eldiario.es

9
Menú

CATALUNYA

Seis episodios de comparaciones (odiosas) del nacionalismo catalán con los nazis

En los últimos años, dirigentes del PSOE y del PP, así como reconocidos periodistas, han osado evocar uno de los regímenes más crueles de la historia de la humanidad para opinar sobre el nacionalismo en Cataluña

El último episodio lo ha protagonizado el expresidente de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra al equiparar la estrategia de Mas con la de Hitler o Mussolini

48 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Artur Mas comparado con los nazis.

Artur Mas apareció caricaturizado como el Hitler de la película 'El gran dictador', de Charles Chaplin, en la página de Facebook de un grupo municipal del PSC.

La escalada soberanista que se vive en Cataluña ha suscitado, en los últimos meses, todo tipo de críticas por parte de los sectores contrarios a la autodeterminación y al nacionalismo catalán. La mayoría de los argumentos esgrimidos contra el nacionalismo han sido razonados y respetuosos; otros seguramente no tanto. Pero a en alguna ocasión, para desacreditarlo, se ha echado mano de un recurso que cruza la línea roja de la tolerancia y que banaliza la violencia: la comparación el nacionalismo con el nazismo, movimiento que bajo el mandato dictatorial de Adolf Hitler dio lugar a uno de los episodios más oscuros de la historia de la humanidad. Estos son seis de los símiles entre nazismo y nacionalismo evocados desde los escenarios políticos y mediáticos en el último año:

1. Ibarra, Hitler y Mussolini. La última alusión al nazismo para alertar sobre el proceso soberanista puesto en marcha por la Generalitat de Cataluña proviene de un barón del PSOE, el expresidente de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra. En una entrevista en Antena 3 este jueves (7/3/2013), el todavía miembro del Consejo de Estado aventuró que en España "estábamos acostumbrados a que las constituciones se las cargaran siempre los golpistas, con metralletas y con disparos", pero no desde dentro del sistema -en referencia a la consulta soberanista-, "como sí están familiarizados los alemanes, que tuvieron a Hitler, y los italianos, con Mussolini".

De este modo, la estrategia de Artur Mas no sólo podría seguir peligrosamente las de Adolf Hitler y Benito Mussolini, según Ibarra, sino que sería incluso comparable con los métodos empleados por Antonio Tejero, autor del fallido golpe de Estado del 23 de febrero de 1981. Haciendo uso de una particular lógica, el expresidente extremeño razona que si en Cataluña "piden un referéndum para decidir ellos mismos, están saltandose los artículos 1 y 2 de la Constitución española, y cuando Tejero se la saltó fue un golpista. Por tanto, cuando alguien en el Parlamento catalán se la salta, también lo es". La Generalitat ya ha anunciado que estudia presentar una querella contra el dirigente socialista.

2. Nazismo, marxismo y nacionalismos, según Margallo. El ministro de Exteriores y jefe de la diplomacia española, José Manuel García Margallo, tiene muy claro (tal como aseguró el 11/10/2012) que en política "hay dos divisiones, sólo dos: los que consideran que el individuo es el destinatario final de la política [...] y los que colocan al individuo al servicio de una idea abstracta". En el primero de los casos, el ministro puso como ejemplo el Gobierno del PP, del que forma parte. En el segundo de los casos, según Margallo, la "idea abstracta" que se a cuyo servicio se pondrían los inviduos sería "la clase, en el caso del marxismo; la raza, en el nazismo, o el nacionalismo al servicio de la nación absoluta".

El mismo día, sin embargo, Margallo matizó sus valoraciones y sustituyó la palabra "nacionalismos" por "fascismos". De todos modos, no rectificó porque aseguró que en ningún caso se refería al nacionalismo catalán, sino que había respondido a una intervención de una diputada de UPyD que hablaba de "nacionalismos exclusivistas", en el marco del pleno del Congreso que daba el visto bueno a la adhesión de Croacia a la Unión Europea.

3. El 'Sieg Heil' de Pedro J. Ramírez. No sólo desde la política se ha tratado de equiparar puntualmente nacionalismo catalán y nazismo. El director del diario 'El Mundo', Pedro J. Ramírez, también ha visto reflejos de la alemana nazi recientemente en Cataluña. Cuando el periodista se enteró de que el FC Barcelona convertiría el Camp Nou en una senyera gigante, por medio de un mosaico, de cara al primer Barça-Madrid del curso, corrió rápidamente en Twitter:

Ante la avalancha de críticas que recibió, lejos de disculparse, Pedro J. volvió a las redes sociales al cabo de dos horas para dejar claro que, si alguien había considerado nazis a los aficionados del Barça, eran precisamente los que se habían dado por aludidos:

El ejemplo de Pedro J. Ramírez es quizás el más significativo de una larga lista de opinadores y periodistas que no han tenido reparo alguno en cambiar nacionalismo catalán por nazionalismo en las mesas de algunas tertulias televisivas y en las páginas de algunos periódicos.

4. Iglesias y Bono evocan el nazismo en plena campaña. Inmerso en una campaña electoral que gravitaba en torno al derecho a decidir -la de las últimas elecciones al Parlamento de Cataluña-, el PSC sufrió serios problemas para acordar un programa electoral en el que se incluyera el derecho a decidir de la ciudadanía de Cataluña, siempre dentro del marco de la legalidad constitucional. Pero lo que no consiguieron los socialistas catalanes fue controlar las palabras de los barones del PSOE que invitaron a sus mítines. Fue el caso de la visita de Marcelino Iglesias, expresidente de Aragón, durante un acto campaña de de Pere Navarro (el 11/11/2012, en la Llotja de Lleida): "Cuando en Europa se han puesto fronteras y han ganado los hipernacionalismos, hemos tenido muchos desastres, más de 100 millones de muertos". Esta fue la sentencia de Iglesias, refiriéndose a la estrategia de CiU, que según dijo "llama a romper con todo lo que hemos construido".

José Bono, en un cóctel con el 'pin' de Ciutadans. (Europa Press).

José Bono, en un cóctel en Sitges luciendo el 'pin' de Ciutadans, que tiene forma de corazón y incluye las banderas de Cataluña, España y Europa. (Europa Press).

Artur Mas comparado con los nazis.

Artur Mas enfundado en un traje de las SS, en un montaje elaborado por Jonatan Cobo, concejal del PP en Rubí.

Artur Mas comparado con los nazis.

Montaje fotográfico que apareció en la página de Facebook del PSC de Mont-Roig.

Sólo tres días después (11/15/2012), aún en plena campaña electoral catalana, aunque esta vez no fuera en un mitin, el expresidente del Congreso José Bono (PSOE) volvió a sacar a pasear el fantasma de la Alemania nazi. "Cuando en Alemania empezó a ser sospechoso tener dos identidades, la catástrofe que todos lamentamos acechaba", advirtió, dando a entender que en Cataluña se avanzaba hacia un escenario en el que las personas deberían decidir entre ser catalanas o españolas. "Lo que es bonito de los seres humanos es que tienen identidades compartidas", dijo. Habló de identidades compartidas precisamente cuando él, del PSOE, lucía un 'pin' de Ciutadans, que amistosamente le colocó Albert Rivera durante un cóctel en Sitges.

5. Niños perseguidos en las escuelas catalanas como los judíos. Paco Vázquez, ex alcalde socialista de La Coruña, no tuvo inconveniente en afirmar, en una entrevista en la Televisión de Galicia (12/12/2012), que "no hay ninguna diferencia" entre la situación en que vivía "un judío con la estrella amarilla perseguido por los nazis" y "un niño catalán castigado por hablar castellano en el patio de la escuela". Dando por supuesto que a algunos alumnos catalanes se les sanciona por "hablar su lengua materna", Vázquez hizo estas declaraciones en un contexto especialmente caldeado, tan sólo unos días después de que el ministro José Ignacio Wert hiciera público el contenido del anteproyecto de la LOMCE, que supone una amenaza para el sistema de inmersión lingüística en Cataluñ a. Las reacciones al vídeo de Vázquez fueron especialmente airadas.

6. Artur Mas con el brazalete de las SS. El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha sido objeto en los últimos meses de dos montajes fotográficos elaborados por miembros de partidos políticos que lo vestían con el uniforme nazi.

En la primera de las imágenes, elaborada a mediados de octubre por un concejal de Rubí, Jonatan Cobo (PP), a raíz de una campaña en Twitter contra CiU, se ve al presidente de la Generalitat caracterizado como un oficial de las SS, con el logo de CiU en el brazalete y un parche de TV3. Posteriormente, Cobo tuvo que pedir perdón.

En la segunda imagen, publicada en plena campaña electoral del pasado noviembre, se distingue el presidente enfundado en el uniforme que llevaba la parodia de Hitler en la película 'El gran dictador', de Charles Chaplin. La imagen apareció en la página de Facebook del PSC de Mont-Roig (Tarragona), bajo la frase "primero Cataluña, después España y luego el mundo..." Cuando la imagen comenzó a correr por las redes sociales el partido la retiró inmediatamente.


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha