eldiario.es

Menú

En busca de un frente común para recuperar el Consejo de la Juventud que derogó Cospedal

Varios consejos locales y asociaciones juveniles se han unido para recuperar la voz de los jóvenes en las políticas públicas de Castilla-La Mancha

Realizan un llamamiento a particulares, tejido asociativo y colectivos para incorporarse a la plataforma fundacional

El paro y la precariedad laboral, la despoblación, el feminismo y el ocio alternativo, en la hoja de ruta de sus objetivos

- PUBLICIDAD -
Plataforma de la Juventud de Castilla-La Mancha

Ha nacido la Plataforma de la Juventud de Castilla-La Mancha. Un grupo de jóvenes procedentes de varios colectivos y órganos de representación de la región han decidido poner en marcha esta agrupación con el objetivo de recuperar el extinto Consejo regional de la Juventud, que se derogó por decreto durante el Gobierno de María Dolores de Cospedal. Quieren que los jóvenes vuelven a tener  voz en las políticas públicas y que sean tenidos en cuenta en cuestiones que les afectan especialmente en la comunidad autónoma, como son el desempleo o la despoblación.

Una de sus portavoces, Ana Villaseñor, nos explica que todo comenzó a raíz del proyecto de diálogo ‘Participa, Debate, Cambia’ iniciado por el Consejo Local de la Juventud de Ciudad Real. Bajo la idea de fomentar el asociacionismo, comenzaron a fraguar la posibilidad de recuperar el órgano regional de representación, y están contactando con diferentes asociaciones y colectivos.

Actualmente, además del mencionado consejo local, se han adherido Cruz Roja Juventud, Scouts de Castilla-La Mancha, Juventudes Socialistas, Jóvenes de Izquierda Unida, Nuevas Generaciones del PP, la Unión Sindical Obrera (USO), entre otras asociaciones. Pero quieren que estén “todos los que quieran unir y aportar”.

Primer paso: ampliar redes

En su última reunión, hace apenas unos días, es cuando crearon la plataforma para comenzar a ampliar redes y contarles su objetivo a otros particulares y asociaciones. Ana Villaseñor recuerda que el hecho de que no exista un Consejo regional de Juventud ha “debilitado” el papel de los órganos locales juveniles. “Queremos ponernos en contacto con todos ellos, para pedirles primero que se reactiven a nivel municipal y posteriormente que nos ayuden a recuperar el órgano regional para poder ser más fuertes”.

De momento ya cuentan con el apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha. Así se lo ha trasladado el director general de Juventud y Deportes, Juan Ramón Amores, quien les ha acompañado en la iniciativa de diálogo de Ciudad Real y les ha animado para la consecución de su objetivo final. De hecho, como adelantó eldiarioclm.es, desde el Ejecutivo ya se ha puesto en marcha la consulta previa para una futura Ley de Participación Juvenil, donde se contempla la recuperación del extinto Consejo de la Juventud de Castilla-La Mancha.

“Queda mucho trabajo por delante”, reconocen en la Plataforma, pero adelantan una hoja de ruta con demandas marcadas como el feminismo, el desempleo y su especial incidencia en las mujeres, la precariedad laboral, la despoblación y el ocio alternativo, entre otras. Todo se engloba en buscar “una representación de la juventud que sea capaz de aportar nuestra perspectiva a todas las políticas públicas, dar voz a nuestras ideas y mover el asociacionismo juvenil que tanta falta le hace a Castilla-La Mancha”.

Un "canal de participación real"

Así lo manifiesta también Ricardo Blázquez, otro de los portavoces de la plataforma, quien destaca que el asociacionismo juvenil es la mejor forma de conseguir un canal de participación real, “con todas las ventajas que eso supone para un territorio como Castilla-La Mancha”, debido a su dispersión territorial y las grandes diferencias entre las zonas urbanas y las rurales. “Necesitamos la interacción absoluta entre todos los jóvenes y tener todos incidencia política”.

Con ello se refiere también a cuestiones tan importantes como la emigración de los jóvenes hacia otras comunidades autónomas o países, y al hecho de que muchos de ellos se marchen por problemas de discriminación debido a su orientación afectivo-sexual: el denominado sexilio. “El futuro consejo debe ser una estructura que permita a los jóvenes tener más opciones en orientación laboral y en derechos. Incluso debemos crear un sentimiento regionalista y de pertenencia para que aquí haya posibilidades”.

“Queremos que se nos escuche y tener incidencia en la política. Y por eso hacemos un llamamiento a todos aquellos que quieran formar parte del proyecto. Queremos aglutinar a toda la juventud, tanto asociada como no asociada, para intentar que esto salga adelante desde la representatividad y la pluralidad”, concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha