eldiario.es

9

Page prefiere una transición que haga “innecesario” el trasvase en vez de “hablar de su fin legal”

Considera que para abrir un cauce de diálogo con Levante sobre esta cuestión no se puede poner “fecha de caducidad” a esta infraestructura

Preguntado por futuros pactos de gobierno en la región, ha dicho que siempre intentará estar “lo más cerca a un planteamiento de centralidad”

Destaca la necesidad de que la UCLM tenga un plan de saneamiento previo a su nuevo mapa de titulaciones

Sobre la reforma de la Constitución, afirma que todo el mundo invoca estos cambios pero “casi nadie cree estemos en condiciones de abordarlos serenamente”

Emiliano García-Page / JCCM

Emiliano García-Page

La fecha de caducidad del trasvase Tajo-Segura incluida en la reforma del Estatuto de Autonomía que finalmente se retiró del Congreso de los Diputados no parece que vaya a ser de nuevo un obstáculo de cara a futuros intentos de cambios estatutarios. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha dejado clara su preferencia por seguir apostando por el diálogo con las regiones de Levante y para ello, afirma, es necesario no incluir la fecha de caducidad de esta infraestructura. “En vez de hablar del fin legal del trasvase, vamos a hablar de una transición que termine provocando que este trasvase acabe siendo innecesario”, ha manifestado. O lo que es lo mismo, que este tipo de infraestructuras no sean la fuente de agua primaria para la Comunitat Valenciana y Murcia, “salvo casos solo de emergencia”.

Esta una de las numerosas cuestiones que el presidente castellano-manchego ha abordado durante su intervención en el desayuno informativo ‘Espacio Reservado’ de encastillalamancha.es. En torno a la cuestión hídrica, también ha remarcado que ahora todos los partidos reclaman un pacto de Estado, lo que demuestra que el polémico Memorándum del Tajo “que nos colaron”, y que ha permitido más derivaciones de agua, “no tenía ningún sentido". “El Levante no solo ha querido beberse el Tajo sino hacer otro trasvase desde Extremadura y eso se paró, por el mismo motivo por el que el trasvase no se hubiera construido en democracia. Los trasvases, o se generalizan, algo que ahora sería imposible, o se terminan”, ha apostillado.

“Hay que aprovechar este momento extremo y hostil de climatología para que después, cuando empiece a llover, no nos olvidemos del tema, como siempre nos pasa”. Para este objetivo, ha pedido básicamente trabajar en la senda del acuerdo sobre una base imprescindible: que se aplique “milimétricamente” la normativa europea que actualmente se contraviene. “Esta batalla la vamos a acabar ganando”, ha resaltado, anunciando además que antes del verano la Junta firmará un acuerdo con organizaciones agrarias y económicas para que la región tenga un “acuerdo propio sobre el agua”. Ha invitado al PP a unirse al mismo, manifestando su “envidia sana” por la unidad territorial que existe en Murcia en torno a este tema.

Previamente, García-Page ha querido realizar un llamamiento a todas aquellas políticas sociales destinadas a la consecución de mayor igualdad y accesibilidad. Dicho esto, ha trasladado un mensaje de “optimismo razonado” frente a la situación política y económica del país. “La sociedad se apunta normalmente a la esperanza y a la normalidad, a pesar del barullo y del terreno deslizante en el que nos movemos en los últimos años”, ha remarcado, sobre todo en referencia a la crisis económica y al contexto catalán.

Dicho esto, ha hecho hincapié en el hecho de que también haya habido una crisis política derivada de la económica y financiera, pero recordando que durante toda la democracia no ha habido “ni un solo gobierno en coalición”, aunque sí mediante pactos de investidura. Considera por ello que “queda un camino inmenso por explorar en todas las posiciones que nos den tranquilidad en los próximos años”.

"Casi nadie cree que estemos en condiciones de abordar serenamente un debate constitucional”

Esta reflexión le ha llevado a referirse a la tan reiterada reforma de la Constitución. Primero ha afirmado que la “fortaleza” e España no está “en el ruido político” y que actualmente la sociedad vive en una en una paradoja contradictoria, donde “todos invocamos la modificación de la Constitución, pero casi nadie cree que estemos en condiciones de abordar serenamente un debate constitucional”. Ha dejado claro que él está entre estos últimos y que mientras hace 40 años la Carta Magna se elaboró de forma necesaria por tratarse de un cambio de régimen, ahora lo que hay que hacer es “celebrarla”, independientemente de que “haya cosas que se puedan mejorar”. A este respecto, explica que en tanto que no haya una alternativa global -“y no la hay”- y en un momento de “libertad y democracia normal”, debe haber “sosiego y no amenazas ni chantajes”.

De este punto se ha trasladado al análisis de la legislatura en España, al considerar que casi todos los partidos la están “dando por agotada”. Según García-Page, el presidente Mariano Rajoy ha intentado “pelotear” con problemas como el de Catalunya y ha demostrado no “estar en condiciones” de abordar problemas estructurales del país. “Con este contexto, en esta legislatura, creo ni siquiera debe abrirse el melón constitucional y aunque podemos aprovechar el tiempo para ver aspectos mejorables, hay que hacerlo desde una situación de normalidad institucional”.

En otro orden de cosas, pero también apuntando al PP, el presidente de Castilla-La Mancha no ha querido referirse a las acusaciones que Álvaro Pérez 'El Bigotes', responsable de la empresa 'Orange Market' de la red Gürtel, vertió sobre Ignacio López del Hierro, marido de María Dolores de Cospedal, debido a su deseo de separar la política de las cuestiones personales o relaciones sentimentales. Simplemente ha afirmado que el PP tiene "un problema enorme" con la corrupción y que la justicia debe actuar.

Emiliano García-Page ha resaltado aparte el esfuerzo de su Gobierno por el diálogo y el acuerdo en todas las áreas, frente a la postura “obstruccionista y destructiva” del PP, y ha puesto como ejemplo la última reunión con la Asociación de Víctimas del Terrorismo, colectivo con el que se ha comprometido a impulsar una ley regional de apoyo. Lo ha enmarcado en la política de diálogo del Ejecutivo actual ya que “no sirve de nada tener mayorías cuando el concepto que se tiene de unidad es de 'uno': uno manda y los demás asienten”.

El optimismo que ha reflejado a nivel estatal también lo traslada a Castilla-La Mancha. Según ha dicho, esta región está “en muy buenas condiciones de captar crecimiento”, el cual a su vez “queremos convertir en empleo y políticas sociales, como factor de sostenibilidad”. Unido a ello, ha planteado también un acuerdo de bases de financiación autonómica y que España “se tome ya en serio la convergencia y la armonización fiscal, porque es incomprensible la enorme pelea infantil entre autonomías”. En este contexto ha hablado de la situación catalana, opinando que este asunto requiere “un acuerdo a corto, a medio y a largo plazo”. A corto plazo para frenar la “ofensiva” tal y como ha sucedido y a largo plazo porque “la falta de respeto a la legalidad vigente no deja de ser un sainete que tendrá que tener un final”.

Presupuestos Generales, UCLM y Podemos

En cuanto a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y su posible prórroga, García-Page ha apuntado a las consecuencias negativas para la estabilidad política y económica. Aquí ha vuelto a referirse a la financiación autonómica, aconsejando al Gobierno de Mariano Rajoy que “recomponga” la situación con Ciudadanos y manifestando su sorpresa por que el PP arremeta contra la formación naranja por una “irregularidad de trámite” (en referencia al informe del Tribunal de Cuentas) cuando ellos tienen “todo tipo de casos de corrupción”.

Sobre Castilla-La Mancha, se ha mostrado convencido de que la legislatura, actualmente en coalición con Podemos, finalizará en “un escenario de absoluta normalidad”. “Si alguien pensaba que iba a haber una revolución o que nos iban a salir cuernos y rabo, no ha sido así. Vamos a dar ejemplo de que hacemos normal la convivencia política. Terminaré el mandato cumpliendo mi compromiso son los electores y en muchos aspectos, lo vamos a superar”.

Se ha referido igualmente al debate en torno a la situación de la Universidad regional (UCLM). Ha dicho que esta institución académica tiene  un “enorme agujero” procedente de la legislatura anterior del PP que le ha caído “como marrón” al Ejecutivo actual. Ahora, ha añadido, la UCLM “no puede confundir la autonomía con la transparencia y para avanzar en cualquier aspecto en la que haya un solo euro público en juego, debemos abordar un plan de saneamiento antes del mapa de titulaciones”. “Las titulaciones necesitan consenso social y sosteniblidad. Hay que impedir que la universidad se vaya al garete, aclarar la cosas y que la gente sepa hasta dónde va el último céntimo de euro”.

Emiliano García-Page se ha referido por último a algunas cuestiones sobre el PP y Podemos en Castilla-La Mancha. Así, ha dado por hecho que Cospedal no repetirá como candidata del PP a la Presidencia de la comunidad autónoma, apuntando a otros nombres con el secretario general, Vicente Tirado, o el portavoz parlamentario, Francisco Cañizares. En concreto, sobre Tirado ha dicho que “dentro de lo malo” es una persona con la que puede hablar y que tiene de él un concepto mejor que “muchos de sus compañeros”.

En cuanto a Podemos, considera que su rechazo a los Presupuestos hace casi un año fue “una puñalada que sigo teniendo clavada” pero que ahora tiene “la obligación política de convivir con ello y superarlo. “Mi obligación y mi sueldo están en que esa úlcera se me quede”. Posteriormente, preguntado por posibles pactos de futuro, ha insistido en que luchará por gobernar en solitario, pero que siempre intentará estar “lo más cerca a un planteamiento de centralidad”.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha