"Máxima presencialidad segura" e incorporación escalonada a las aulas: la pautas del nuevo curso en la Universidad de Castilla-La Mancha

El rector de la UCLM, en el centro, durante la firma de un convenio con el Colegio de Abogados de Ciudad Real

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha comenzado lo que califica de "atípico" curso 2020/21 con la incorporación escalonada de los estudiantes a las aulas "en función de condicionantes espaciales". Varios centros comenzaron su actividad docente el pasado 1 de septiembre y otros se están incorporando estas semanas, de forma que la práctica totalidad de los universitarios habrán vuelto a clase el 28 de septiembre, según ha afirmado hoy el rector, Miguel Ángel Collado, a preguntas de los medios en Ciudad Real.

El máximo responsable de la UCLM ha recordado que la Institución académica está realizando adaptaciones académicas y espaciales "con el objetivo de garantizar la máxima presencialidad segura" y, de hecho, según se ha explicado, la mayoría de los centros han realizado o están realizando aún obras de ampliación de espacios, reorganización de las clases y cambio de mobiliario con el propósito de establecer distancias de seguridad.

Según el rector, se pretende priorizar la actividad normal en clase, especialmente para los alumnos de primer y último curso, si bien se ha dotado a los centros del equipamiento tecnológico y de comunicaciones necesario para ofrecer la docencia en línea en caso de que fuera necesario.

Collado ha señalado que la Universidad de Castilla-La Mancha dispone en la actualidad de un protocolo general de actuación frente a la pandemia por SARS-COV-2 y de una comisión de seguimiento presidida por el profesor José Valeriano Moncho. También se ha desarrollado un plan de contingencia académica y cada centro ha desarrollado su propio protocolo específico.

Se descartan los grupos burbuja

De otro lado, ha descartado la modalidad de grupos burbuja por las características de la enseñanza superior. "No es posible" ha afirmado y ha apuntado que se ha establecido un protocolo y un plan de contingencia general, además de que cada centro tiene uno específico según sus características, según recoge Europa Press.

En líneas generales, siguiendo las pautas de las autoridades sanitarias, en el supuesto de un positivo por COVID19 en una clase universitaria, se procederá al confinamiento del estudiante, mientras que el resto de sus compañeros continuaría con la actividad normal. "Esta medida se revisaría, evidentemente, si se produjera más de un contagio", matiza la UCLM.

También ha aclarado que el alumno confinado tiene posibilidad de seguir las clases en modalidad online durante su confinamiento si la enfermedad se lo permite.

De otro lado, ha confirmado que la institución hará un acto de inauguración del curso 2020-2021 adaptado a las nuevas normas sanitarias provocadas por la pandemia de COVID-19. Ha avanzado que este acto se celebrará en el campus de Ciudad Real pero que la fecha está a la espera de cuadrar agenda con el presidente regional, Emiliano García-Page.

Se han realizado test serológicos al 75% del personal

El rector de la UCLM informó también de que hasta el viernes, 11 de septiembre, se habría realizado las pruebas serológicas el 75 % del personal, lo que supone alrededor de tres mil profesores y profesionales de la administración y los servicios.

Por último, el rector también avanzó que la Universidad de Castilla-La Mancha celebrará un acto de inauguración del curso en el Campus de Ciudad Real, en una fecha aún por concretar, y respetando las medidas sanitarias.

Etiquetas
Publicado el
15 de septiembre de 2020 - 13:51 h

Descubre nuestras apps

stats