eldiario.es

9

Dos tapas de la región, en la recta final en el concurso que busca el mejor chef medieval

Olivenza acogerá la fase final del Concurso de Pinchos y Tapas Medievales, organizada por la Red de Ciudades y Villas Medievales

Tapa Consuegra concurso Ciudades Medievales

Tapa de Consuegra

Olivenza prepara sus mejores galas para acoger la undécima edición del Concurso Internacional de Pinchos y Tapas históricos que organiza la Red de Ciudades y Villas Medievales. Once cocineros lucharán por convertirse en el mejor chef medieval del año 2018. De forma previa, han tenido que superar el concurso previo que les ha coronado como los mejores cocineros históricos de su comarca. La ciudad lo organiza por segunda vez, y se da la circunstancia de que volverá a su formato original de concurso, precisamente en Olivenza, después de que en los últimos años se convocara como certamen.

Entre los ingredientes de sus pinchos, los participantes sólo pueden utilizar aquellos que ya existieran en la Edad Media. Y además, deben tender siempre a usar aquellos que mejor definen a su tierra. Los cocineros que optan al premio proceden de las ciudades de Almazán (Soria), Consuegra (Toledo), Ciudad Rodrigo (Salamanca), Estella-Lizarra (Navarra), Hondarribia (Gipuzkoa), Jerez de los Caballeros (Badajoz), Laguardia (Alava), Manzanares el Real (Madrid), Olivenza (Badajoz) y Sigüenza (Guadalajara) en España, y Marvão en Portugal.

Los cocineros en liza las servirán en diferentes bares y restaurantes de acogida durante el fin de semana correspondiente a los días 17 al 18 de noviembre. De esta manera el turista podrá ver Olivenza siguiendo una ruta gastronómica de altura con once suculentas paradas. Los precios, populares. 2,5 euros el pincho, bebida no incluida.

Pelegrino 2.0

Tapa de Sigüenza Foto: Asador Baja

Además, Olivenza sirve como el escenario perfecta para la competición, debido a su extensa historia, ligada a la reconquista de Badajoz por el rey de León, Alfonso IX, la primavera del año 1230. Para recompensar la participación que los Templarios a su servicio tuvieron en esa campaña, Alfonso IX les concedió los enclaves de Burguillos y Alconchel. Desde ese punto, la Orden creó la encomienda de Oliventia, erigiendo un templo a Santa María y levantando un castillo.

Alfonso X el Sabio desalojó a los Templarios de aquella valiosa posición en la frontera y entregó el lugar al Concejo y Obispado de Badajoz. Más tarde, Olivenza sería cedida por la regente Dª María de Molina, en nombre de su hijo, menor de edad, Fernando IV de Castilla al rey D. Dinis de Portugal (Tratado de Alcañices, 1297). D. Dinis elevó la antigua aldea castellana a la categoría de Villa, reconstruyó la fortificación templaria e impulsó la colonización del término con portugueses. Sus sucesores reforzaron con diversas medida la posición estratégica de Olivenza, concediendo privilegios y regalías al vecindario y realizando importantes obras defensivas.

Tras el esplendor que vivió en el siglo XVI, Olivenza se verá envuelta de forma muy directa en la Guerra de Restauración (1640), siendo conquistada en 1657 por el Duque de San Germán y devuelta a Portugal al firmarse las Paces de Lisboa (1668). De este período data el diseño de sus fortificaciones abaluartadas, cuya construcción se dilataría durante la siguiente centuria.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha