El instituto de Sant Andreu de la Barca investigado por la Fiscalía amanece con pintadas contra los profesores

Pintadas en el instituto El Palau de Sant Andreu de la Barca

El instituto El Palau, en la localidad barcelonesa de Sant Andreu de la Barca, ha amanecido este lunes con pintadas en su fachada contra algunos de los profesores investigados por la Fiscalía por haberse dirigido en términos despectivos a hijos de Guardia Civiles que estudian en el centro. En las paredes del instituto han aparecido los nombres y apellidos de algunos de los educadores, señalados con sus nombres y apellidos e insultos como “nazis”, “ratas” y “separatas”.

El fiscal denuncia a nueve profesores catalanes por humillar a hijos de guardias civiles

El fiscal denuncia a nueve profesores catalanes por humillar a hijos de guardias civiles

El ataque ha ocurrido el día después de que un reportaje en el diario El Mundo difundiese las identidades de los 9 profesores denunciados por algunos de los padres del centro y la Fiscalía, por un supuesto delito de odio. El reportaje fue además compartido en Twitter por Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, lo que suscitó controversia en la red social al considerar algunos usuarios que el líder político no respetaba la presunción de inocencia.

La Fiscalía contra delitos de odio abrió diligencias en diciembre contra 9 profesores del instituto de Sant Andreu de la Barca, investigados por los comentarios despectivos que supuestamente algunos maestros habrían hecho a alumnos hijos de agentes, a raíz de las cargas policiales el 1 de octubre. El centro está emplazado en frente de uno de los cuarteles del Instituto Armado más grandes de Catalunya. El pasado martes un juez de Martorell aceptó la denuncia interpuesta, por delito de odio, injurias contra los cuerpos de seguridad y otro contra la integridad moral.

A la vez que se difundía el artículo con las identidades de los denunciados, sectores soberanistas iniciaban una campaña de apoyo a los profesores, bajo el lema “jo també sóc docent d'El Palau”. Desde el profesorado del centro aseguran que los comentarios contra los hijos de los Gurdia Civiles no existieron y que se trata de una campaña contra el instituto para poner en la picota a la educación catalana en su conjunto.

Las de este lunes no son las primeras pintadas que aparecen en las paredes del centro escolar. Anteriormente habían sido manchadas con vivas a la Guardia Civil y proclamas como 'Stop adoctrinamiento'. Hasta ahora, sin embargo, los profesores no habían sido señalados con sus nombres y apellidos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats