eldiario.es

9

Nuevo desacuerdo en Castilla-La Mancha para apoyar las desaladoras como alternativa al Tajo-Segura

El pleno ha aprobado una resolución de PSOE con los votos a favor de Podemos, pero el PP ha defendido su propia petición

La Junta alerta de un "punto de no retorno" y la formación morada lamenta que la cabecera se convierta en una "cloaca a cielo abierto"

Los 'populares' culpan a García-Page de no haberse posicionado contra los trasvases que aprobaron gobiernos socialistas

Una vista de la planta desaladora de Torrevieja

Planta desaladora de Torrevieja

El pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha ha vuelto a ser el reflejo de las diferentes posiciones que PP y PSOE mantienen en esta comunidad autónoma en cuanto a la política hídrica y más concretamente sobre el último triple trasvase del Tajo al Segura aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy. El Parlamento regional ha aprobado una resolución socialista, con los votos a favor de Podemos y en contra del PP, que rechaza esta última transferencia de agua 60 hectómetros cúbicos en tres meses. En el escrito también se pide estudiar fórmulas para abaratar el coste el agua, como por ejemplo subvencionando el agua desalada con los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

El Grupo Popular ha presentado su propia resolución, rechazada a su vez por los otros dos partidos, en la que consideran necesario "avanzar en el uso de la reutilización y de la desalación", tanto para la generación de nuevos recursos hídricos, como para "disminuir la presión sobre los ríos y aguas subterráneas, especialmente sobre el río Tajo y sobre la cuenca cedente. Reclaman incrementar la capacidad de las desaladoras hasta su funcionamiento al cien por cien. 

El pleno ha coincidido con la jornada en la que se celebra, como el día 19 de cada mes, una concentración en defensa del Tajo en el Puente de San Martín de Toledo. Al debate han asistido asimismo miembros de la Plataforma en Defensa del Tajo y el Alberche y concejales de Ganemos Talavera como Sonsoles Arnao y Miguel Ángel Sánchez.

En su intervención inicial, la consejera de Fomento, Agustina García,  ha lamentado que tan solo después de unas “gota de lluvia” se haya aprobado el reciente triple trasvase para abril, mayo y junio, avisando de que la situación está “cerca de un punto de no retorno”. Ha recordado que la cuenta del Tajo no es excedentaria y que “no se pueden seguir realizando trasvases”. “No podemos ser considerados fuente de recursos. Todo lo contrario, hemos tenido problemas de abastecimiento, y no se puede tener en cuenta el volumen total del río Tajo para justificar el término de cuenca excedentaria porque su cabecera está en un 23% ”, ha recalcado.

La consejera de Fomento en el pleno de las Cortes castellano-manchegas

La consejera de Fomento en el pleno de las Cortes castellano-manchegas JCCM

A este respecto, la consejera ha subrayado que Entrepeñas y Buendía, los embalses de cabecera, “siempre están en un estado de emergencia” y que recientemente la Confederación Hidrográfica del Tajo reconocía los sistemas del Tajuña y de estos pantanos siguen en alerta por sequía. Por eso ha dicho no entender que se esté actuando en las cuencas del Júcar y del Segura con obras de emergencia y “no se haya hecho nada para garantizar el agua en el Tajo, “una cuenca expoliada y con un río altamente contaminado”. “Pobre Tajo, condenado desde Aranjuez, a no ser más que la sombra de un río, contaminado por el Jarama”.

También ha querido recordar que el pasado mes de marzo, antes de aprobarse el triple trasvase, la Junta de Castilla-La Mancha pidió al Ministerio de Agricultura y a la Comisión de Explotación del Acueducto Tajo-Segura que se hiciera una revisión al alza del límite trasvasable, actualmente fijado en 400 hectómetros cúbicos, como fija el polémico Memorándum del Tajo. Ha referido que 510 hectómetros cúbicos en la cabecera es el mínimo para ese principio fundamental de prioridad, pero que el nivel para garantizar los caudales ecológicos del Tajo y el desarrollo turístico de los 22 municipios ribereños de Entrepeñas y Buencía sería de 900 hectómetros cúbicos.

"Nunca se ha garantizado el agua en los embalses de cabecera"

“La realidad es que nunca se ha garantizado el agua en los embalses de cabecera”, ha resaltado Agustina García, remarcando que el último triple trasvase ha sido “temerario y arriesgado”. “El cambio climático ha venido para quedarse y el respiro de los últimos meses no puede desviarnos de un horizonte de menos lluvias. Hay que mirar hacia el futuro para que la cabecera del Tajo abandone su situación de precariedad hídrica”. Posteriormente, ha rechazado que al final se condene al Tajo a ser “una tubería al servicio de los intereses de Levante”.

