La portada de mañana
Acceder
Los países más vulnerables al coronavirus están en América Latina y Europa del Este
Los seguros privados de salud se hacen fuertes en Madrid
Opinión – Contra la ignorancia, siempre, por Antón Losada

El sector cooperativo valenciano aguanta el embate de la pandemia en 2020: se crearon 152 entidades, dos menos que el año anterior

Una cooperativa en la Comunitat Valenciana.

En 2020 se crearon 152 nuevas cooperativas de trabajo en el territorio valenciano, el 89% del total y tan solo dos menos que durante el ejercicio anterior a la pandemia provocada por el COVID-19, según datos del Registro de Cooperativas de la Comunitat Valenciana. En número de empleos la creación de estas cooperativas se tradujo en 358 puestos de trabajo estables. Con 2.180 cooperativas (último dato publicado por el Ministerio de Trabajo y Economía Social a 30/06/2020), la valenciana sigue siendo la tercera comunidad autónoma en número de cooperativas y empleos. 

De acuerdo con los datos del Registro, en 2020 se crearon 152 cooperativas de trabajo en las comarcas valencianas (70 en Valencia, 64 en Alicante y 18 en Castellón). En comparación con el ejercicio anterior, la creación de cooperativas se habría frenado en un 1,3%. Para el presidente de Fevecta Emilio Sampedro, “teniendo en cuenta que la reducción en la creación general de empresas en la Comunidad Valenciana ha sido del 13% valoramos que el sector cooperativo ha aguantado mejor el embate de la pandemia”.

“Siguiendo la tendencia de lo que está ocurriendo en el resto del Estado, parece que podemos decir que las cooperativas están resistiendo también esta crisis. Lo cual no quiere decir que el sector no lo esté pasando mal, porque la situación no es buena, en general, para ninguna empresa. Lo que sí es cierto es que la flexibilidad y capacidad de autorregulación del modelo cooperativo eleva la capacidad de aguante de nuestras empresas. La pandemia nos ha puesto a prueba y lo que ha hecho el sector cooperativo ha sido resistir de muchas maneras: adaptándose, diversificando su actividad, creando nuevas líneas de negocio… y siempre manteniendo al máximo el empleo porque ese el principal rasgo que nos diferencia. Las personas son lo primero en nuestras empresas”, explica el presidente de Fevecta.

Las nuevas cooperativas creadas en 2020 han generado 358 nuevos puestos de trabajo directos (59% hombres y 41% mujeres). A este respecto, el presidente de Fevecta, Emilio Sampedro, ha vuelto a recordar el potencial de esta fórmula jurídica como opción de emprendimiento para aquellas personas que desean hacer empresa de otra manera. Según datos del servicio de atención a personas emprendedoras de Fevecta, que en 2020 atendió a más de 300 emprendedores y ayudó a constituir un 32% de las cooperativas de trabajo creadas en todo el territorio valenciano, quienes pasaron por el servicio en busca de asesoramiento adujeron escoger la forma cooperativa para su empresa por razones como su cultura empresarial (36,2%); Por su Régimen Fiscal, ayudas específicas, posibilidad de escoger el Régimen de Seguridad Social o capitalizar pago único (27%); por una combinación de ambos factores (26,4%); como fórmula para transformar su empresa o dar continuidad en mejores condiciones a una actividad previa (6,1%); o por otras (4,2%). En ese sentido, los datos evidencian, según Sampedro, “lo ventajoso de esta forma de empresa frente a otras fórmulas jurídicas tanto por la flexibilidad y capacidad de autorregulación, su régimen fiscal ventajoso, la posibilidad de escoger entre el régimen general y RETA para sus socios o un marco anual de ayudas específicas”.

En conjunto, el sector cooperativo de trabajo valenciano está formado actualmente por 1.961 empresas activas (1.027 en Valencia, 653 en Alicante y 195 en Castellón), lo que supone el 89% del total del sector cooperativo de la Comunitat Valenciana.

Por sectores de actividad, las nuevas cooperativas creadas en 2020 se distribuyen de la siguiente manera: un 61,2% del sector servicios; le siguen a bastante distancia los pequeños comercios con el 16,4%; las cooperativas del sector industrial, que representaron el 8,5%; la construcción con el 7,2%, las dedicadas al sector primario con el 4% y, muy por debajo de lo que suele ser habitual como consecuencia de la coyuntura, las dedicadas a la enseñanza 2% y el transporte 0,7%.

Alternativa de autoempleo en tiempos de crisis

A pesar de las dificultades del contexto, durante 2020 apenas se notó la incidencia de la pandemia en cuanto a la iniciativa emprendedora de acuerdo con la afluencia total de grupos que fueron atendidos por el Servicio de Atención a Personas Emprendedoras de Fevecta, si bien es cierto que en los meses de abril y mayo se registraron los datos más bajos de atención desde que se dispone de registros. En total, 166 grupos fueron atendidos (107 eran de Valencia, 26 de Castellón y 46 de Alicante)., lo que supone una reducción del 5,7%, respecto a 2019, una pequeña contracción que, no obstante, sólo ha acabado teniendo un impacto del 1,3% en cuanto a la creación anual de cooperativas.

En total, fueron asesoradas más de 300 personas y, como resultado, la entidad constituyó 49 cooperativas de trabajo que han generado 109 empleos indefinidos.

En relación con el perfil de las personas emprendedoras atendidas en este servicio, Sampedro ha destacado que el perfil tipo en 2020 es el de una mujer (56%), con estudios superiores (55,4%), de entre 25 y 45 años (84,5%) y desempleada (45,6%). Respecto de la situación laboral de los emprendedores que buscan crear una cooperativa, se destaca que, tras una bajada progresiva desde el final de la anterior crisis del porcentaje de los emprendedores en situación de desempleo que buscaban en la cooperativa una fórmula de autoempleo, en el último año se incrementa 13 puntos y alcanza el 45,6% volviendo a situarse en primera posición por delante de los trabajadores por cuenta ajena que bajan al 29,1%, mientras que los autónomos se mantienen en la tercera posición, aunque bajan al 20,4%, tras haber alcanzado en 2019 el nivel más alto de toda la serie desde antes de la crisis. Estos datos evidencian, asegura Emilio Sampedro, que “en el año de pandemia la cooperativa vuelve a ser un refugio para personas desempleadas que buscan autoemplearse”.

El Servicio de atención a Emprendedores de Fevecta es una iniciativa financiada por la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, el Ministerio de Trabajo y Economía Social y el Fondo Social Europeo (FSE).

Etiquetas
Publicado el
24 de marzo de 2021 - 11:40 h

Descubre nuestras apps

stats