eldiario.es

9

CATALUNYA

LA HORA DEL PACTO (ENTRE MUJERES)

Ahora que el escenario político promueve pactos de muy diversa índole para garantizar la gobernabilidad, sería un buen momento para que también las mujeres con conciencia feminista llegaran a un acuerdo de puntos irrenunciables que exigir a los diferentes gobiernos.

Tenemos experiencias en otros países, como la famosa Red NYTKIS en Finlandia que logró, hace unos años, que mujeres de todo el espectro político y entidades civiles, sociales y empresariales pactaran una serie de puntos mínimos a reivindicar. El proceso es sencillo, aunque requiere valentía y audacia: se consensúan los aspectos que se consideran prioritarios y se adquiere el compromiso, por parte de todas las participantes, de defender prioritariamente esos temas en todos los espacios públicos en que ellas están presentes, independientemente del posicionamiento de sus partidos políticos o grupos de pertenencia. Este sistema otorga un poder inmenso a sus reivindicaciones ya que las mujeres de todos los gobiernos defienden (hipotéticamente) los mismos puntos y se dan fuerza, apoyo y reconocimiento entre sí para lograrlos sea en los Ayuntamientos, Autonomías, Congreso o juntas sindicales o empresariales. Queda claro que el pacto solo es vigente para los aspectos consensuados; en todos los demás continúa la discrepancia y la crítica mutua, si fuera necesaria.

En mi opinión, los puntos básicos irrenunciables que las mujeres deberíamos acordar son:

  1. Un pacto de estado contra la violencia de género. En cada espacio donde haya poder de decisión las mujeres deben exigir un acuerdo que incorpore estrategias inequívocas contra la violencia, que está creciendo de una forma desesperante y causando un dolor insoportable.
  2. Un bloque de medidas concretas contra la pobreza femenina (más de un 60% de los pobres son mujeres en nuestro país) que además, como sabemos, arrastra a la cada vez más alarmante pobreza infantil, ya que la pobreza de l@s hij@s es la de sus madres.
  3. Un paquete de estrategias laborales y profesionales contra la precariedad, brecha salarial y acceso de mujeres a cargos de decisión. El 72% de los contratos a tiempo parcial son detentados por mujeres, con los bajos salarios que comportan y el menor nivel de prestaciones y de perspectivas de promoción y carrera laboral. Al mismo tiempo, la brecha salarial aumenta en los últimos años (hasta un 24% en Cataluña) y condena a las mujeres a la categoría de segundo sexo perpetuo.

Estos son algunos de los puntos que considero que las mujeres de todas las ideologías y adscripciones sociales deberíamos pactar y defender en todos los escenarios donde estemos presentes, más allá de las prioridades de nuestros grupos políticos, sindicales, empresariales o asociativos y también de otros aspectos vitales que nos parecen, asímismo, sustantivos. Para nosotras son reivindicaciones que deben estar en la base del sistema social porque sin ellas será imposible la sociedad más justa por la que trabajamos.

La llegada de mujeres con conciencia feminista a liderar diferentes gobiernos municipales y autonómicos creo que puede ayudar (y debe hacerlo) a construir esta red de exigencia desde la ciudadanía activa que se niega a permanecer pasiva ante la discriminación y el olvido.

Sara Berbel Sánchez, doctora en Psicología Social

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha