eldiario.es

9
Menú

Page, sobre el nuevo trasvase: "Estamos dispuestos a apoyar tarifa plana para la desalación"

El presidente de Castilla-La Mancha considera "absolutamente insultante" que el Gobierno autorice una nueva derivación

Desde el Ejecutivo piden de nuevo un "pacto social a nivel nacional que reconozca la prioridad de las cuencas cedentes"

- PUBLICIDAD -

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha lamentado ante  la inminente aprobación de un nuevo trasvase de agua desde la cabecera del Tajo hacia el Levante que de esta forma "se enfrenta a un pueblo contra otro", y todo ello mientras la desaladora de Torrevieja "funciona al 30%" y la de Carboneras "está parada". Ha dicho que es "una obligación moral de este país" que se pongan en marcha estas desaladoras a pleno rendimiento.

"Es insultante que se apruebe un trasvase triple a la primera gota que ha caído tras meses de sequía", ha criticado el líder del Ejecutivo castellano-manchego. "España necesita agua, y Castilla-La Mancha la necesita tanto como Murcia o el Levante". En su opinión, es "un insulto a la inteligencia y a la ética" que las desaladoras no funcionen al cien por cien, afirmación tras la que ha recordado que la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, visitó hace algunos días la desaladora de Torrevieja "y dijo que el Levante se había salvado" gracias a estas infraestructuras.

En este punto, ha recordado que su Gobierno va a impulsar iniciativas parlamentarias que se trasladarán también al Congreso de los Diputados para plantear que estas desaladoras se pongan en marcha al máximo de su capacidad. "Las hemos pagado todos los españoles. Con una sola que funcionara al cien por cien, sería innecesario el trasvase", ha enfatizado. 

"Seré el primero en defender un acuerdo a nivel nacional para que murcianos y valencianos paguen el agua de la desalación, tirado de precio, a como pagan ahora el trasvase. Y si se quiere tarifa plana para la desalación, estamos dispuestos a apoyarla", ha concluido.

La prioridad de las cuencas cedentes

De otro lado, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural del Gobierno castellano-manchego, Francisco Martínez Arroyo, ha calificado el trasvase como "un error absoluto y una forma de engañar a los ciudadanos de esta tierra". Ha insistido en la necesidad de "llegar a un acuerdo entre todos en materia del agua", un "pacto social a nivel nacional que reconozca la prioridad de las cuencas cedentes y que el agua que está en un territorio genere antes desarrollo en ese territorio".

De la misma forma se ha expresado el portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando. “No puede ser que Castilla-La Mancha esté condenada a no tener más de 400 hectómetros cúbicos en los embalses de cabecera”, ha apuntado. Y ha denunciado que una ciudad como Toledo carezca de un medidor de caudal ecológico, "porque no le interesa" al Ministerio. Por ello, considera que Isabel García Tejerina ha de cumplir con las necesidades de la región, que también es España, y "no irse por la puerta de atrás".

Para Hernando, "lo fácil y comprensible es que ante el rechazo que genera una ministra que tanto ha castigado a Castilla-La Mancha" haya personas que quieran que deje cargo. "Peor castigo es que se quede y cumpla con las necesidades de los castellano-manchegos, que para eso se supone que es ministra. No para irse ahora por la puerta de atrás habiendo traicionado a su país, porque Castilla-La Mancha es parte de España", ha señalado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha