La alcaldesa de Ciudad Real no quiere renunciar a la celebración de la Pandorga en 2021

Pilar Zamora

Europa Press

0

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, ha asegurado que no renuncia a conseguir diseñar una celebración de la próxima Pandorga adaptada a las circunstancias que la crisis sanitaria determine en su momento y sin cerrar la puerta a la posibilidad de conseguir ser Fiesta de Interés Turístico Nacional el próximo año. "Ciudad Real se lo merece", ha asegurado.

En entrevista con Europa Press, Zamora ha señalado en todo caso que de cara a julio de 2021 ve difícil poder recuperar una Pandorga tradicional. Así, aunque se intentará mantener los eventos más importantes, es "complicado" que puedan volver a reunirse 15.000 personas en la Plaza Mayor, afrontar la 'zurra' como siempre se ha hecho o celebrar el concurso de 'limoná'.

En cambio, ha asegurado que se venderá desde Turismo durante todo el año como ya se ha hecho en años anteriores y se intentará hacer la promoción de la fiesta que permita la pandemia.

Es consciente que recibir la declaración de Fiesta de Interés Turístico Nacional en 2021 "sería muy difícil pero no imposible" aunque durante 2020 no se haya podido hacer todo el trabajo necesario, pero defiende que no van a escatimar "ni un solo esfuerzo" para que esa declaración venga "cuanto antes" después de "mucho tiempo peleando".

El VI Centenario se celebrará en 2021

Otro evento que se ha visto alterado por la crisis del coronavirus ha sido la celebración del VI Centenario de Ciudad Real. Según Zamora esta efeméride para la que había programados numerosos eventos y actividades durante 2020 se seguirá celebrando en 2021, adaptándose a las circunstancias de la pandemia.

"Confío que en la primavera podamos hacer cosas si las condiciones sanitarias lo permitan o en el verano" ya que, según la alcaldesa, la celebración no se da por terminada y "2021 volverá a ser el año del IV Centenario de Ciudad Real".

Defiende su proyecto para la legislatura

Por otra parte, Zamora ha defendido el proyecto que su equipo de Gobierno diseñó para toda la legislatura y su intención de mantenerlo sin dejar que la crisis sanitaria y sus complicaciones económicas tuerzan sus planes. "El COVID-19 no ha eliminado nuestro proyecto, sólo hemos tenido que adaptarlo", asegura, apuntalando que "hay una hoja de ruta y estrategia" para la ciudad. Así, ha señalado en que poder dedicar cerca de 13 millones de euros de superávit en inversiones para la ciudad va a servir en el corto plazo para "avanzar en muchos proyectos pendientes".

Así, ha destacado su estrategia de peatonalización, uno de los objetivos del equipo de Gobierno, ya que quieren una ciudad para los peatones y con ello potenciar el comercio. A esto ha sumado su apuesta por una ciudad medioambientalmente sostenible eliminando el tráfico del centro de la ciudad, que es una de las principales fuentes de contaminación, según ha indicado.

Gracias a esta inversión del superávit también se van a poder realizar actuaciones como la rehabilitación la Plaza de Toros, un monumento que se va a convertir en un espacio polivalente donde no sólo se celebrarán los festejos taurinos, sino también actividades como conciertos o proyecciones de cine.

También en el plano cultural, el Edificio Fisac se someterá una remodelación total, una actuación que según Zamora ya tiene presupuesto y se está empezando a estudiar el proyecto.

El grueso de las inversiones lo completa la remodelación del Teatro Quijano que ya está en marcha. Un espacio que en palabras de la alcaldesa llevaba cincuenta años sin avanzar y "exigía implicación" por parte del Ayuntamiento.

Plan de modernización 2025

Una piedra de toque importante en la estrategia a futuro pasa por el Plan de Modernización 2025 comandado por el Gobierno regional en colaboración con Diputación y Ayuntamiento, proyecto que si bien "ha sufrido una calendarización más lenta" por la crisis sanitaria, ya que "se congelaron plazos" y se paralizaron las contrataciones.

A pesar de esta situación, Zamora ha explicado que las administraciones continuaron trabajando todos los días. "El Plan de modernización 2025 es una realidad, no es algo que está escrito en un papel, es un compromiso de las administraciones", ha insistido.

Prueba de ello, ha destacado, es que este año Ciudad Real recibe el triple de partida presupuestaria para inversiones de los presupuestos del Gobierno de Castilla-La Mancha, cuantía que irá en gran parte a desarrollar diferentes actuaciones de este plan como son el Centro Regional del Folclore, que "será una realidad a falta de un par de trámites"; o la licitación de la Ciudad Administrativa.

Plan de reactivación

Aludiendo al Plan de Reactivación, dotado con más de un millón de euros, ha avanzado que la semana que viene pasara por Junta de Gobierno para ver luz verde y empezar a liberar pagos a más de 700 empresas beneficiarias.

Aunque asume el retraso en su puesto en marcha, confía en que en estas fechas se resuelvan los pagos, que en el caso de Ciudad Real llega incluso a cuantías de 3.000 euros.

Ahora, la economía de la ciudad es el plano que más le preocupa en su trabajo diario, haciendo especial mención a hosteleros, pequeño comercio, autónomos o vendedores ambulantes, que por fin este sábado pueden ocupar el mercadillo al cien por cien.

Ha repasado las medidas de apoyo impulsadas desde su equipo de Gobierno para combatir la crisis, como la supresión de la tasa de terrazas, la autorización de nuevas o ampliaciones de ya existentes; así como la devolución de la tasa de basura a los que lo solicitan.

Deuda cero

En su repaso a los aspectos más destacados de su gestión, Zamora ha sacado pecho por las políticas implementadas en materia de participación y transparencia.

Así, recalca que desde que puso en marcha su Ejecutivo en 2015 se abrió en el Ayuntamiento un periodo en el que toda ciudadanía empezó a aportar su punto de vista en la toma de decisiones, "algo siempre positivo, porque la política no se hace desde los despachos, se hace en el contacto con la gente en la calle y con sus problemas diarios".

Como acción a destacar, ha puesto en valor cómo ha colocado al Ayuntamiento en situación de deuda cero sin parar de invertir, con unas cuentas saneadas, pese a encontrar 34 millones de euros a deber al coger el bastón de mando.

Este extremo, ha indicado, provocaba pago de intereses de hasta 4,5 millones de euros. "Hay que tener en cuenta que si no se hubiera cancelado la deuda con los bancos este año hubiéramos tenido que pagar 1,2 millones de euros, y por ahora podrán formar parte del presupuesto y se podrá invertir en todo aquello que la ciudad necesita".

Etiquetas
Publicado el
12 de diciembre de 2020 - 14:17 h

Descubre nuestras apps

stats