eldiario.es

9
Menú

CATALUNYA

Entrevista | Elsa Artadi

"El Gobierno de Pedro Sánchez tiene unos tics marianistas que son preocupantes"

La consellera de la Presidència de la Generalitat justifica la reprobación de Felipe VI: "El rey ha avalado la violencia contra los que él cree que son sus súbditos"

"No nos cabe en la cabeza estar en una batalla electoral en medio del juicio", argumenta la portavoz del Govern para rechazar un adelanto de los comicios catalanes

105 Comentarios

- PUBLICIDAD -
La consellera de la Presidència, Elsa Artadi, en un momento de la entrevista.

La consellera de la Presidència, Elsa Artadi, en un momento de la entrevista. SÒNIA CALVÓ

La consellera de la Presidència y portavoz del Govern, Elsa Artadi (Barcelona, 1976), es una de las dirigentes de Junts per Catalunya más próxima a Carles Puigdemont. Pero a la vez es interlocutora habitual de ERC y junto al vicepresidente, Pere Aragonès, son los encargados de achicar agua cuando en semanas como esta parece que el barco independentista va a naufragar.

Por si pacificar las cosas entre JxCat y ERC no fuese reto suficiente, Artadi se ha convertido también en una de las principales negociadoras con el Gobierno de Pedro Sánchez. Con la vicepresidenta, Carmen Calvo, con quien hace cuatro meses ni se conocían, llevan ya unas cuantas horas de conversación acumuladas. 

¿Qué le pide el Govern a Pedro Sánchez para que sus grupos en el Congreso apoyen los presupuestos? 

Que el Gobierno de Pedro Sánchez que ahora cada día se parece más al de Mariano Rajoy se parezca cada día menos y empiece a hacer gestos políticos para buscar una solución política a un conflicto que es político. Es cierto que a veces hay buenas maneras, que en las reuniones se puede hablar de todo y esto es un cambio, pero no ha habido ningún foro donde empezar a buscar esas soluciones.

¿A qué gestos se refiere?

En la reunión bilateral que tuvimos el 1 de agosto el conseller Ernest Maragall planteó la posibilidad de crear un grupo de trabajo para explorar qué cabe y qué no cabe dentro de la Constitución, y si no caben cosas, explorar otras vías, para consultar a la ciudadanía. Se nos dijo que esto no se podía hacer. Si el ámbito no es la comisión bilateral, que se vincule a través de otros espacios. Se han hecho promesas en temas de financiación o inversión pero esto ya lo hacían Rajoy y Zapatero y estamos como estamos. Por lo tanto, esta tampoco es la manera.

¿Si la Fiscalía no rebaja la petición de rebelión para los dirigentes encarcelados no hay nada que negociar de los presupuestos?

Lo pone mucho más difícil. Entendemos que los presupuestos son un elemento importante para el Gobierno de Pedro Sánchez y que potencialmente puede haber una negociación en temas sectoriales pero antes tiene que demostrar su voluntad de no ignorar la situación política en la que nos encontramos. Tenemos a parte del Govern en la prisión o en el exilio y aunque no tuviésemos todo esto, que es gravísimo y condiciona toda nuestra actividad, hay un segundo elemento y son los más de dos millones de catalanes que quieren dejar de ser españoles. Hasta ahora hemos tenido buenas palabras, algunos buenos gestos, pero hay que empezar a hablar de política.

¿Pero la situación de los presos es o no una condición irrenunciable?

El posicionamiento del Gobierno y sobre todo de la Abogacía del Estado lo condiciona.

¿De la Abogacía del Estado o también de la Fiscalía?

La Fiscalía lo condiciona y la Abogacía todavía más. Esta misma semana la Abogacía del Estado ha felicitado a Societat Civil Catalana por perseguir al president Mas y a las conselleras Ortega, Rigau y al conseller Homs por la persecución a la que les somete el Tribunal de Cuentas cuando ellos ya tienen una sentencia en el Supremo. La Abogacía también se ha opuesto a la liberación de los presos por razones familiares. Son posicionamientos incomprensibles y contradictorios con algunas declaraciones de miembros del Gobierno.

¿Existe algún compromiso entre ustedes y ERC para votar lo mismo cuando se tramiten los presupuestos del Gobierno?

Estamos trabajando para tejer una estrategia conjunta y creo que no va a haber ninguna diferencia.

¿Su relación con Carmen Calvo es tan buena como dice la vicepresidenta?

La relación es correcta. Hace cuatro meses no nos conocíamos. Es una mujer muy educada con la que se puede hablar de todo. Decir que de las veces que hemos hablado se han derivado acuerdos y hemos logrado progresar en el reto político que tenemos por delante no sería acertado. Siempre voy a luchar para que haya un diálogo.

El president Torra le ha puesto un límite, el mes de noviembre.

Ha puesto un límite a que los partidos independentistas den apoyo a Sánchez y depende de él.

El Gobierno ya les ha dicho que no negociará nada que tenga que ver con la autodeterminación. Con esta respuesta, ¿cuál es su siguiente paso? 

Es lo que le decía. Se ha ido retrocediendo. El Gobierno de Pedro Sánchez tiene unos tics marianistas que son preocupantes. Tenemos a la portavoz diciendo que las imágenes del 1-O son falsas y al ministro de Exteriores que, al margen de los problemas legales que pueda tener y que en un país normal hubiesen comportado su dimisión, coarta la presencia del president de la Generalitat en un acto en Barcelona. Y la vicepresidenta diciendo este jueves en la radio que en Escocia no hubo un referéndum acordado. Estamos entrando en una situación que enfría mucho la relación entre los dos gobiernos.

¿El espectáculo que ha dado el independentismo esta semana en el Parlament era inevitable? 

Es fruto de la represión. La represión también es esto, provoca tensiones, que espacios políticos que son distintos pese a estar en el mismo movimiento decidan tomar caminos distintos. Buscamos soluciones distintas a un reto que se nos traslada al Parlament como consecuencia de una injerencia del juez Llarena. Es un juez del Supremo que se entromete en el funcionamiento de una Cámara legislativa saltándose toda la separación de poderes.

¿Había un acuerdo con ERC, incluso por escrito, para buscar otra solución que no implicase quedarse sin la mayoría parlamentaria?

Había un primer acuerdo que es el que se votó el 2 de octubre y en el que en su primer punto se somete a votación del pleno si los diputados están o no suspendidos. Este punto es muy importante porque en la interlocutoria que Llarena envía al Parlament dice que a estos diputados se les puede aplicar la ley de enjuiciamento criminal, que solo se puede aplicar en caso de banda armada o terrorismo. El Parlament vota en contra por la firme convicción que todos ellos son inocentes de pertenecer a una banda o ser terroristas. Es una cosa que en Catalunya lo sabe todo el mundo.

La segunda parte habilitaba un mecanismo que para ERC era importante y es el que han decidido utilizar para sus diputados. Nosotros lo hemos respetado.

El mecanismo por el que ha optado ERC era el que recomendaban los letrados del Parlament.

Pero para nosotros la parte importante es el primer punto y nos reafirmamos en la no suspensión de los diputados. Por eso entendemos que las delegaciones que hicieron al inicio de la legislatura siguen vigentes.

No están suspendidos pero en la práctica si lo están. Desde el mes de julio no cobran el sueldo. ¿Van a pedir volver a cobrarlo?

Estamos viendo cómo se vehicula su participación en las comisiones parlamentarias y la posibilidad o no de que registren iniciativas. Respecto al sueldo, los diputados que están en Lledoners no quieren encontrarse que en un futuro se les reclama ese dinero. Pero la Seguridad Social les sigue pagando la cuota. Ellos siguen cotizando.

