La celebración del Orgullo calienta motores en Castilla-La Mancha: "El colectivo LGTBI tiene mucho que reclamar"

El Ayuntamiento denunciará a policías por las 222 bajas en el Orgullo

Todavía no hay actividades concretas en todas las provincias, pero las asociaciones y colectivos dedicados a la defensa de los derechos del colectivo LGTBI lo tienen claro: la pandemia no va a frenar las celebraciones del Orgullo este 2021. Especialmente, debido a la situación de colectivos como el de las personas trans que son los "más invisibilizados" y los más necesitados de apoyo y orientación. "El colectivo trans está todavía patologizado y, además, está viendo sus derechos mermados por conflictos políticos", asegura Rocío Martínez de Almansa Entiende.

Para la asociación almanseña, el gran día será el 3 de julio, cuando saldrán a las calles de la localidad para reivindicar sus derechos, con una campaña que quieren titular 'Vacúnate contra la LGTBIfobia'. Martínez recuerda que durante 2020 fueron muy pocas las actividades que se pudieron hacer para celebrar y reivindicar el Orgullo LGTBI, su práctica totalidad de forma on-line. Sin embargo, para este año, la intención es compaginarlo, cumpliendo todas las medidas sanitarias necesarias. "A priori haremos directos con distintas temáticas, sobre todo de concienciación", recalca la activista. Pero especialmente se enfocarán en el día 3 de julio, cuando harán carteles reivindicativos, y realizar una lectura de manifiesto respetando las distancias impuestas por la pandemia.

"Durante la pandemia hemos visto gente que necesitaba más apoyo, sobre todo en la primera etapa de confinamiento, en la que la gente se ha podido sentir más sola, cambiando su rutina. Aprovechamos para hacer muchos directos y por lo menos crear una sensación de conjunto y ser red de apoyo para quien lo necesitó", explica Martínez. Y es que, recuerda, el colectivo LGTBI no siempre lo tiene "fácil en casa": "Si encima te confinan, se puede convertir en una pesadilla", reflexiona. Por otro lado, valora que las distintas actividades de formación, el programa que tienen para las aulas, sí se han podido mantener durante el curso escolar. "Hemos dado formación al profesorado, para que impartiesen ellos las charlas y así no tener que ir a las clases".

"Es fundamental reivindicar el Mes del Orgullo. Aunque parezca que hemos avanzado, no hay más que ver la situación de la ley trans que se encuentra en un punto de no retorno, de bloqueo absoluto y esto nos hace darnos cuenta que queda todavía mucho por hacer. No podemos dormirnos en ningún punto, porque no tenemos los derechos garantizados", afirma.

"No porque estemos en pandemia no debemos seguir reclamando nuestros derechos"

"El colectivo LGTBI tiene mucho que reclamar", explica el presidente de la Asociación Plural LGTBI Marcha Centro, Jesús Muñoz, que trabaja tanto en la zona norte de Ciudad Real, como al sur de Toledo. "Está claro que este mes es una celebración mundial, pero también de reivindicación. No será un Orgullo igual que el de hace dos años, pero mejor que el anterior cuando fue muy justito todo y muy institucional", explica Muñoz. Pero, sin embargo, preparan una serie de actividades porque "no porque estemos en pandemia no debemos seguir reclamando nuestros derechos".

Además, en el caso de Plural Mancha Centro, tienen un reto muy específico: el de las zonas rurales. De este modo, plantean hacer actividades en diversas localidades como Alcázar de San Juan, Campo de Criptana, Herencia y La Puebla de Almoradiel. "Estamos en contacto con todos estos ayuntamientos, porque todo se hace de la mano de ellos", afirma. Además, se espera una gran sorpresa en toda la provincia. Entre las actividades que plantean se encuentra el visionado de cortometrajes o exposiciones, para dar forma a un orgullo reivindicativo. "Que es lo que este año debe ser", recalca. Muñoz incide también en el colectivo de las personas trans, que ha estado "históricamente mucho más invisibilizado".

"Cada día nos llegan más consultas, porque es el colectivo más vulnerable. Ciertamente son los que más respuestas van buscando, especialmente con la polémica de la ley trans", afirma. El trabajo, explica, consiste en que este tipo de personas, de todo el espectro LGTBI, no sienta la necesidad de marcharse para tener recursos porque simplemente no los encuentran en las zonas rurales. "No nos engañemos. Hasta hace nada, en Castilla-La Mancha no había un sistema sanitario que cubriese nuestras necesidades, ni siquiera a nivel asociativo. Pero mucha gente quiere vivir su vida e incluso su transición, en sus pueblos. Lo vemos lógico y normal y estamos para ayudar", recalca.

Un 'Toledo entiende' al 90%

La flexibilización de las medidas restrictivas contra el coronavirus permitirá que en la capital autonómica se celebre un 'Toledo entiende', la tradicional semana reivindicativa toledana, hasta un "90%". "Estamos a tope", explica Ricardo Vicente, presidente de Bolo-Bolo, una de las asociaciones LGTBI más antiguas de la región. Aunque están trabajando "a contrarreloj", la idea es tener un 'Toledo Entiende' "muy potente" que sirva para suplir los espacios que la pandemia ha dejado vacíos por las distintas restricciones.

La celebración será del 22 al 28 de junio, y tendrá mucha más actividad presencial que el año pasado, cuando sólo se pudieron realizar entrevistas on-line. "Esto es importantísimo, porque se ha recorrido mucho camino y hay que celebrarlo todo. Por desgracia todavía no hemos llegado a nuestra meta que es conseguir la igualdad total del colectivo. Es una semana muy festiva, pero el Orgullo no deja de ser una reivindicación, una manifestación por alcanzar la igualdad total y absoluta de las personas LGTBI", afirma.

Y es que, además, se marca el fin de la pandemia, meses "muy complicados" en el que la asociación sólo pudo atender de manera telemática las solicitudes de ayuda que han tenido hasta ahora. "Intentamos organizar muchas actividades, muchas se han caído, porque no se podían hacer por las limitaciones de reunión y no teníamos espacio suficiente en la sede", explica. De todos modos, afirma que "no han parado" con la celebración de talleres, actividades y presentaciones de libros de manera telemática.

Vicente también recalca que es el colectivo trans el que más apoyo ha necesitado, sobre todo durante los meses de pandemia. "Estamos volcados, porque necesitan mucho apoyo, son personas muy discriminadas por la sociedad", recalca. Pero también explica que son las familias las que también se han acercado, para dar apoyo a sus familiares en transición. De hecho, han puesto en marcha un canal de WhatsApp, para que padres y madres de chicos y chicas trans para que puedan exponer sus problemas y ser escuchados.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats