Los trabajadores de Cantabria afectados por ERTE recibirán una ayuda de 200 euros sin necesidad de trámites

Trabajadores de una fábrica.

Los trabajadores de Cantabria afectados por un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) recibirán una ayuda de 200 euros de oficio por parte del Gobierno autonómico. "Sin necesidad de que los posibles beneficiarios tengan que presentar ninguna solicitud o realizar ningún trámite administrativo", ha subrayado la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez (PSOE), durante su comparecencia en el Parlamento, donde se ha aprobado por unanimidad la proposición de ley que regulará el pago de esta subvención.

En un clima de concordia y colaboración conjunta en la Cámara, resaltado como positivo por todos los portavoces de los grupos parlamentarios, la consejera ha expuesto los detalles de esta iniciativa de la que se beneficiarán más de 45.000 personas en la región. Se trata, por tanto, de una subvención de 200 euros para cada persona que tenga reconocida la prestación por ERTE de al menos 30 días de duración.

En este sentido, Álvarez ha señalado que "no es habitual que la concesión de unas ayudas se regule a través de una proposición de ley, pero tras barajar y analizar diferentes alternativas, concluimos que esta era la opción más rápida y más sencilla y, por eso, pedimos el apoyo de los grupos parlamentarios", a quienes ha agradecido su disposición para sacar adelante la propuesta. 

De esta forma, según ha detallado la consejera, tras la entrada en vigor de esta ley, "el procedimiento se iniciará y se impulsará de oficio en todos sus trámites, sin que sea necesaria la presentación de solicitud ni documentación por parte de las personas afectadas, que no tendrán que hacer nada para poder recibir la ayuda".

Ello será posible porque el Servicio Cántabro de Empleo obtendrá los datos necesarios directamente del Sistema de Información de los Servicios Públicos de Empleo de aquellas personas que cumplan los requisitos. "Con ello lograremos agilizar el proceso y evitar una nueva avalancha de solicitudes, así como el desplazamiento de personas para presentar la documentación requerida", ha manifestado la titular de Empleo.

El objetivo, según ha recalcado durante este pleno extraordinario con asistencia parcial con motivo de la crisis sanitaria, es que "el ingreso pueda hacerse efectivo en un plazo razonable, para que la ayuda llegue cuanto antes a las personas trabajadoras afectadas por un ERTE, empezando por aquellas con menor prestación por desempleo".

En su intervención, la consejera socialista ha recordado que esta medida fue aprobada en el Pleno del Consejo del Diálogo Social dentro del Plan de Choque para hacer frente a la crisis que ha provocado la COVID-19, con las aportaciones también de los grupos parlamentarios de la oposición, y que tiene como objetivo "atenuar los efectos de la disminución de ingresos derivada de la paralización de la actividad económica".

También ha resaltado que la flexibilización de los mecanismos de ajuste temporal de actividad aprobados al inicio de la crisis sanitaria por el Gobierno de España ha resultado ser "una herramienta efectiva para priorizar el mantenimiento del empleo sobre la extinción de los contratos ante la brusca paralización de la actividad económica, necesaria para contener el avance de la epidemia y salvar vidas".

Los grupos parlamentarios de la oposición han celebrado la medida y la buena sintonía mostrada por la consejera. "Quiero felicitar a la consejera porque ha tenido buena actitud hacia nosotros", ha señalado Íñigo Fernández (PP), haciendo hincapié en que "jamás ningún Gobierno ha tenido semejante actitud y semejante apoyo de los grupos de la oposición". "El pleno de hoy demuestra que en estos meses en esta Cámara se ha trabajado con responsabilidad, con el ánimo de ser constructivos y ser responsables", ha señalado el portavoz popular.

En la misma línea ha seguido Félix Álvarez (Cs) quien ha subrayado que "más allá de posicionamientos y críticas está el interés general". "Desde Ciudadanos tendemos la mano para ser útiles", ha dicho el portavoz naranja, en referencia también a su postura en el Congreso, tras el apoyo de su partido a la prórroga del estado de alarma, momento en el que ha aprovechado para dejar claro que no fue un apoyo al Gobierno de Sánchez, sino a la medida que se planteaba. 

"Apostamos por ser útiles", ha remarcado, "más allá de comparar la protesta con el gol de Iniesta", ha dicho, buscando desmarcarse de los posicionamientos de Vox tras las declaraciones del diputado Iván Espinosa de los Monteros durante la manifestación organizada este fin de semana por este partido en todas las ciudades del país. 

Y en lo que respecta a esta formación de extrema derecha, su portavoz en el parlamento cántabro, Cristóbal Palacio, también ha apoyado la medida, pero criticando que llegue "tres meses después de cuando era necesaria" y con "una cantidad muy escasa".

La norma

Las consejeras Ana Belén Álvarez y María Sánchez expusieron recientemente a los grupos parlamentarios la conveniencia de tramitar esta proposición de ley mediante lectura única para agilizar su aprobación y el pago de las ayudas. La iniciativa fue rubricada el pasado lunes por todos los grupos parlamentarios y hoy ha sido aprobada en el Pleno del Parlamento.

La norma que regula esta ayuda consta de ocho artículos en los que se especifica su destino para mejorar las rentas de personas trabajadoras afectadas por expedientes de regulación temporal de empleo, en el contexto de la crisis ocasionada por la pandemia de COVID-19.

Los beneficiarios son trabajadores a los que el Servicio Público de Empleo Estatal o el Instituto Social de la Marina (sector pesquero) haya reconocido una prestación de ERTE como consecuencia de la COVID-19, cuya base reguladora de la prestación personal reconocida no supere los 2.500 euros.

Será el Servicio Cántabro de Empleo (EMCAN) quien iniciará e impulsará de oficio todos sus trámites y se encargará de obtener los datos necesarios dentro del Sistema de Información de los Servicios Públicos de Empleo. La Agencia Cántabra de Administración Tributaria será quien prepare los expedientes y el EMCAN será el órgano instructor del procedimiento administrativo.

El pago se realizará mediante transferencia bancaria en una cuenta corriente en la que la persona beneficiaria figure como titular y así conste en las bases de datos de la Administración de la Comunidad Autónoma de Cantabria. El plazo para dictar la resolución o resoluciones que procedan es de dos meses, contados a partir del día siguiente a la entrada en vigor de la ley.

Se establece como requisito que las personas afectadas no perciban complemento de su prestación por parte de su empresa, si bien dicho requisito será objeto de comprobación posterior a la concesión y el pago de las ayudas. Quienes perciban complemento por parte de su entidad empleadora deberán comunicarlo al Servicio Cántabro de Empleo para proceder al reintegro de la subvención.

Agilización de ayudas

Mediante otra proposición no de ley, el Parlamento ha autorizado que la empresa pública Sodercan pueda recibir apoyo de la Consejería de la que depende, la de Industria, para agilizar la tramitación de las ayudas a los autónomos y micropymes, los llamados 'cheque resistencia' y 'cheque autónomos' puestos en marcha por el Gobierno de Cantabria para mitigar los impactos de la crisis del coronavirus en el tejido empresarial de la región.

El consejero de Industria, Francisco Martín, ha señalado que Sodercan, con una plantilla de 45 trabajadores, ha tenido que tramitar casi 11.000 solicitudes del 'cheque resistencia' y que a partir de esta semana "seguramente otras 20.000", lo que ha supuesto un "atasco" en el trabajo normal la empresa pública y "retrasos" en el pago a los beneficiarios.

Según ha dicho, ya se han abonado 5.300 ayudas -por importe de casi siete millones, de los 10 habilitados para el cheque resistencia-; 1.400 solicitudes se han de negado y en 6.000 expedientes se ha pedido ampliación de información.

Etiquetas
Publicado el
25 de mayo de 2020 - 18:54 h

Descubre nuestras apps

stats