La portada de mañana
Acceder
Denigrar a España para desgastar a Sánchez, por Esther Palomera
La sexta ola ha enredado los datos de la pandemia
OPINIÓN | La caspa del decano, por Elisa Beni

Más de 1.200 participantes se dan cita en el Campeonato del Mundo Juvenil de Moscú

Campeonato Mundo Juvenil.

FEDME

Celebrado en Moscú, Rusia, del 8 al 16 agosto 2018 y organizado por la Federación Rusa de Escalada, el Campeonato del mundo Juvenil contó con casi 1.200 inscritos de 43 países distintos compitiendo en las 3 modalidades de la escalada, la velocidad, el bloque y la dificultad. Quedo de manifiesto que dicho evento es, probablemente, el más difícil de organizar por sus dimensiones, las categorías juveniles, el número de inscritos que sigue aumentando con los años, la variedad de dificultades a preparar en las vías de escalada acorde a cada franja de edad, etc.

La delegación española fue numerosa, y constó de 16 competidores acompañados por sus responsables, concretamente David Gambús y Gianni Domenico Faggiana. Los deportistas fueron Alberto Ginés, Muriel Ruiz de Larramendi, Ana Belén Argudo, Ariadna Herranz, Jorge Díaz-Rullo, Eneko Carretero, Andoni Esparta, Mikel Linacisoro, Lluc Macià, Luna Marsella, Rut Monsech, Aida Torres, Alba Pelfort, María Benach, Héctor Bazán y Guillem Monsech.

Pese a la larga duración de la prueba, el programa fue compacto y no dejó apenas lugar para el descanso, especialmente para aquellos que pudieron pasar el corte a las finales en alguna de las modalidades.

En cuanto a resultados individuales destacaron la medalla de plata en bloque para Eneko Carretero, logrando la primera medalla juvenil española en esta modalidad, seguido muy de cerca por su compañero Alberto Ginés, que fue cuarto. Alberto destacó también en la modalidad de dificultad pese a no conseguir medalla, fue finalmente quinto y Eneko Carretero fue octavo en dificultad, demostrando un muy buen nivel en la competición, especialmente su margen de mejora fue muy grande con respecto al año anterior. También Mikel Linacisoro destacó por sus semifinales en bloque y dificultad junior, muy cerca estuvo de la final de velocidad, confirmando su progresión en el formato de prueba olímpica. Por su parte, Andoni Esparta en la categoría Youth A pasó a semifinales y Guillem Monsech se quedó a las puertas de ambas semifinales en la categoría junior.

Mas allá de los resultados individuales, este mundial juvenil dejó un muy buen sabor de boca al equipo. Se vio una selección juvenil muy competitiva en búlder y dificultad, que progresó notablemente en velocidad, sin distar demasiado en cuanto a rendimiento deportivo de las principales potencias mundiales y que ha tenido un gran progreso desde el mundial juvenil de 2017.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats