Revilla anuncia que Cantabria estudiará alguna rebaja fiscal “paliativa”: “Si por ahí va la marea no nos vamos a quedar fuera”

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla,

Cantabria ha entrado en la competición abierta entre comunidades por rebajar los impuestos. Miguel Ángel Revilla ha anunciado que su Gobierno “va a estudiar hacer algo en el tema impositivo”, adoptando alguna rebaja fiscal “paliativa” dirigida a las rentas más bajas y que podría hacerse, aunque no es seguro -según ha dicho-, a través de los tramos autonómicos del IRPF: “Si por ahí va la marea no nos vamos a quedar fuera”, ha subrayado el líder del Ejecutivo cántabro.

Revilla, antes de avanzar esta medida durante su intervención en el Foro de El Diario Montañés, ha dicho: “Que lo escuche el vicepresidente”, en alusión al socialista Pablo Zuloaga. Y es que la consejera de Economía y Hacienda, la también socialista Ana Belén Álvarez, ha defendido recientemente que Cantabria no bajaría los impuestos porque ello “agravaría la inflación”.

Pese a ello, y aunque el líder regionalista ha vuelto a defender que en España se deben pagar los mismos impuestos, independientemente del territorio, Revilla ha hecho hincapié que en Cantabria no puede quedarse “descolgados de la especie de marea lamentable de a ver quién baja más”.

Frente a quienes acusan al Gobierno PRC-PSOE de ser unos “sacamantecas”, Revilla ha asegurado que Cantabria está “en la media” de España. Además de esta cuestión, el presidente cántabro ha avanzado que, en las cuentas regionales de 2023, la industria va a tener “el mayor presupuesto de la historia”. Y también ha resaltado la previsión de inversiones de muchas de las principales industrias de Cantabria, algunas ya en marcha, pese al complicado contexto económico. “Veo que hay ánimo en Cantabria de tirar para adelante e invertir”, ha destacado Revilla, que ha afirmado que, por ello, el Gobierno autonómico va a acompañar con unos presupuestos “expansivos”.

“La oposición me califica de hiperoptimista pero soy, creo, que realista”, ha dicho Revilla, que se resiste a sumarse al “coro” de los que “anuncian una auténtica catástrofe”. Así, el presidente ha asegurado que, en las visitas que realiza a las empresas, éstas les hablan de “optimismo” y de “inversiones” pese al complicado contexto económico por la guerra en Ucrania y la inflación que está generando.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats