La portada de mañana
Acceder
El PP intenta enterrar la investigación judicial de las primarias de Mañueco
Los cuatro nuevos debates que plantea ómicron frente a la pandemia
OPINIÓN | ¡Paguen más!, por Esther Palomera

Barcelona protegerá la Rambla con bolardos como medida antiterrorista

Las Ramblas tendrán elementos de protección, según ha decretado la Junta de Seguridad

La Rambla, así como algunos espacios del centro de Barcelona, estarán protegidos de ahora en adelante con obstáculos físicos. Así lo ha comunicado este jueves el ministerio de Interior. Se trata de algunas de las medidas antiterroristas que llevará a cabo el Gobierno de Ada Colau de acuerdo con el informe de la Junta de Seguridad.

El debate sobre la seguridad antiterrorista se estrella contra los bolardos

El debate sobre la seguridad antiterrorista se estrella contra los bolardos

Dicho organismo, que reúne al propio consistorio, a Mossos d'Esquadra, Policía Nacional y Guardia Civil también ha acordado peatonalizar el entorno de la Sagrada Familia. Todas las acciones de seguridad se aplicarán de forma progresiva y se han adoptado de cara a reforzar la campaña de Navidad, una época del año con especial afluencia ciudadana en el centro de la ciudad.

Precisamente en la zona céntrica de la capital catalana, que cuenta con puntos de masificación como la Rambla (lugar donde se perpetró el atentado del pasado 17 de agosto), se aplicarán obstáculos provisionales: arbolado, jardineras o cubos de hormigón (bolardos). También se estudiará la ampliación del uso de elementos ordinarios del mobiliario urbano como objetos de protección en zonas vulnerables.

Paralelamente, en la zona de la Sagrada Familia se iniciará la peatonalización del entorno, con cortes en las calles Marina, Sardenya y Provença, en el marco de los proyectos existentes de pacificación y también con el objetivo de mejorar la seguridad viaria ante ocupaciones de calzada debido a la acumulación de personas.

Tras los atentados de agosto pasado, las fuerzas de seguridad ya reforzaron los dispositivos policiales y colocaron obstáculos móviles en varios puntos de la capital catalana, algunos de los cuales quedará sustituidos por obstáculos fijos, según ha acordado la Junta Local de Seguridad.

El uso de barreras físicas contra los ataques terroristas se convirtió en un arma arrojadiza política tras los atentados en Barcelona. Y lo cierto es que los expertos no se ponen de acuerdo sobre su idoneidad: las barreras físicas son útiles para impedir atentados con vehículos en algunos lugares, pero es posible que hagan que los terroristas cambien de objetivos o de métodos.

Etiquetas
Publicado el
16 de noviembre de 2017 - 16:43 h

Descubre nuestras apps

stats