Profesionales de Ayuda a Domicilio de la zona de salud de Iniesta (Cuenca): "No hemos recibido la vacuna y ya han pasado al siguiente grupo"

Angelines Crispín, del Servicio de Ayuda a Domicilio en la provincia de Cuenca con una usuaria

Las más de 20 profesionales del Servicio de Ayuda a Domicilio de la zona de salud de Iniesta, en Cuenca, que forma parte de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete "todavía no han recibido ninguna dosis de ninguna vacuna".

Así lo ha declarado la portavoz de la Asociación de Profesionales del Servicio de Ayuda a Domicilio (APROSAD), Angelines Crispín: “Según el protocolo de vacunación, nuestro sector pertenece al grupo 3 de vacunación. Sin embargo en el centro de salud de Iniesta ya se está vacunando al grupo 4 y nosotras todavía no hemos recibido la vacuna y tampoco nadie nos ofrece información sobre cuándo nos vacunarán”.

"Falta coordinación" en la Administración regional

En declaraciones a elDiarioclm.es lamenta la "falta de coordinación" por parte de la Administración regional. "Se pasan la pelota los unos a los otros: el SESCAM a la Gerencia, Bienestar Social a Sanidad...Estamos agotadas y habíamos visto una luz de esperanza con la vacuna que no llega", explica.

Angelines Crispín tiene ocho viviendas con personas dependientes o grandes dependientes a su cargo. "La mayoría de nosotras tenemos entre ocho y diez personas a nuestro cuidado". Dicen estar preocupadas y con "fatiga pandémica" acumulada desde hace un año. "No me permito ni abrazar a mi hija".

La portavoz ha explicado que “en los municipios que corresponden a la gerencia de Cuenca sí se ha comenzado la vacunación para el Servicio de Ayuda a Domicilio (S.A.D), pero la zona de salud de Iniesta pertenece a la gerencia de Albacete y no tenemos ninguna información al respecto, sólo sabemos que ya han pasado al siguiente grupo y nosotras seguimos sin vacunar”.

Ha detallado que las profesionales menores de 55 años están recibiendo la vacuna de Astrazeneca, mientras que el resto reciben alguna de las otras dos, las de Pfizer o Moderna.

Crispín ha manifestado “la preocupación de sus compañeras” ya que las profesionales de ayuda a domicilio “se encuentran muy expuestas al virus puesto que el contacto con los usuarios/as es directo, por ejemplo en el aseo personal, y hacemos todas sus gestiones: salir a hacer la compra, salir al banco, la limpieza del hogar... por lo que somos un colectivo de alto riesgo”.

Además, según cuenta, entre las trabajadoras “hay miedo real al contagio, no solo a que nos contagiemos nosotras sino a contagiar a nuestros usuarios, como ya se ha dado el caso”.

Según informa la portavoz, en Iniesta el Servicio de Ayuda a Domicilio cuenta con 17 auxiliares –entre fijas y sustitutas- y con 120 usuarios/as. Por su parte, la localidad de Villarta tiene 6 auxiliares y 36 usuarios/as y el municipio de Ledaña cuenta con 8 auxiliares y en torno a 50 usuarios/as.  

Por este motivo, desde APROSAD –que si bien se constituyeron como una asociación de carácter regional, en la práctica su ámbito de actuación es comarcal- reivindican más información y la pronta vacunación para su gremio.

El apoyo del alcalde y de CCOO

El alcalde de Iniesta, José Luis Merino, ha mostrado todo su apoyo a las profesionales de Ayuda a Domicilio: “Son un pilar fundamental en el tejido social de Iniesta y de cualquier población porque son garantía de bienestar tanto para los usuarios como para sus familias. Además ellas están en primera línea con el colectivo más vulnerable y es necesario que reciban la vacuna cuanto antes”. 

La portavoz ha querido agradecer “el apoyo” que han recibido por parte del Ayuntamiento de Iniesta así como por parte del sindicato Comisiones Obreras “que también vienen reivindicando la vacunación para el S.A.D desde hace tiempo como uno de los sectores prioritarios”.

Cabe destacar que Angelines Crispín recibió en el año 2016 el Reconocimiento a la Iniciativa Social de Castilla-La Mancha en el área de Dependencia en representación de todas las trabajadoras de ayuda a domicilio de la región ya que fue una de las grandes impulsoras de este servicio en la década de los 80.

Sin embargo, la propia Angelines reconoce que el mayor premio en estos momentos sería que las auxiliares de ayuda a domicilio recibieran la vacuna: “pero no me refiero solo a nosotras, hablo a nivel general, en toda España. Si de verdad nos reconocen la labor que prestamos a través de este servicio, la mejor forma de hacerlo sería que prioricen nuestro gremio en la vacunación porque, además, en el caso de Iniesta –y no dudo de que en otros municipios también- me consta que todas las compañeras han dejado de realizar cualquier tipo de actividad social y familiar para no perjudicar a los usuarios/as. Es decir, el sacrificio que estamos haciendo por nuestro trabajo es muy grande y todas merecemos recibir la vacuna”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats