Renuncia a sus competencias el edil del PSOE de Benejúzar que anunció una demanda a Oltra por acusarle de quitar vacunas a personas mayores

Jose Antonio García Gómez.

José Antonio García Gómez ha renunciado a sus competencias en el Ayuntamiento de Benejúzar, donde venía ejerciendo de concejal de Sanidad, Hacienda y Empleo, entre otras áreas, por el grupo socialista.

Este movimiento acatado por el alcalde Miguel López Arenas, también del PSOE, es de carácter “cautelar y provisional, hasta el total esclarecimiento de las injustas acusaciones”, señala a este medio, por lo que no descarta que vuelva a desempeñar competencias en un futuro próximo.

Los socialistas de Benejúzar, donde gobiernan en coalición con Ciudadanos, insisten en la inocencia del edil. El propio García Gómez ha enviado una carta al alcalde donde indica que su cese viene motivado por la apertura de diligencias por parte de la Fiscalía anticorrupción de Alicante para averiguar si existe delito en la vacunación a altos cargos de la provincia.

Al mismo tiempo, añade, ha cumplido “escrupulosamente con las indicaciones y calendarios que desde la propia Conselleria de Sanidad se indicaron y trasladaron”. Se da la circunstancia de que García Gómez es “médico con despacho” -explica el alcalde- en el Hospital de Torrevieja, donde se vacunó, lo que al conocerse originó su cese como comisionado del área de Salud a petición de la propia Conselleria de Sanidad.

El caso del edil de Benejúzar lo sacó a relucir en el pleno de la Diputación de Alicante el PP, que acusaba al PSOE de no tener credibilidad por reclamar la dimisión del alcalde de La Nucía, Bernabé Cano, a quien la institución provincial de momento ha retirado sus competencias como diputado de forma “permanente” tras las presiones de sus socios de Ciudadanos.

Asimismo, García Gómez avanzó en rueda de prensa este martes que pensaba presentar un acto de conciliación, como paso previo a la presentación de una demanda, contra la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, de Compromís, por asegurar, preguntada por las vacunaciones de los alcaldes, que "están quitado la vacuna a una persona mayor que igual se muere o a un sanitario que igual se contagia”.

Este jueves, el grupo municipal socialista de Benejúzar ha asegurado que “la propia Conselleria de Sanidad, manifestó, a preguntas de la corresponsal de RNE en Alicante, que había visto que el nombre del ya ex comisionado del hospital de Torrevieja y concejal de Benejúzar no aparecía en la lista de investigados por la propia conselleria, que su proceso de vacunación fue acorde a las instrucciones dadas, ya que el comisionado es médico y ejercía su labor no asistencial en un hospital".

Presión de Ciudadanos

La renuncia a sus competencias se ha comunicado tras la nota de prensa emitida por Ciudadanos en Benejúzar asegurando que se debía a la presión que habían venido realizando. La portavoz naranja Rosa María García, han seguido la línea marcada por la dirección de Ciudadanos, que les llevó a anunciar “la ruptura del pacto de Gobierno en caso de que no se produjera la retirada de competencias al edil de Sanidad pero, tras su cese, el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos sigue totalmente vigente”.

La también primera teniente de alcalde ha declarado: “Desde Cs hemos actuado con total coherencia política, exigiendo responsabilidad a todos los cargos públicos implicados”. Según ha relatado la edil, “fue la Conselleria de Sanidad la que provocó esta situación forzando la dimisión como comisionado del hospital de Torrevieja y ahora, por tanto, debe ser la consellera Ana Barceló quien aclare todo lo sucedido como máxima responsable”.

Esta misma presión ha llevado al PP a dejar sin competencias a Bernabé Cano en la Diputación de Alicante. Sin embargo, no ha existido en Orihuela donde ambas fuerzas gobiernan y donde los votos de Cs impidieron que saliera adelante una moción de la izquierda contra el edil de Sanidad del PP.

Etiquetas
Publicado el
4 de febrero de 2021 - 19:12 h

Descubre nuestras apps

stats