La portada de mañana
Acceder
El búnker judicial: quién es quién en el gobierno de los jueces del PP
La semana en que Lesmes echó un pulso al Gobierno y arrastró a Felipe VI
OPINIÓN | Una conjura para los necios, por Elisa Beni

Torra rechaza convocar elecciones y pide a Felipe VI que abdique

El president de la Generalitat, en rueda de prensa este martes

El president de la Generalitat, Quim Torra, ha vuelto a rechazar fijar una fecha para las elecciones anticipadas en Catalunya que él mismo anunció hace medio año. En la rueda de prensa de balance del curso, Torra ha optado por criticar al Gobierno, a Juan Carlos I y a Felipe VI y ha anunciado que ha pedido al presidente del Parlament, Roger Torrent, celebrar un pleno extraordinario para censurar al rey emérito y al actual monarca, al que ha pedido que abdique.

Tras repasar brevemente la mejora de la situación del virus en Catalunya, Torra ha cargado con contundencia contra la monarquía y el Gobierno y ha denunciado "la huida tolerada por parte del Gobierno de Juan Carlos de Borbón". Según el president, la "declaración de prófugo" de la Justicia mediante un comunicado de Juan Carlos I "avergüenza y pone en duda el compromiso del Gobierno y de Felipe VI en la lucha contra la corrupción".

Torra ha exigido "explicaciones" al Gobierno por la "cobertura a la huida", en concreto el papel de la vicepresidenta Carmen Calvo "en la escapada de Juan Carlos de Borbón", que el president ha tildado de protagonista "de un inmenso caso de corrupción". "Pido a Felipe VI que abdique y no alargue más la agonía borbónica", ha concluido.

La respuesta institucional catalana a la salida de Juan Carlos I pasa, según Torra, por un pleno urgente del Parlament este mes de agosto. Será otro pleno de declaraciones simbólicas aprobadas gracias a la mayoría independentista pero sin resultados tangibles, tal y como ha ocurrido en varias ocasiones en la Cámara catalana. Cabe recordar que la última ocasión en que el Parlament pidió la abdicación de Felipe VI fue el pasado 21 de julio.

A preguntas de los periodistas sobre el adelanto electoral, Torra ha indicado que las elecciones "serán en el momento que yo considere la mejor fecha para el país". Los factores que marcarán la vuelta a las urnas, según ha enumerado Torra, son la situación epidemiológica, la finalización de los planes económicos y sociales frente a la crisis y la "preservación de la dignidad de la presidencia de la Generalitat".

Las elecciones anticipadas han planeado desde el pasado mes de enero, cuando el propio Torra dio por agotada la legislatura por la falta de confianza entre los dos socios de Govern, JxCat y ERC. Han sido dos años de gobierno de coalición pero con continúas desconfianzas, cuando no directamente abiertas discrepancias, entre los dos partidos debido a su disputa por la hegemonía del independentismo.

La crisis del coronavirus provocó que Torra aplazara la convocatoria de elecciones anticipadas anunciada en enero, pese a la presión de la oposición para que el president concretara una fecha para los comicios. En estos meses JxCat ha conseguido reducir distancias y empatar en las encuestas con ERC. Hasta ahora los sondeos pronosticaban una cómoda victoria para ERC, pero los republicanos, que controlan las conselleries de Salud y Asuntos Sociales, notan el desgaste de la gestión del coronavirus.

Aunque Torra haya vuelto a rehuir este martes la fecha de las elecciones, el Supremo finiquitará la legislatura catalana a la vuelta de vacaciones. A finales de septiembre el Alto Tribunal inhabilitará definitivamente a Torra al confirmar la condena por no descolgar lazos amarillos del balcón de la Generalitat impuesta por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TJSC).

Las palabras de Torra sobre la "dignidad" de la institución de la presidencia de la Generalitat desprenden que será él mismo quien fije la fecha electoral antes del fallo definitivo del Supremo. En caso de no hacerlo, el Parlament debería empezar el trámite para elegir a un nuevo president, lo que no haría más que postergar los comicios. Si en dos meses el Parlament no inviste a otro president, algo más que probable dada la composición actual de la Cámara, automáticamente se convocarían elecciones.

La reunión con Sánchez

Al margen de cuestiones electorales y monárquicas, Torra, que el viernes no acudió a la cumbre autonómica, ha vuelto a pedir al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, una reunión bilateral para abordar el porcentaje de los fondos europeos de recuperación que corresponde a Catalunya. "Nos tocan 31.000 millones", ha advertido Torra.

El president ha reclamado que el encuentro con Sánchez sea esta misma semana y ha instado al presidente a "dejar de envolverse con la bandera y de hacerse fotos con Felipe VI" porque, según Torra, "se trata de que las personas reciban el dinero que les toca piensen lo que piensen".

Por otro lado, Torra ha anunciado que este miércoles se reunirá con el Sindicato de Inquilinos para desbloquear la proposición de ley para limitar los alquileres, en suspenso debido a la marcha atrás de JxCat y a que el PP y Ciudadanos la han recurrido ante el Consell de Garanties Estatutàries (CGE).

Y respecto a la petición de ERC para que la Generalitat se persone como acusación contra Convergència y el PDeCAT en el caso del 3%, Torra ha evitado abrir un nuevo conflicto con sus socios y ha ganado tiempo pidiendo a los servicios jurídicos del Govern un informe sobre si la Generalitat ha sufrido un "perjuicio económico" por las comisiones que empresarios abonaron al partido nacionalista a cambio de obras públicas antes de tomar una decisión.

Etiquetas
Publicado el
4 de agosto de 2020 - 13:06 h

Descubre nuestras apps

stats