‘Colmenas compartidas’, el proyecto que quiere implicar al consumidor de miel en los problemas de la apicultura

Colmenas Compartidas

Colmenas Compartidas es una iniciativa que ha puesto en marcha un grupo de apicultores de Cuenca y que permitirá, por una módica cantidad anual. apadrinar una colmena y, a cambio, disponer de miel de excelente calidad y completamente pura anualmente.

Acaban de iniciar una campaña en redes para, según señala a AgroalimentariaCLM, Santiago Cuerda, promotor del proyecto, llegar a los consumidores de miel. "A cambio de una cuota anual el participante puede recibir una cantidad de miel al año y venir en unas fechas a conocer in situ las colmenas y aprender un poco de abejas, tener unas nociones básicas sobre la abeja, sobre el mundo de la apicultura, sobre el proceso  de extracción de esa miel".

Así podrán comprobar cómo se lleva a cabo el proceso en las pequeñas granjas que siguen explotando las colmenas como hace siglos: “De una forma muy artesanal, prácticamente desde la colmena a la mesa, sin otro tipo de procesos y manipulaciones que alteran las propiedades naturales de la miel”, señala.

Esto es lo más obvio pero, según Cuerda, el objetivo es mucho más ambicioso: “Es conectar a la población en general y en particular a los consumidores de miel con el productor, con el mundo de la apicultura, con los problemas que atraviesa y con el productor”.

El sector de la apicultura es, en estos momentos, uno de los que más problemas y precariedad atraviesa: competencia de terceros países, problemas en el etiquetado, bajos precios, enfermedades de las colmenas, o la sequía que afecta también a las colmenas y que afecta a unas producciones frágiles.

“Un 30% de las colmenas han desaparecido”, asegura Cuerda. “Se pierden por los problemas de contaminación. Por los agroquímicos en el campo, por el debilitamiento de las propias colmenas, con años de ciclos muy largos de sequía; también por la varroa que es una plaga que está presente desde los años 80 y exige al apicultor un tratamiento continuado a lo largo del año. Este debilitamiento es la puerta de entrada de otras enfermedades por el debilitamiento de las colmenas”, señala Cuerda.

Además de estos problemas, el sector enfrenta otros derivados de una normativa excesivamente permisiva: “La regulación tan laxa que hay con el etiquetado y con especificar la procedencia de la miel, que va a ser una de las reclamaciones del sector en la manifestación del próximo 31 de enero en Madrid”, señala Cuerda.

Todo esto tiene consecuencias en las cotizaciones del producto: “Ahora los precios de la miel están muy bajos y una de las cusas es la importación de mieles baratas o mieles que ni siquiera son miel”, señala.

Además, Santiago Cuerda asegura que la miel es un producto sensible: “Es un producto de calidad, un producto que tiene una actividad enzimática y propiedad antibacterianas porque no es simplemente un edulcorante natural”, por ello, el excesivo calentamiento y otros procesos pueden modifican estas propiedades.

El proyecto Colmenas Compartidas busca, además, trabajar en la formación: “Inculcar la pasión por las abejas a través de cursos a la iniciación a la apicultura”, para ello lanzarán formación presencial de fin de semana para que los socios acudan a visitar las colmenas en la comarca de La Manchuela, concretamente en el pueblo de Bonache de Alarcon en Cuenca. “Es una formación básica para acercar a las personas al mundo de la apicultura, de la miel y algún curso más especializado para aprender el manejo de las colmenas en el ámbito de la sanidad apícola, por ejemplo, prevenir enfermedades en las colmenas con unos tratamientos adecuados”.

La iniciativa va también dirigido a un público concreto, aquel que está especialmente sensibilizado con los problemas de conservación de la naturaleza. “Un público que valora cada vez más la situación de los polinizadores que es también alarmante, lo mismo que la desaparición de todos los insectos en general. Todos los insectos polinizadores atraviesan una serie de problemas y muchos de ellos están vinculados con la acción humana, con el calentamiento global que está trastocando todas las floraciones, que está favoreciendo la proliferación de especies invasoras como la avispa asiática”.

El valor económico que tiene la polinización es incluso mayor que el de la producción de miel y otros derivados- “La labor polinizadora económicamente es mucho mayor que lo que es la producción y la comercialización de miel . Hay un informe de Greenpeace que calcula el valor de la polinización de la abeja en la agricultura española en 2.400 millones de euros”, señala Santiago Cuerda.  “El que realizan las abejas es un servicio medioambiental impagable”, asegura.

Etiquetas
Publicado el
25 de enero de 2020 - 19:50 h

Descubre nuestras apps

stats