La portada de mañana
Acceder
Encuesta - Ayuso cosecha el doble de apoyo que Casado entre los votantes del PP
El 'vía crucis' de las inmatriculaciones: 24 años y 35.000 bienes
Análisis - Razones y confusiones en los relevos de los Mossos, por Neus Tomàs

6.057 euros públicos para los alumnos que quieran estudiar en castellano en Catalunya

José Ignacio Wert a la comissió del Congrés

El coste de la escolarización en un centro público, valorado en 6.057 euros, es lo que debería abonar la Generalitat a las familias que quieran que sus hijos estudien en castellano en Catalunya. Que la Administración catalana debía hacerse cargo de este gasto ya quedaba claro en la ley orgánica de mejora de la calidad educativa (LOMCE), que se empieza a aplicar el próximo mes de septiembre, pero ayer el ministro José Ignacio Wert reveló el coste, después de que el Consejo de Estado le recriminara semanas atrás que no lo hubiera hecho.

El ministro Wert explicó ayer, en una comparecencia en la Comisión de Educación del Congreso, que dejará constancia de la concreción de estos 6.057 euros en el real decreto que desarrollará la disposición adicional 38ª de la LOMCE, cuya aprobación se prevé para el mes de julio. Tal y como consta en la reforma educativa, Wert también dejó claro que será el Ministerio de Educación el que avance la compensación del importe a las familias, y que luego lo descontará de las transferencias a la Generalitat de Catalunya.

6.057 euros es lo que cuesta a la Administración una plaza pública en un centro educativo -desde infantil hasta bachillerato-, y es lo que prevé Wert que se abone a las familias que tengan que buscar un centro privado cercano a su casa porque la oferta pública no cuenta con el castellano como lengua vehicular. Sin embargo, si estas familias sólo tuvieran cerca una escuela privada más cara -y lo justificaran-, la administración pública también debería hacerse cargo de todo el coste de la matrícula.

Esta es la manera que Wert ha encontrado para dar salida definitivamente a su creencia de que las familias en Catalunya deben tener derecho a que sus hijos se escolaricen con el castellano como lengua de la enseñanza. La Generalitat, sin embargo, ya ha respondido que esta novedad, conocida ayer, es una nueva improvisación del ministro, y que en ningún caso se podrá llevar a cabo en septiembre porque, entre otras razones, las matrículas ya se han cerrado.

La consejera de Enseñanza, Irene Rigau, ha respondido esta mañana a las directrices de Wert en entrevistas en Catalunya Radio y Rac1. Según Rigau, el cálculo del coste de una plaza pública "es muy inferior" a los 6.057 euros estimados por el Ministerio de Educación. La consellera ha afirmado que pagar la escolarización en castellano a las familias que lo reclamen es una "ofensiva para romper el modelo lingüístico lanzando un anzuelo".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats