El Gobierno castellanomanchego demora el cobro del alquiler de sus viviendas a la espera de lo que decida Moncloa

El edil de Cambiemos Nacho Tornel propone más medidas para favorecer el alquiler

El Consejo de Ministros decidirá en los próximos días si da luz verde una moratoria del pago de alquiler para hacer frente a la falta de ingresos de miles de familias como consecuencia de la emergencia sanitaria por el COVID-19. Pero debido a que el mes finaliza y a que se debía cursar ya el pago de la renta de abril de las viviendas en alquiler que son propiedad del Gobierno de Castilla-La Mancha, este último ha decidido demorar el cobro hasta conocer las medidas que aprobará el Ejecutivo central.

DIRECTO | El coronavirus en Castilla-La Mancha

Así lo ha confirmado el consejero de Fomento, Nacho Hernando, preguntado por eldiarioclm.es, respecto a las políticas regionales de vivienda y las peticiones al Gobierno de Pedro Sánchez para hacer frente las consecuencias de la pandemia.   

Ha recordado en este sentido que el Gobierno central está estudiando distintas opciones para aprobar ayudas destinadas a las familias que viven de alquiler, pero que a la espera de esas acciones, que serán “impactantes y beneficiosas”, la Junta de Castilla-La Mancha ha decidido demorar el pago hasta después de conocerlas. Entre estas medidas de choque, Hernando ha destacado la posibilidad de plantear una moratoria (no cobrar el alquiler hasta pasado el tiempo y después hacerlo de manera fraccionada) o el establecimiento de un ingreso mínimo vital, “una inyección económica” a las familias para que ellas decidan en qué deben emplearlo conforme a sus necesidades.

Moratoria para personas mayores

Lo que sí va a plantear con seguridad el Ejecutivo castellanomanchego, de cara a la Conferencia Sectorial de Vivienda que se celebrará próximamente, es una moratoria para las 1.510 personas mayores de esta comunidad autónoma que no tienen el recibo del alquiler domiciliado en una cuenta bancaria, “para evitar que salgan de casa y vayan a pagar”.

En opinión del consejero de Fomento, la mejor solución con carácter general para afrontar las consecuencias de la epidemia sería una mezcla entre la moratoria para personas que puedan tener ingresos garantizados cuando finalice el estado de alarma y el confinamiento, junto con ayudas para todos aquellos que más lo necesiten por encontrarse actualmente sin trabajo. En todo caso, ha apostado por medidas que eviten “una acumulación de deuda” en los hogares.

Esta misma semana, el vicepresidente de la Junta, José Luis Martínez Guijarro, apostaba por adelantarse a la situación que habrá tras la crisis sanitaria, proponiendo que los "grandes tenedores de vivienda" se acojan a la moratoria de alquiler para que las familias "vean aliviada su situación económica". Y añadía que así se analizaría con las 6.700 viviendas que son propiedad de la Junta de Comunidades.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats