Cuando los obstáculos de la burocracia en instituciones y empresas se convierten en “violencia administrativa”

Seminario de EAPN sobre violencia Administrativa

La “violencia administrativa” es aquella que se ejerce contra una persona desde una institución o una empresa y que convierte la burocracia en un obstáculo para que las personas en situación de vulnerabilidad accedan a sus derechos y cumplan con sus deberes. Es la definición al respecto que EAPN-CLM ha dado a este tipo de situaciones, en un momento en el que se está intentando “articular la voz de estas personas que se traduzcan en propuestas y podamos amplificarlas a quien toma decisiones instituciones, ayuntamientos o Gobierno regional”, con el objetivo final de llegar al Gobierno de España.

Sobre esta cuestión se ha centrado hoy el XII Encuentro Autonómico de Participación: Violencia Administrativa. La presentación, realizada en el Antiguo Casino de Ciudad Real, ha estado a cargo de Adolfo Patón, presidente de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y Exclusión Social en Castilla-La Mancha (EAPN-CLM); Francisco Armenta, director general de Acción Social de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y Eva María Masías, alcaldesa de Ciudad Real.

A lo largo de la mañana se han establecido diferentes grupos de trabajo sobre violencia administrativa en prestaciones sociales, en el sistema educativo y en el ámbito sanitario, en vivienda, en el ámbito jurídico. También se ha conformado un grupo de debate con el personal técnico sobre los programas de inclusión social y se ha realizado una mesa de diálogo estructurado con representantes de distintas formaciones políticas.

EAPN-CLM explica que aunque los ciudadanos tenemos la obligación de conocer las leyes por las que las administraciones se rigen con el objetivo de garantizar el cumplimiento de nuestros derechos, a veces carecer de formación, recursos o debido al desconocimiento de plazos “nos produce desatención y genera en la ciudadanía situaciones de desconcierto, desconfianza en las instituciones y desafección a los poderes públicos”.

Los efectos de la pandemia

Además, recuerda que la pandemia de COVID-19 ha provocado la necesidad de la distancia social lo cual ha provocado un desarrollo en la digitalización de servicios provocando que “muchos trámites que antes se podían hacer de forma presencial o telefónica ya solo se pueden realizar de manera telemática”. “La sutil invisibilidad es una característica importante de esta violencia administrativa, que no puede ser identificada por quienes la sufren, ya que sienten vergüenza por su incapacidad o desconocimiento, y por tanto es más difícil de analizar y combatir”.

La alcaldesa de Ciudad Real ha destacado que este seminario “debe servir de reflexión y sensibilización para todos los que estamos implicados en la gestión pública y política, para que podamos mejorar en capacidad y agilidad hacia esas personas que están en estado de vulnerabilidad”.

En representación del Gobierno de Castilla-La Mancha, Francisco Armenta ha manifestado su voluntad de escuchar todas las propuestas surgidas de la jornada y ha definido la Consejería de Bienestar Social como una institución “que tiene alma, corazón y cabeza” y en la que se están desarrollando “un montón de proyectos e ilusiones”. Ha apostado asimismo por “facilitar la vida a la ciudadanía en general y, en especial, a aquellos más vulnerables”, motivo por que “se agilizan las prestaciones para que lleguen de la manera más rápida” y “se acercan los recursos sociales a aquellos que más lo necesitan”.

Descubre nuestras apps