valencia, Alicante, Águilas, Almería y Málaga), finalizando en Sevilla. En la capital hispalense, como colofón, rescataron de la perrera municipal a Hariett, una perrita que fue felizmente adoptada por una activista española. De este rescate, de la increíble experiencia que esta aventura supuso y de la cálida bienvenida que recibieron tanto en Francia como en España, Paolo guarda un grato recuerdo, motor que le incentivó a repetir su hazaña dos años después.

Así, en 2014, nuestro protagonista volvió a subirse a su bicicleta, esta vez con nueva imagen para el proyecto -que cambió de nombre al más inclusivo Bike for Animals- y acompañado del deportista italiano Matteo Simone. Gracias a los contactos que consiguieron establecer con distintos activistas durante el tour de 2012, esta vez pudieron incrementar la distancia recorrida a 2500 km, añadiendo Cáceres como última parada. La decisión de llegar hasta Extremadura fue dictada, según palabras del propio Paolo, por la información que había recibido respecto al grave problema de maltrato animal en esa región española.

El recibimiento en las distintas etapas durante esta segunda edición fue apreciablemente más numeroso que en 2012, y su repercusión en los medios de comunicación de nuestro país también fue notable. En Málaga, se convocó una manifestación antitaurina con motivo de su llegada, y los activistas locales en Cáceres pusieron el colofón organizando, para la clausura del tour, un recorrido en bicicleta que finalizó en una emotiva concentración en la Plaza Mayor de la ciudad, donde se dieron cita numerosas personas pertenecientes a 11 colectivos sociales, organizaciones políticas y asociaciones en defensa de los animales.

Pedro Jesús López Toribio y sus proezas ciclistas por los sin voz

Pedro J. L. Toribio practica el ciclismo desde los 18 años y es vegano hace más de seis. Siempre ha adorado a los animales no humanos y, aunque al principio solo fue consciente de la ayuda que necesitaban perros, gatos y toros, poco a poco fue extendiendo su abanico de compasión a las demás especies, al ser consciente de que cualquiera de ellas tenía la misma capacidad de sentir y sufrir.

Es un activista todoterreno, y aunque en los últimos años dedica la mayor parte de sus esfuerzos a tratar de ayudar a santuarios, se apunta a cualquier manifestación o acción por la defensa de los animales dentro de sus posibilidades, y además brinda apoyo, información y consejos, a través de las redes sociales, a todo aquel que quiere dar el paso hacia un modo de vida vegano.

Pero para Pedro la unión de los dos grandes pilares de su vida, el deporte y la defensa de los animales, realmente comienza no hace mucho. Concretamente en 2014, cuando llevó a cabo el Camino de Santiago Non-Stop. Con esta gesta -que sin duda podemos calificar de heroica-, de la que se hicieron eco en su momento El caballo de Nietzsche y TVE Animalista, consiguió completar, en una sola etapa y sin descanso, durante poco más de 40 horas, los 780 km que separan Roncesvalles de Santiago de Compostela. Su objetivo fundamental fue ayudar a seguir derribando falsos mitos sobre alimentación vegana y demostrar que se puede no solo estar en plena forma, sino también afrontar retos físicos de alto nivel sin consumir productos de origen animal. “Quería plantear una reflexión sobre cuestiones que muchas personas no han meditado y que han dado por buenas, y hacerles ver que todo lo que nos han contado respecto a la alimentación no es verdad. Mi propósito fue invitar a la gente a que se animasen a probar, a cambiar o, al menos, a pensar sobre ello”, nos cuenta.

Durante la marcha tuvo un par de momentos críticos, en los que las altas temperaturas, el cansancio y el sueño le hicieron mella, pero nunca tuvo dudas en continuar. “Me impulsaron siempre los sin voz, los animales. Eché un pedal detrás de otro por ellos, por el orgullo de tanta gente que me estaba apoyando a través de las redes sociales y las personas que me estaban esperando en la plaza del Obradoiro”, añade.

Pero sus logros en carreras ciclistas de ultrafondo no terminan ahí, ni mucho menos. El pasado mes de julio Pedro logró completar otro gran reto, la Transpirenaica Non-Stop, en la que ha recorrido los 653 km que separan los dos extremos de la cordillera del Pirineo en 50 horas (dos días y dos noches consecutivos), ascendiendo a un total de 16 puertos de montaña y salvando un desnivel acumulado de unos 14.000 metros.