Para ello, ha recordado la necesidad de poner en marcha las desaladoras de Levante, una petición que el PSOE elevará tanto a las Cortes de Castilla-La Mancha como al Congreso de los Diputados, teniendo en cuenta que su no utilización durante casi una década no solo está suponiendo una pérdida de producción de agua sino que supone la amenaza de devolución de los fondos europeos con las que fueron co-financiadas. Su puesta en marcha “supone una decisión técnica y viable, no genera disputas territoriales, el coste es infinitamente menor que el de los trasvases y no crea perjuicios ni damnificados”. Ha repetido por ello que el Gobierno castellano-manchego apoyará un sistema de bonificación para la desalación, todo para que se evite “seguir esquilmando el Tajo”.

Desde el Grupo Parlamentario de Podemos, el diputado David Llorente también ha manifestado su rechazo a la aprobación reciente del triple trasvase, una decisión “injustificable e irresponsable” desde el punto de vista de una gestión “sostenible y socialmente justa” de la cuenca del Tajo. De hecho, ha afirmado que este río está siendo “secuestrado” y que durante los meses de febrero y marzo, mientras todos los ríos del centro peninsular tuvieron importantes crecidas, el tramo medio del Tajo mantuvo el mismo caudal, porque se estaba guardando el agua en la cabecera para realizar el trasvase “con un mínimo insuficiente”.

Según ha dicho Llorente, con todo ello la cabecera se ha convertido en “una verdadera cloaca a cielo abierto”, por lo que ha considerado urgente un cambio en la política hídrica de las cuencas del Tajo y del Segura que tiene que pasar por la derogación las normas de explotación del trasvase y del mencionado memorándum. También ha pedido que la cabecera sea gestionada por la propia demarcación lo que llevaría al establecimiento de los adecuados caudales ecológicos sostenibles en  su cabecera, en Toledo y en Talavera de la Reina.

El diputado de Podemos David Llorente

El diputado de Podemos David Llorente Cortes de Castilla-La Mancha

Finalmente, el diputado ha reclamado asimismo potenciar las alternativas como las desaladoras del Mediterráneo y buscar un pacto de estado “integral y sostenible” del agua como “bien público y derecho social”. Frente a los “intereses privados” de otros usos no prioritarios, ha exigido por último que se respete el principio de prioridad de la cuenca cedente y que se “clausure” definitivamente el trasvase.

Por su parte, la diputada del PP Ana Guarinos ha realizado una encendida crítica a toda la gestión de Emiliano García-Page en sus diferentes cargos en el Gobierno de Castilla-La Mancha, criticando previamente su ausencia en el Parlamento en el transcurso del debate. En general, ha acusado a los socialistas de “postureo e hipocresía” en la cuestión del agua, ya que realizan llamamientos a la unidad cuando en tres años de legislatura “ni una sola vez se han dirigido al PP para llegar a un acuerdo ”. “No hay ningún interés en el consenso; solo lo tienen cuando se aproxima un periodo electoral para  continuar con su particular guerra del agua”.

“Hablan mucho pero no han aportado ninguna solución a lo largo de estos años”, ha enfatizado Guarinos, pasando a enumerar después los “logros” del PP, en especial el “hito histórico” conseguido en el Memorándum del Tajo, con esa reserva estratégica de 400 hectómetros cúbicos. Frente a ello ha subrayado el “fracaso histórico” del PSOE, partido que “jamás ha ha garantizado una sola gota de agua para la garantía y el progreso de Castilla-La Mancha”. Como ejemplos ha puesto los trasvases aprobados bajo gobiernos estatales de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, contra los que García-Page “no se posicionó".

“Hasta que no ha gobernado el PP en España y en Castilla-La Mancha no se ha comenzado a defender el Tajo”, ha insistido Guarinos, concluyendo por tanto que el PSOE “no tiene credibilidad”. A ello ha añadido que el pacto es necesario pero para “evitar que sigan engañando a los ciudadanos y utilizar el agua como “arma arrojadiza”, y ha pedido a los socialistas que “se pongan a trabajar en beneficio de la región, abandonando el oportunismo y la demagogia de los que los ciudadanos están cansados”.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha