Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Ucrania entra en el tercer año de guerra con miedo al olvido y dificultades ante Rusia
Koldo García, su mujer y un hermano cobraban sueldos públicos y comisiones
La corrupción siempre llama dos veces. Por Rosa María Artal
Sobre este blog

Secció de cultura de l'edició valenciana d'elDiario.es.

La artista Simone Fattal recibirá el Premio Internacional Julio González del IVAM en 2024

Retrato de Simone Fattal.

elDiariocv

València —

0

El Consejo Asesor del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) ha aprobado otorgar el Premio Internacional Julio González 2024 a la artista Simone Fattal (Damasco, 1942) por su aportación al arte contemporáneo. Con motivo del galardón, el IVAM prepara una exposición, comisariada por Nuria Enguita y Rafael Barber, que revisa las principales líneas del trabajo de esta creadora franco-libanesa.

Simone Fattal se ha mostrado muy satisfecha por un galardón que reconoce su contribución a la escultura contemporánea. “Me siento honrada y agradecida por que el IVAM me haya otorgado el premio Julio González”, ha declarado la artista que encuentra un fuerte vínculo entre su trabajo y el del escultor en la forma de entender la abstracción.

“Al pasear por las salas dedicadas a Julio González en el IVAM, uno queda impresionado por el logro del artista al combinar —en una rara hazaña— la abstracción con el surrealismo de su tiempo, trascendiendo, en mi opinión, este último para alcanzar un lenguaje atemporal. Es enigmático, a la vez que ingenioso”, ha resumido la creadora.

La práctica multidisciplinaria de Simone Fattal entiende el tiempo como una materia elástica que no distingue pasado, presente y futuro. Su inspiración bebe de la mitología (desde el antiguo Egipto hasta el misticismo suní, pasando por la tradición grecorromana) creando figuras arquetípicas que traen al presente todas las narraciones que una vez sirvieron para explicar y entender el mundo.

La obra de Fattal, principalmente escultórica, opera en un espacio pluricultural y nómada distinto al que escribe la historia oficial y que transporta el espectador a un “lugar histórico” casi arqueológico que viene de muy lejos, que habla muchas lenguas, que ha conocido muchos dioses y diosas pero que, sin embargo, existe aquí y sucede ahora.

Al igual que en la práctica de Julio González, a cuyo trabajo la artista se siente profundamente conectada, la obra de Simone Fattal trasciende con su práctica los prejuicios que la historia y la academia reservan para ella. Ambos artistas, en épocas muy distintas, se han acercado a formas de hacer arte conectadas con la tierra y sus historias, en un diálogo directo con la artesanía y otras formas de hacer que conviven con lo popular, ofreciendo de esta manera una visión del mundo que entiende lo universal desde lo íntimo.

El Premio Internacional Julio González, que se instauró en el año 2000, ha distinguido a artistas como Georg Baselitz, Anish Kapoor, Annette Messager, Robert Rauschenberg, Mona Hatoum, Miquel Navarro, Carmen Calvo, Pierre Soulages, Frank Stella, Jasper Johns, Christian Boltanski o Andreu Alfaro. Desde el año 2016 el premio Julio González es bienal y está dotado con 20.000 euros.

Simone Fattal

Nacida en Siria en 1942 y criada en El Líbano, Fattal estudió filosofía en París y se estableció como artista a finales de la década de 1970 en Beirut, donde expuso sus obras hasta el comienzo de la guerra civil libanesa. Abandonó Líbano en 1980 y se instaló en California, donde fundó The Post-Apollo Press, una editorial dedicada a obras literarias innovadoras y experimentales. En 1988 se matriculó en el Instituto de Arte de San Francisco para retomar su práctica artística y activar una nueva dedicación a la escultura y la cerámica.

A través de la escultura, la pintura, la fotografía y otros medios, investiga los límites de la figuración, inspirándose en figuras que aparecen a lo largo de la historia del Mediterráneo: una cosmogonía de cuerpos en pie y arquitecturas resistentes. Sus obras, sobre todo realizadas con bronce, arcilla o gres, remiten a la literatura, los cuentos sumerios, la épica árabe o la poesía sufí.

Ángeles, centauros, héroes y dioses se suman a ruinas arquitectónicas y figuras de frutas, animales o comida que hacen referencia al paraíso perdido por la destrucción de lugares históricos como Palmira o Alepo. Las obras de Fattal son atemporales, a la vez arcaicas y modernas, y son ejemplo de una reflexión sobre la humanidad y su lugar en el mundo y en la historia. 

Su trabajo se ha mostrado internacionalmente mediante exposiciones en importantes instituciones como - TBA21 Academy, Ocean Space, Venice (2023); Portikus, Frankfurt (2023); La Biennale di Venezia, Venice (2022); 16th Lyon Biennale, Lyon (2022); 12th Berlin Biennale, Berlin (2022); Whitechapel Art Gallery, London (2021); ICA Milan, Milan (2021); Bergen Kunsthall, Bergen (2020); MOMA ps1(2019); Lille Métropole Musee d’art moderne (2019); Punta Della Dogana, Pinault Collection, Venice (2019).

Sobre este blog

Secció de cultura de l'edició valenciana d'elDiario.es.

Etiquetas
stats