El presidente de Castilla y León asegura que votaron las medidas "pensando en los ciudadanos" y reclama al Gobierno que siga dialogando

Los presidentes de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernandez Mañueco.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha pedido al Gobierno que siga apostando por el diálogo y por el entendimiento para llegar a un acuerdo con todas las Comunidades Autónomas. "Nosotros consideramos que las medidas que pone encima de la mesa el Gobierno son importantes, son interesantes", ha asegurado para justificar el voto a favor de su Comunidad Autónoma en el Consejo Interterritorial de este miércoles, que decidió cerrar la movilidad de las ciudades de más de 100.000 habitantes con una incidencia superior a 500 casos de COVID-19 por 100.000 habitantes durante los últimos 14 días y que Madrid amenaza con incumplir alegando que no tiene validez legal.

Castilla y León fue la única comunidad gobernada por el PP que votó a favor, según Mañueco porque su Gobierno -en coalición con Ciudadanos-, decidió tomar "la mejor decisión" para los ciudadanos de la Comunidad y para el resto de España. "Estoy convencido de que todos los que estaban en el Consejo Interterritorial tomaron la decisión pensando en lo mejor para las personas de su comunidad autónoma", ha apuntado. También Madrid. "Estoy convencido de que la Comunidad de Madrid está pensando en lo mejor para las personas de Madrid, igual que el Ministro está pensando en lo mejor para las personas de España. Eso debe quedarle claro a todo el mundo", ha subrayado en una entrevista en Onda Cero.

El líder del PP en Castilla y León ha asegurado que durante ayer no recibió ninguna llamada del líder de su partido, Pablo Casado, ni de la dirección para instarle a no votar a favor de la propuesta de Sanidad. "Que a mi nadie me haya llamado pone a las claras que el PP está comprometido con una solución dialogada. Desde el PP creemos en lo mejor para nuestro país", ha resumido. Mañueco ha rechazado que el voto en contra de la Comunidad haya sido condicionado porque mantiene una coalición con Ciudadanos ya que la consejera de Sanidad, Verónica Casado, fue propuesta por ese partido. "Las Comunidades Autónomas no son de ninguna formación política aunque estén sustentados por formaciones políticas", ha resumido.

Ante esta situación de bloqueo, en la que Madrid amenaza con no trasponer la orden del Ministerio de Sanidad a nivel autonómico, el líder 'popular' ha pedido al Gobierno de Sánchez "que siga haciendo un esfuerzo por el diálogo y por el entendimiento con todas las Comunidades". Un acuerdo, eso sí, que según recuerda "llega tarde" y hasta ahora no ha sido todo lo exitoso que le hubiera gustado. Para evitar situaciones como la actual, reclama un instrumento jurídico intermedio entre la legislación excepcional y la ordinaria y mayor claridad jurídica, como lleva haciendo su Comunidad desde el final del estado de alarma.

Aunque de momento los nuevos criterios de Sanidad no afectarían a ninguna de las ciudades, aunque cuatro capitales de provincia podrían llegar a verse afectadas al tener más de 100.000 habitantes, Mañueco ha pedido otros criterios complementarios como que se tenga en cuenta el hospital de referencia del municipio, que se confine también a ciudades más pequeñas o que no sólo se valore la ocupación en UCI, sino también en planta. En todo caso, el presidente de Castilla y León ha defendido la gestión de su gobierno durante la pandemia, como por ejemplo, anticipándose con los confinamientos perimetrales.

Castilla y León ha controlado las entradas y salidas de una decena de municipios desde el verano y en estos momentos hay dos ciudades de mas de 20.000 habitantes, Miranda de Ebro y Medina del Campo, en las que se están aplicando. "Hemos sido duros y hemos tomado medidas que no nos gusta tomar, pero lo hacemos por el bien de la gente". Además, ha sacado pecho por la actuación de su ejecutivo: "Tenemos el doble de rastreadores que recomienda la OMS, hemos multiplicado las PCR por seis desde marzo, somos la número uno en test rápidos, se están realizando los test de antígenos y hemos aumentado el 50% de UCI", ha enumerado. Por último, el presidente de la Junta ha hecho un llamamiento a la responsabilidad individual y a los partidos: "El virus ha venido para quedarse, no puede ser una confrontación de un Gobierno contra otro".

La consejera de Sanidad defiende la necesidad de un nuevo encuentro

En una entrevista en TVE, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha dicho que espera que se celebre un nuevo encuentro interterritorial entre los consejeros de las Comunidades Autónomas para que cuenten qué es lo que se podría mejorar. "Sorprende la falta de cintura y flexibilidad de decir: vamos a esperar 48h y buscar un mayor nivel de unanimidad", ha criticado. La consejera ha pedido de nuevo criterios comunes y decisiones lo más homogéneas posibles, "teniendo en cuenta lo que nos diferencia unas de otras". Casado ha recordado que no es un problema de las Comunidades Autónomas, sino "un problema de grandísima envergadura" en todo el Estado. "Todas estamos repercutidas y tenemos problemas que son importantes", ha señalado.

Sobre la reunión del Consejo Interterritorial, la consejera ha tildado de "sorprendente" que en una primera ronda, todas menos Catalunya mostraron su acuerdo en aplicar medidas comunes, aunque después afloraron las diferencias. "Cuando dos partes no se ponen de acuerdo, la falta de flexibilidad está en los dos lados. Había dos posiciones encontradas. Como entiendo que aquí no hay partes, si no que hay un todo que se llama España... por eso yo voté lo que voté"

Como ha hecho Mañueco en Onda Cero, la responsable de Sanidad ha recordado que Castilla y León ya aplicaba confinamientos perimetrales similares a los que ahora permite la orden, aunque en ciudades más pequeñas. "Aquí hay tres ciudades, Miranda de Ebro, Medina del Campo y Palencia, con medidas que son las que tenemos que aplicar". Aunque Palencia tiene medidas más restrictivas, similares a las que se aplicaron durante tres semanas en Valladolid y Salamanca, sí se puede salir de la ciudad. Casado ha defendido esta actuación previa que evite llegar a un confinamiento total. "Yo lo entiendo como un problema de gran envergadura. Todos juntos para intentar minimizar el daño lo máximo posible".

Etiquetas
Publicado el
1 de octubre de 2020 - 10:24 h

Descubre nuestras apps

stats