Hay dirigentes de ERC que consideran que en las filas de JxCat no le han perdonado al presidente del Parlament, Roger Torrent, que no permitiese votar la investidura de Carles Puigdemont. ¿Hay algo de eso?

Es evidente que nosotros no estamos de acuerdo con la decisión que el presidente del Parlament tomó pero esto pasó el 30 de enero y después hemos formado gobierno. Por lo tanto ya está. Debemos seguir avanzando juntos.

¿Por qué el diputado de ERC Toni Comín no vota ni de forma delegada ni por designación?

Este es un tema que compete a ERC. En el momento en el que se retira la euroorden contra él, su grupo decide no ejercer la delegación de voto.

La ANC también se ha apuntado a los ultimátums y exige al Govern que presente antes de fin de año un plan para implementar la república y que si no vayan preparándose para protestas en la calle. ¿Qué les responde? 

La responsabilidad es de todos. Cuando el movimiento independentista ha conseguido avanzar es cuando lo ha hecho todos juntos. Es un error pensar que todo lo debe hacer la movilización ciudadana o que este solo es un tema de las insitituciones. Es un tema de 70 diputados, del Govern, de los alcaldes que están comprometidos y que por eso están amenazados, y de las entidades.

¿Cómo se implementa una república que no existe? 

De distintas maneras. Se implementa desde la acción exterior, desde la lucha en los tribunales, en la calle y rechazando la actuación de la monarquía española. En el Parlament se ha votado esta semana la reprobación del rey de los españoles.

De los españoles y al menos de una parte de los catalanes, ¿no? 

El rey de los españoles. Cada uno que interprete la frase como quiera. De muchos catalanes no creo porque el 80% está en contra de la institución o como mínimo suspende a la monarquía. El 60% de los catalanes le pone un cero.

¿Qué encuesta lo dice? 

Una del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO) de la Generalitat y que está publicada. Fue realizada durante la etapa de aplicación del artículo 155 y por lo tanto no puede haber muchas sospechas. Tenemos que remitirnos a las encuestas del CEO porque el CIS ha dejado de preguntar por la Monarquía, lo cual es ya extremadamente significativo. En Catalunya la monarquía es la institución peor valorada con una nota de un 1'8. 

¿De qué sirve pedir la abolición de la monarquía si en la práctica no se traduce en nada? 

Se traduce como mínimo en una declaración institucional de la Cámara que representa al pueblo de Catalunya. En el fondo no deja de ser una apelación a una rectificación de quien debe tener una responsabilidad que no está ejerciendo.

Ustedes reprueban al rey por discurso del 3 de octubre de hace un año cuando consideran que no habló a todos los catalanes. ¿Y el president Torra en discursos institucionales como el de la Diada se dirigió a todos los catalanes?

Es que el rey no solo no habló a todos los catalanes sino que está avalando la violencia por parte de cuerpos estatales de Policía y Guardia Civil contra ciudadanos pacíficos. Contra los que él cree que son sus súbditos. Está avalando el 'a por ellos' o que, como hemos sabido esta semana, que organismos estatales retirasen dinero de bancos con sede en Catalunya para que moviesen la sede. Avala presiones desde la misma Casa Real a empresas catalanas para que cambien su sede. Todos estos actos, esta guerra sucia, los coge después el juez Llarena y los usa para justificar que unas personas inocentes sigan en la cárcel.

Le reitero la pregunta. ¿Usted cree que el president Torra en sus discursos institucionales habla a todos los catalanes? 

El president Torra habla y gobierna para todos los catalanes. Igual que en todas las acciones que hacemos desde el Govern, como no puede ser de otra manera.

Le cito discursos como el de la Diada porque se le reprochó que solo se dirigió a los catalanes independentistas.

La Diada es una fiesta que representa a todos los catalanes igual que lo hace el himno nacional de Catalunya. Hay algunas formaciones políticas que están en contra de la Diada Nacional. Cinco años atrás no estaba el president Torra ni Puigdemont, incluso antes de Mas, ya lo habían decidido así.

Pero el discursos del president no se lo escribe ningún partido de la oposición.

Es un discurso enmarcado en la Diada Nacional de nuestra nación que esperemos que sea un país.

¿Tienen previsto rebajar algunas de las leyes que Rajoy recurrió ante el Constitucional para así poder recuperarlas o las volverán a aprobar tal cual estaban redactadas?

Son leyes para preservar derechos sociales de la ciudadanía. Leyes a favor de una vivienda digna, de lucha contra el cambio climático o la universalización de la sanidad pública, que es la única que hemos podido desbloquear. Como eran leyes que a Rajoy ideológicamente no le parecen bien y tiene una minoría muy minoría en el Parlament, lo que hizo fue llevarlas al Constitucional.

¿Están dispuestos a recuperar también leyes como la de transitoriedad?

Ahora mismo no está encima de la mesa. En el momento que se tenga que proceder a hacer otras cosas se procederá a otras cosas.

¿Qué es proceder a hacer otras cosas? 

Lo que convenga en cualquier momento.

¿En cualquier momento es después de que se conozca la sentencia del juicio a los presos?

Hay momentos que marcan la historia como país, también la historia de España. Para nosotros el 1-O fue uno de esos momentos. Veremos qué sucede en el momento de las sentencias. Será un momento en el que se verá cómo se posiciona la justicia española en un caso en el que todo el mundo tiene claro qué ha pasado y en que la justicia europea, en más de una ocasión y de un país también lo tiene claro.

¿Si se les condena, el Govern qué hará para expresar su rechazo a la sentencia?

El Govern hará lo que el Parlament le diga que tiene que hacer.

¿Eso podría incluir otra declaración unilateral de independencia?

Ya lo veremos en aquel momento. Ya veremos cómo se llega a ese momento y cómo se ha trabajado hasta entonces. Es muy probable que sea un punto de inflexión.

¿Descarta elecciones hasta que se conozca la sentencia del juicio a los presos? 

De las elecciones se habla mucho pero no en el sitio en el que se debería estar hablando si estuviesen próximas. No es un debate que tengamos encima de la mesa. Creo que todo el mundo entiende que el proceso que lleva la preparación y celebración del juicio y la espera de la sentencia podamos tenerlo sin estar inmersos en una campaña electoral. Me parecería muy raro estar participando en una campaña, en la que a lo mejor no concurriríamos juntos con ERC, mientras que las personas de mi espacio político estuviesen sentados en el banquillo con personas del espacio de ERC. No nos cabe en la cabeza estar en una batalla electoral en medio del juicio.

En algunos ámbitos del independentismo se debate la posibilidad de responder a una sentencia condenatoria con una huelga general que podría ser indefinida. ¿Le parecería bien?

Es una de las ideas que surge recurrentemente. Damos por hecho que la sentencia será condenatoria y aunque la instrucción de la causa no ha sido justa y se ha vulnerado repetidamente su derecho a la defensa debemos recordar que cualquier cosa que no sea una absolución es una agresión a la ciudadanía contra la ciudadanía, la democracia y las libertades.

Miles de catalanes han salido a la calle este viernes para reivindicar la fiesta del 12 de Octubre. Uno de los partidos que ha participado en la manifestación es Ciudadanos. ¿Cuál es su relación con la jefa de la oposición y líder de este partido, Inés Arrimadas?

No tengo ninguna. En parte porque cuando se le invitó al Palau de la Generalitat decidió no venir. Hubiera sido un momento para conocernos. Vinieron Xavier García Albiol, Miquel Iceta y Xavi Domènech.

Una de las próximas batallas electorales es la de Barcelona. ¿Joaquim Forn puede ser candidato a las municipales?

En el entorno del PDeCAT no hay una decisión sobre el candidato aunque no me consta que se esté postulando. Sé que esta semana ha corrido el rumor pero es un rumor que no surge de dentro del PDeCAT.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha