La portada de mañana
Acceder
Madrid, ante su mayor desafío con un gobierno partido
El mapa de los contagios por provincias sigue registrando fuertes incrementos
Opinión - Y Ayuso sigue en el cargo, ¿por qué?, por Rosa María Artal

Matrícula, DNI y redes sociales para imputar a 196 personas por el corte de la AP-7 de Tsunami Democràtic

Fragmento del informe de la Guardia Civil

Las identificaciones que la policía realiza a los participantes de una protesta con altercados suelen ser el primer paso de una causa judicial. Y el corte de 24 horas de la AP-7 en la frontera hispanofrancesa que Tsunami Democràtic realizó el año pasado para protestar contra la sentencia del procés no es una excepción. Pero además en este caso la Guardia Civil ha analizado los perfiles en redes sociales de parte de los 196 identificados en la protesta, que ahora están imputados.

Las fotos de la protesta que colgaron sus participantes son usadas como argumento del Instituto Armado no solo para corroborar que estuvieron en el corte, sino para dar motivos al juez para que les impute en una de las causas relacionadas con protestas sociales con más investigados de los últimos años. Las declaraciones de los investigados empezaron a principios de septiembre en el juzgado de Figueres y se alargarán varias semanas.

El sumario del caso, al que ha tenido acceso elDiario.es, constata que el juez archivó la causa en diciembre de 2019 "por falta de autor conocido" y lo reabrió el mismo día tras recibir un detallado informe de la Guardia Civil, que analizó los perfiles de Facebook, Twitter e Instragram de los 196 identificados, que han pasado a ser todos ellos presuntos coautores de los delitos de desórdenes públicos y daños en la autopista al ser "responsables del acto reivindicativo", en palabras del Instituto Armado. El análisis de las redes de la Guardia Civil incluye referencias sobre la ideología independentista de los identificados.

Antes del informe de la Guardia Civil, los Mossos d'Esquadra habían trasladado al juez otro documento con las matrículas de los vehículos y manifestantes identificados en la protesta, que fue desalojada por la gendarmería francesa y la policía catalana sin incidentes graves aunque se saldó con 19 detenidos. A ello la Guardia Civil añadió en su informe un rastreo de las redes sociales de los identificados.

En algunos casos la Guardia Civil corrobora las identificaciones 'in situ' ya que los propios concentrados en la AP-7 colgaron fotos en sus redes participando en la protesta. Pero en otros casos para la Guardia Civil es suficiente que el investigado tenga una 'estelada' en su perfil de Facebook. En otro joven la Guardia Civil indica que sería necesario "cotejar" la fotografía de su perfil de Facebook con la de su DNI, e incluye también como dato de interés para la investigación el hecho de que en su foto de perfil el investigado luzca un lazo amarillo.

Además de a los participantes individuales en el corte, el Instituto Armado también ha analizado los perfiles en redes sociales "que pudieran pertenecer a diferentes asociaciones o colectivos independentistas" para "comprobar las diferentes convocatorias que tenían como fin provocar el corte y caos circulatorio". El resultado es un informe en que la Guardia Civil incluye tuits sobre el corte del propio Tsunami Democràtic pero también de los CDR, la CUP y de otras organizaciones de la izquierda independentista catalana como Arran o La Forja.

Tras la pista del Tsunami

El sumario del caso también constata los intentos de los investigadores para descubrir quién está detrás de Tsunami Democràtic, objetivo que también persigue la investigación de los CDR de la Audiencia Nacional. En el caso de la causa de Figueres, los agentes se centraron en un primer momento en el hombre que fue a buscar una furgoneta y un camión que tuvieron que ser trasladados por la grúa hasta el cuartel fronterizo al no encontrar a su conductor.

La Guardia Civil señala a este hombre, que reside en Francia, como persona "directamente implicada y responsable principal del montaje del escenario" que tuvo la protesta y en el que se desarrollaron actuaciones musicales, ya que la furgoneta y el camión estaban al lado del mismo. Las pesquisas sobre la propiedad de los vehículos llevaron a los agentes a un punto muerto: una empresa de Alicante sin actividad y que no presenta sus cuentas desde 2007 y cuyo administrador es el hombre que se llevó los coches.

Más prometedor de cara a saber quién está detrás del Tsunami parece ser el hallazgo por parte de los Mossos d'Esquadra de un 'router' y una tarjeta SIM "abandonadas por los manifestante" y que según sospecha la policía catalana "podrían haber sido usadas por los organizadores del corte para dar cobertura a las comunicaciones y conectar en red a los concentrados". El análisis de su contenido todavía no se ha incluido en la causa.

Etiquetas
Publicado el
13 de septiembre de 2020 - 21:34 h

Descubre nuestras apps

stats