El objetivo de la Transpirenaica ha sido, en esencia, el mismo que el del Camino de Santiago: eliminar tabúes sobre alimentación vegana. Pero también ha servido para obtener ayuda y promocionar tres colectivos de defensa animal de reciente creación: el nuevo santuario El Paraíso de Nora, que está empezando a dar sus primeros pasos; la asociacion Gats de Sant Joan, que hace una gran labor con los gatos ferales; y la Fundación Alma Animal, un magnífico proyecto que trata justamente de apoyar a los santuarios, concienciar y promocionar el veganismo. Para ello, durante la ruta, se ofreció a los seguidores la posibilidad de comprar 'kilómetros solidarios' a razón de 4 euros el kilómetro, donaciones con las que se ha conseguido recaudar más de 500 euros para cada una de estas tres organizaciones.

Pedro nos relata, como anécdota, que antes de empezar su ruta llenó una botella con agua del Mediterráneo y, al terminar, ya a orillas del Cantábrico, vació la mitad y la llenó con agua de este mar, simbolizando lo que él y su gran equipo humano (y no humano) de asistencia habían conseguido: unir ambos mares por un motivo solidario y lleno de empatía. El gran viñetista Paco Catalán también inmortalizó este enorme hito de Pedro en una de sus preciosas ilustraciones.

Orígenes y objetivos del Basta Corrida Veg Tour 2016

El pasado 1 de agosto los dos protagonistas de esta historia, Paolo Barbon y Pedro J. L. Toribio, emprendieron otro gran reto que compagina ciclismo y reivindicación animalista. Pero esta vez, juntos. Ambos se conocían hace un tiempo y se seguían mutuamente a través de las redes sociales, y Paolo no dudó un momento en proponer a Pedro que le acompañara en la tercera edición de Bike for Animals, un recorrido bautizado como Basta Corrida Veg Tour 2016.

En principio, a Pedro le pareció un itinerario un poco incompatible por su agenda laboral y bastante osado en cuanto al esfuerzo físico, ya que comenzaba tan solo una semana después de la fecha de finalización de la Transpirenaica. Luego pensó en que podría acompañar a Paolo cuando pasara por la región de Murcia, donde él reside, o quizá engancharse con el tour desde la etapa de Barcelona, para que Paolo no hiciese solo la mayor parte del recorrido. Al final, como nos comenta jocoso, hizo un poco el Forrest Gump y pensó: “Ya que en mi mente he llegado hasta aquí, ¿por qué no empiezo desde el principio con él y hago el trayecto completo?”. Y no lo meditó más. En realidad, parece que nada detiene el ánimo de estos héroes de la bicicleta cuando se trata de ayudar a los animales. Lejos de amedrentarse ante dos retos deportivos tan exigentes y consecutivos, Pedro nos comenta, con total naturalidad: “En realidad, la Transpirenaica me ha dejado un estado de forma bastante bueno para afrontar ya, por pura inercia, esta bonita aventura junto a nuestro querido amigo y compañero Paolo”.

La finalidad del tour 2016 es básicamente la misma que la de años anteriores. En primer lugar, poner el punto de mira en la tauromaquia y, según palabras del propio Paolo, “dejar claro al mundo que el verdadero deporte es éste, y que los espectáculos de violencia contra animales no lo son en absoluto, ni se pueden equiparar al deporte de ninguna manera”. Por otra parte, también quiere dar una llamada de atención sobre el sacrificio de animales abandonados en las perreras y centros municipales de nuestro país, práctica que sigue siendo, por desgracia, legal en una gran parte de la geografía española. Pero además, y como novedad en 2016, este Veg Tour quiere incidir sobre el respeto hacia todos los animales, acercando a los ciudadanos (y a otros deportistas) al estilo de vida vegano, libre de crueldad. Con este trayecto en bicicleta quieren demostrar, una vez más, que consumiendo una dieta 100% vegetal es perfectamente posible afrontar cualquier desafío deportivo, por muy intenso que sea. De hecho, tanto Pedro como Paolo confirman sin dudarlo que, aunque fueron los fueron los motivos éticos los que les hicieron dar el paso hacia el veganismo, el cambio hacia una nutrición libre de productos animales mejoró decididamente su rendimiento deportivo.

“Desde que soy vegano parece que he ganado capacidad de regeneración. Voy cumpliendo años y mi techo deportivo, en lugar de decaer, está subiendo. Si realmente mi dieta me estuviera provocando deficiencias nutricionales, estos esfuerzos que realizo me estarían ocasionando graves problemas físicos. La linealidad de lo que llevo haciendo durante estos últimos tiempos demuestra que este tipo de alimentación incluso me ha hecho dar un salto de calidad”, ha comentado Pedro en alguna ocasión. “Mi fisioterapeuta, sin ir más lejos, no deja de sorprenderse de lo bien que llego muscularmente tras someterme a desgastes tan enormes como la Transpirenaica. Me siento satisfecho de recalcar estas evidencias, porque aún hay algunas personas que piensan que los veganos nos vamos muriendo por las esquinas”, bromea.

Ambos ciclistas, Paolo y Pedro, esperan que el Basta Corrida Veg Tour 2016 vuelva a servir para que mucha gente se replantee la forma de ver a esos otros seres sintientes, los más olvidados de todos, los explotados por la industria alimentaria y que acaban su efímera existencia en un matadero, tras una vida de sufrimiento y privaciones, y sólo por satisfacer a nuestro paladar. Creen en la importancia de este tipo de iniciativas para abrir la puerta a las personas a que conozcan otra manera de vivir y de relacionarse con los demás animales, a que pierdan el miedo y sean capaces de comprobar que “de este lado de la balanza está todo lo bueno”: el respeto y justicia hacia los animales, hacia el medio ambiente, hacia las poblaciones humanas más desfavorecidas del planeta y hacia nuestra propia salud. “Con este tour queremos hacer ver que cualquier persona puede dar el paso y adoptar un estilo de vida vegano. Si tenemos tantos elementos positivos a este lado, ¿por qué no cambiar?”, afirma Pedro.

Patrocinadores y apoyos

Otra cuestión importante, planteada desde un principio, fue la forma de sufragar los gastos originados por el tour. Si bien esta iniciativa es, en parte, autofinanciada por el bolsillo de los propios participantes, Bike for Animals también ha conseguido el patrocinio de varias entidades, tanto italianas como de nuestro país. La LEAL (Lega Antivivisezionista), que se ha constituido como su socio oficial, el santuario de animales Fattoria delle Coccolle en San Fedele d'Intelvi (Lombardía) y Allegro Natura (marca de productos para limpieza del hogar e higiene personal no testados en animales) han ofrecido su apoyo económico. La firmas de ropa técnica y deportiva Parentini y ASA les han donado la equipación del tour y les han provisto de camisetas de fibra de carbono; la empresa Muscolo di Grano les ha proporcionado un lote de sus productos alimenticios veganos; y la organización internacional AnimaNaturalis, por su parte, les ha regalado unas camisetas serigrafiadas con el logotipo para la promoción del tour.

Hay que resaltar que el proyecto ha contado este año con el apoyo de representantes políticos de distintas organizaciones, que han reafirmado su compromiso con la consecución de derechos para los animales. Entre ellos, destacan la europarlamentaria Eleonara Evi -incansable luchadora contra la tauromaquia y las subvenciones de la UE a las ganaderías de lidia-, el senador Lello Ciampolillo, Chiara Giacosa -del Consejo Municipal de Turín- y los consejeros regionales de Piemonte Francesca Frediani y Giorgio Bertola, todos ellos pertenecientes al movimiento político iltaliano 5 Stelle.

En España, la iniciativa ha conseguido no solo el respaldo de decenas de organizaciones animalistas, que se han ofrecido a dar la bienvenida a los ciclistas en cada una de las ciudades por donde discurre el tour, sino que también ha despertado el interés de grupos regionales o locales de varias organizaciones políticas, como EQUO, PACMA, Podemos, Izquierda Unida o distintas confluencias locales. En el caso de Alicante, la propia Concejalía de Protección Animal del Ayuntamiento ha manifestado públicamente que la iniciativa Bike for Animals promueve la concienciación de los ciudadanos sobre la crueldad que se ejerce sobre los animales, y le ha brindado su total apoyo.

Recorrido y etapas del tour 2016

En esta edición, a diferencia de las anteriores, el recorrido se ha incrementado hasta casi los 2.800 km, con un total de 16 etapas, añadiendo a las ya existentes paradas en las ciudades de Castellón de la Plana y Madrid. Recorrerán, de media, unos 160 kilómetros al día.

Su hazaña este año está teniendo aún mayor acogida que en las ediciones anteriores. Y paralelamente, también, una mayor repercusión en los medios de comunicación. De su salida desde Turín (Italia), el pasado 1 de agosto, ya se hizo eco la cadena de TV italiana TG3 Piemonte.

A lo largo de su recorrido por las ciudades francesas de Veynes, Alès, Nimes, Lunel, Montpellier, Béziers y Port Vendres han sido recibidos con gran entusiasmo por activistas pertenecientes a varias organizaciones antitaurinas y de derechos animales del país galo, y desde la etapa de Alès han contado, además, con la compañía del ciclista Daniel Calvet, que ha pedaleado con ellos hasta Béziers. Los medios franceses han mostrado un gran interés en el tour y han entrevistado a Pedro y Paolo en TV, radio y en prensa escrita.

Su llegada a España también ha suscitado un enorme entusiasmo. Las etapas que han realizado y realizarán en nuestro país son Barcelona (6 de agosto), Amposta (7 de agosto), Castellón de la Plana (8 de agosto), Valencia (9 de agosto), Alicante (10 de agosto), Águilas (11 de agosto), Almería (12 de agosto), Málaga (13 de agosto), Sevilla (14 de agosto), Mérida (16 Agosto), Cáceres (16 de agosto) y Madrid (17 de agosto).

Paolo y Pedro aseguran que están teniendo una muy cálida bienvenida en todas las ciudades, incluso en aquellas con una gran tradición taurina, como Amposta (Tarragona). En esta localidad, además, el paso del tour a menos de una semana del inicio de las fiestas taurinas más importantes en las Terres de l’Ebre ha transcendido a la prensa, donde los ciclistas han solicitado públicamente a los políticos catalanes que “no traten con un doble rasero las corridas y los correbous, porque en esta modalidad taurina también existe maltrato”.

Los activistas de Valencia los han recibido con un paseo en bicicleta, que ha finalizado a las puertas del Ayuntamiento. Su paso por la ciudad tampoco ha pasado desapercibido para la los medios de comunicación.

Su llegada a Alicante ha motivado el apoyo del propio consistorio. Así, han contando con la participación de Marisol Moreno, concejala del departamento de Protección Animal, en la concentración organizada en la plaza de toros para darles la bienvenida, y donde se ha hecho especial hincapié en la lucha contra la violencia en los festejos taurinos.

Este año, por primera vez, los organizadores del tour han decidido finalizar su peregrinaje ciclista en Madrid. Activistas y distintas entidades, entre ellas la Plataforma La Tortura No Es Cultura (LTNEC) -que integra 40 entidades de protección animal- y el colectivo Gladiadores Por La Paz, han organizado una bienvenida el próximo 17 de agosto a las 18:30 en la Puerta del Sol. Desde allí animan a acompañar a Paolo y Pedro en un recorrido en bicicleta por la capital hasta la plaza de toros de Las Ventas. En el que será un acto cargado de simbolismo y emotividad, y ante el considerado coso taurino más importante del mundo, se dará lectura al manifiesto final y concluirá el Basta Corrida Veg Tour 2016.

La mayor ilusión de estos dos heroicos deportistas, y de todo el equipo de apoyo que le acompaña, es conseguir aportar su granito de arena para que el mundo sea un poco más justo y cada vez haya menos dolor y sufrimiento para los animales no humanos. Y, sobre todo, para despertar conciencias y convencer, como bien dice Pedro, de que “no necesitamos que ningún corazón muera para que el nuestro siga latiendo”.

Sobre este blog

El caballo de Nietzsche es el espacio en eldiario.es para los derechos animales, permanentemente vulnerados por razón de su especie. Somos la voz de quienes no la tienen y nos comprometemos con su defensa. Porque los animales no humanos no son objetos sino individuos que sienten, como el caballo al que Nietzsche se abrazó llorando.

Editamos Ruth Toledano y Concha López.

    Autores

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats