eldiario.es

9

CATALUNYA

Madrid, Barcelona, Valencia y otras seis ciudades piden al Gobierno más medidas contra la pobreza energética

Reclaman que la aplicación del bono social sea automática y que las empresas no puedan cortar la luz antes de comprobar si la familia es vulnerable

DOCUMENTO | Lee la carta firmada por nueve alcaldes y tenientes de alcaldía

Pobreza energética

Pobreza energética Europa Press

Los alcaldes y tenientes de alcaldía de nueve de las principales ciudades españolas han enviado una carta este martes a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, para pedirle más cambios en el bono social, otras medidas para mejorar la prevención de los casos de pobreza energética y un espacio de trabajo del Gobierno con los ayuntamientos para abordar estas cuestiones. "Somos los que en gran medida cubrimos las necesidades energéticas de las familias cuando falla todo lo demás", reivindican.

El documento, fechado a 7 de noviembre pero enviado este martes, está firmado por los responsables de los ayuntamientos de Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Cádiz, Santiago de Compostela, Pamplona, Rivas-Vaciamadrid y Sant Feliu de Llobregat. La práctica totalidad son consistorios gobernados por las alianzas municipales de Podemos.

Sus peticiones a Ribera son en total seis, de las cuales tres tienen que ver con el bono social, ampliado por el Gobierno el pasado octubre pero, al parecer de estos ayuntamientos, no lo suficiente. En este aspecto, le demandan que se regule que cualquier comercializadora eléctrica pueda prestar este bono (por ahora son solo ocho) y que las empresas están obligadas a "optimizar" el contrato de los consumidores antes de aplicar este beneficio.

"Existe un importante desconocimiento en relación con los contratos energéticos que supone que la mayor parte de la gente pague potencias y tarifas que engordan sus facturas innecesariamente", lamentan. Y sostienen en consecuencia que "se da la situación perversa de que se subvenciona a través del bono social descuentos sobre facturas mucho más altas de lo necesario". 

La tercera medida relacionada con el bono social eléctrico que piden estos nueve ayuntamientos es que se aplique automáticamente, como recuerdan que ocurre con la tarifa social en Portugal desde 2016, y no por solicitud. 

Las reivindicaciones de las ciudades llegan dos meses después de que el Gobierno aprobara un decreto-ley para el sector energético que, entre otras medidas, aumentó un 15% los límites de consumo a los que se puede aplicar este descuento, creó un bono social para la calefacción (vinculado a los Presupuestos Generales del Estado) y incluyó medidas de mayor transparencia para la factura de la luz, como informar del ahorro que supondría contratar la tarifa con discriminación horaria. 

Con todo, en su carta los ayuntamientos consideran que el bono "no resuelve por si mismo el problema de la pobreza energética", y le piden a Ribera que se plantee prohibir que las empresas eléctricas puedan cortar la luz a un consumidor sin antes comprobar si está en situación de vulnerabilidad o pobreza. Es un "principio de precaución" inspirado en la ley catalana 24/2015, de medidas urgentes para afrontar la emergencia en el ámbito de la vivienda y la pobreza energética.

Por último, también piden los consistorios que el Ministerio destine más recursos y personal para que puedan asesorar a las familias en materia energética y que habilite un espacio de trabajo entre el Ejecutivo y los municipios, "sin intermediarios", para abordar las reformas del bono social. 

Carta de Madrid, Barcelona, Valencia y otras seis ciudades a Teresa Ribera by eldiario.es on Scribd

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha