Incendios y pandemia: así se garantiza el plus de seguridad a los que luchan contra el fuego

El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, con trabajadores del Plan Infocam

Alrededor de 3.000 personas componen el dispositivo que este lunes, día 1 de junio, comienza a funcionar en Castilla-La Mancha dentro de la campaña para la prevención y extinción de incendios, que se prolongará hasta el 30 de junio y que este año quiere apelar a la responsabilidad de la ciudadanía bajo el lema ‘Contra los incendios: #PlantaCara’. Se trata de operativo histórico. Nunca antes en esta región, con una gran superficie forestal, se había tenido que hacer frente al fuego en medio de una emergencia sanitaria. Por eso, la Consejería de Desarrollo Sostenible ha puesto en marcha un dispositivo especial de seguridad para todos los trabajadores y trabajadoras que tienen por delante tres meses de una tarea muy compleja y que requiere de amplia coordinación entre operativos.

El "doble reto" de la campaña contra incendios de Castilla-La Mancha: el fuego y la pandemia

El "doble reto" de la campaña contra incendios de Castilla-La Mancha: el fuego y la pandemia

Una de las novedades de este año es que el Gobierno castellanomanchego quiere contar con los expertos para informar del desarrollo de los incendios a los medios de comunicación y, por tanto, a la ciudadanía. Uno de ellos será Nicolás López, ingeniero de Montes y director del Centro Operativo Regional (COR) de Incendios. Nos ha contado en qué consiste ese plus de seguridad y cómo espera afrontar esta campaña.

De entrada, este experto resalta que el virus se propaga muy rápidamente por lo que se han dispuesto barreras colectivas en primer término y después barreras individuales para intentar bajar la probabilidad de exposición al riesgo, que es baja en estos operativos, pero que aún así, debe combatirse.

El lavado de manos con agua, jabón y gel hidroalcohólico se llevará a cabo a la entrada y salida de las bases de operaciones, al igual que el mantenimiento de la distancia de seguridad. Aquellos centros físicos donde no hay superficie útil para ello se están adecuando para este objetivo.

Seguridad en el transporte

En el caso de los vehículos y helicópteros en los que se tienen que desplazar los servicios de emergencia, hay otras pautas: también la limpieza antes y después, pero asimismo mascarillas y gafas de protección. Para todoterrenos y camiones, se ha establecido la disposición de dos personas por fila, cumpliendo las órdenes del Ministerio de Sanidad aunque no tienen obligación por el bajo riesgo mencionado y por tratarse de servicios de emergencia.

Pero una de las medias más importantes que destaca Nicolás López es que los dos turnos existentes para las brigadas helitransportadas –trabajan un día sí y otro no- estarán cerrados para que no haya cambios de personal entre ellos. De esta forma si alguna persona cayera enferma en uno de los turnos solo afectaría a su grupo y “tendríamos operativo el siguiente turno”.

Aunque se trata de medidas muy concretas, el director  del COR subraya que el dispositivo seguirá las pautas que en cada momento establezca la autoridad sanitaria. “Estamos y estaremos en contacto permanente con la Consejería de Sanidad, que determinará cómo debemos actuar en algún caso concreto: si algún trabajador presenta síntomas o resulta positivo de COVID-19. Nos asesoran sobre los protocolos a seguir del grupo”, explica.

Y a la hora de actuar contra el fuego en primera línea, el propio equipo de protección contra incendios, con el buzo, cubrenucas, mascarillas FPP2 y guantes de protección frente a golpes y abrasiones, es un escudo de protección por sí mismo. Además, también los protocolos de las labores contra incendios determinan a priori la necesidad de mantener la distancia en muchos casos para no entorpecerse las labores entre ellos, sobre todo cuando se utilizan herramientas manuales como hachas pulaskis, rastrillos McLeod, motosierras o debrozadoras, “habituales en Castilla-La Mancha porque el agua en el monte es escasa”.

Medidas que "vinculan a todos"

Este procedimiento de seguridad se ha establecido para el Servicio Operativo de Extinción de Incendios Forestales (SEIF) de Castilla-La Mancha, formado por los trabajadores de la Junta, ingenieros medioambientales, conductores, técnicos y mandos de GEACAM (la empresa pública de gestión ambiental), así como las empresas de medios aéreos y la de maquinaria pesada. “Se trata de unas medidas básicas que vinculan a todos, pero que luego pueden ir a más”, en coordinación con otros equipos de extinción habilitados desde el Gobierno central (como las brigadas BRIF), los consorcios de las diputaciones provinciales o los ayuntamientos.

Para sus labores diarias, estos operativos trabajan además con varios modelos de predicción, siendo los más fiables los realizados por la Unidad de Análisis y Planificación (UNAP) perteneciente al Centro Operativo Regional. “Nos van proporcionando la observación en tiempo real, la comparativa de lo que han previsto con esa observación y también la previsión meteorológica para las próximas horas, por lo que así podemos prever muchas de las variables que afectan a los incendios”.

En definitiva, el portavoz lanza un mensaje de "compromiso y profesionalidad" de todos los trabajadores para hacer frente a los incendios en esta campaña, al tiempo que también apela a la responsabilidad de la ciudadanía para cuidar nuestro medio natural y conseguir salir todos triunfadores de este combate contra el fuego en mitad de una pandemia como la actual.

Etiquetas
Publicado el
31 de mayo de 2020 - 19:28 h

Descubre nuestras apps

stats