La portada de mañana
Acceder
Vox recupera la exigencia del veto parental para presionar a PP y Ciudadanos
Cinco claves del caso que ha acabado con la detención del expresidente Bartomeu
Opinión - Aviso a navegantes desde Sabin Etxea, por Esther Palomera

Cantabria levanta las restricciones de los municipios confinados y prorroga el cierre del interior de la hostelería al menos otras dos semanas

Personas sentadas en terrazas, en Santander. Archivo

Cantabria comienza a poner la vista en su desescalada, aunque aún prefiere optar por la cautela. Pese a que los datos comienzan a reflejar la drástica bajada de la incidencia acumulada -este miércoles se sitúa en 289-, Sanidad planea prorrogar las medidas establecidas para contener la tercera ola hasta conseguir afianzar los buenos datos de estos últimos días.

En este sentido, la hostelería tendrá que esperar al menos dos semanas más para abrir el interior de sus locales, ya que la comunidad deberá bajar al nivel 2 de alerta para que esta opción comience a barajarse desde el Gobierno autonómico. Y llegado ese punto no se hará hasta que se "consolide" ese nivel "durante varios días consecutivos", tal y como ha dejado claro este miércoles el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez (PSOE), en una comparecencia junto al director general de Salud Pública, Reinhard Wallmann, para dar cuenta de la situación epidemiológica en la región.

Tras constatar la citada mejoría de los datos COVID respecto a las semanas previas, Rodríguez ha anunciado, tal y como estaba previsto, que los cuatro municipios confinados hace dos semanas por su alta incidencia COVID recuperarán la normalidad en la madrugada de este jueves tras haber reducido considerablemente esa tasa. Así, Laredo, Colindres, Polanco y Santa María de Cayón, tras 14 días con toda la actividad no esencial cerrada, verán levantadas las restricciones más duras establecidas por el Ejecutivo autonómico tras haber logrado contener la expansión masiva del virus.

A ello hay que sumar que ningún otro municipio de la comunidad ha tenido que ser confinado ni corre peligro de ello a día de hoy, puesto que los parámetros que miden la situación del coronavirus en la región arrojan datos positivos cada jornada. Menos contagios, menos hospitalizados y menos incidencia acumulada. "Van todos muy bien, con una incidencia por debajo de los 400 casos, salvo dos, que superan la cifra pero ligeramente, y una positividad de las pruebas realizadas inferior al 10%", ha detallado Wallmann.

Así todo, el consejero ha adelantado que Salud Pública pedirá al presidente, Miguel Ángel Revilla (PRC), prorrogar el cierre perimetral y el toque de queda "un mes más", medidas que concluyen este domingo, según el último decreto firmado por el líder del Ejecutivo. Sin embargo, sí se podría levantar la restricción relativa a la obligación de cerrar las grandes superficies los fines de semana cuando se cumplan siete días consecutivos en el nivel 3, en el que Cantabria entró este martes.

"20% más de contagios en interiores"

Pero sin duda, la principal novedad de la comparecencia de los responsables de Sanidad es la prórroga del cierre del interior de la hostelería, una medida que lleva generando polémica desde que se instauró hace tres meses y contra la que el sector se ha manifestado en reiteradas ocasiones desde entonces, incluso en los momentos más críticos de la pandemia. Y, además, esta decisión llega un día después de que la Justicia haya dado la razón a los hosteleros en la comunidad vecina, revocando la restricción establecida por el Gobierno vasco: desde hoy, los bares en Euskadi, cerrados en los municipios en alerta roja, reabren sus puertas y también sus interiores.

Sobre ello, el consejero de Sanidad ha señalado que no tiene "ninguna presunción" de que esta decisión judicial vaya a influir en Cantabria, donde la Justicia ha fallado a favor del Gobierno en las cuatro ocasiones anteriores. "Estas medidas prorrogadas corresponden perfectamente al nivel en que se encuentra la comunidad, que sigue siendo elevado a pesar de la mejoría", ha subrayado, tras aludir al respaldo judicial recibido hasta ahora. Y es que, según el director general de Salud Pública, hay constancia de que en espacios interiores "el nivel de contagios es un 20% superior" que en exteriores.

Finalmente, cuestionados sobre la posible apertura de la comunidad en Semana Santa, los responsables de Sanidad han preferido no pronunciarse sobre una cuestión para la que "queda más de un mes, ya que hacer predicciones en torno al comportamiento del virus es complicadísimo". "No haremos nada que creamos que va a perjudicar la evolución de la pandemia", ha concluido Rodríguez.

Etiquetas
Publicado el
10 de febrero de 2021 - 12:37 h

Descubre nuestras apps

stats